Desde 2009 cuando visitamos Euskadi de vacaciones teníamos ganas de volver a una de las regiones más bonitas de España, sobre todo por San Sebastián.

Esto lo realizamos en el verano de 2013 en un viaje combinado en el que además también visitamos Cantabria teniendo como base Santillana del Mar. También hicimos una visita relámpago a Oviedo y conocimos tanto las costas de ambas regiones como la zona cántabra de los Picos de Europa.

Y de camino al norte, hicimos una pequeña visita a Valladolid.

La preparación del viaje

Cantabria - Santillana del MarComo es costumbre en nuestros viajes por España, fuimos en nuestro propio coche para poder tener más libertad de movimiento en destino y aprovechar todas las ventajas de viajar en coche.

Primero pasamos 4 noches en Santillana del Mar, concretamente en la Casona de los Caballeros, un hotel situado en un edificio del siglo XVI rodeado de unos parajes llenos de tranquilidad y muy cercano al centro de la localidad.

En San Sebastián elegimos el Hotel Barceló Costa Vasca, situado en una zona muy tranquila cerca de la Playa de Ondarreta. Allí pasamos 3 noches y recomendamos este hotel a todo el mundo.

Día 1. Visita a Valladolid en el camino hacia el Cantábrico

Valladolid - Plaza MayorPartimos de Madrid en un día muy caluroso camino de una zona donde las temperaturas son más agradables aunque no siempre pudimos disfrutar de ellas por una ola de calor que azotó la Península esos días.

En el camino hacia Cantabria hicimos una parada en Valladolid, para visitar esta ciudad y aprovechar para comer. Aparcamos el coche y comenzamos a caminar con destino la Plaza Mayor tras callejear por algunas de las calles más comerciales de la ciudad. Muy cerca de la Plaza Mayor se encuentra la Catedral de Valladolid, un bonito templo inacabado que nos gustó.

La visita fue muy breve, sobre todo por el insoportable calor, antes de seguir nuestro camino hasta Santillana del Mar donde las temperaturas ya eran más agradables. Allí, además había una fina lluvia por lo que decidimos dar un pequeño paseo e ir a descansar.

Día 2. Por la costa occidental de Cantabria

Comillas - Palacio de SobrellanoNuestro primer día completo en Cantabria lo dedicamos a recorrer la costa occidental desde Santillana del Mar (aunque no está junto al mar) hasta San Vicente de la Barquera. Sin duda, una ruta muy recomendable.

Tras dejar atrás Cóbreces, un pequeño pueblo con mucho encanto  por la Iglesia de San Pedro ad Vincula y la Abadía de Santa María de Viaceli, llegamos a Comillas, una ciudad que nos encantó y con dos zonas muy diferenciadas.

En Comillas puedes hacer una ruta por sus maravillas modernistas, como El Capricho de Gaudí, y otra ruta por la zona monumental, que es como en su Oficina de Turismo llaman a la zona donde no hay lugares modernistas.

Tras la comida continuamos junto al mar hasta llegar a San Vicente de la Barquera, una población marinera muy especial que nos encantó y por la que dimos un agradable paseo con olor a mariscada antes de regresar nuevamente a Santillana del Mar.

Día 3. Los Picos de Europa y Santander

Cantabria - Fuente DeEste día lo íbamos a dedicar a visitar una de las zonas más bonitas de Cantabria y de todo el norte de España. Temprano nos fuimos hacia el interior tomando una espectacular carretera siguiendo el curso del Río Deva que discurre por el llamado Desfiladero de la Hermida. Realmente espectaculares los paisajes.

Pero el paisaje se torna todavía más espectacular en Fuente De, nuestro siguiente destino, estando a los pies de las majestuosas montañas de los Picos de Europa a las que subimos gracias a su histórico teleférico.

Tras admirar las vistas que tienes desde arriba, volvimos al coche y nos dirigimos hasta Potes, no sin antes hacer una parada en el bonito pueblo de Mogrovejo y en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, uno de los lugares santos del cristianismo.

Potes - Casco AntiguoNuestra siguiente parada fue Potes, uno de los pueblos más bonitos en los que hemos estado con un encanto muy especial y donde se puede disfrutar de una gastronomía muy exquisita. Desde allí volvimos nuevamente hacia la costa haciendo parada primero en la Iglesia de Santa María de Lebeña, una joya del prerrománico y disfrutando de nuevo del Desfiladero de la Hermida.

El día lo terminamos en el centro de Santander. No hicimos una visita completa a esta bonita ciudad, pues ya la conocíamos, pero sí que pudimos cenar y dar un agradable paseo.

Día 4. Viaje relámpago a Asturias

CudilleroPues sí, Oviedo está bastante lejos de Santillana del Mar. Pero queríamos visitar a unos amigos que viven allí y a los que casi siempre vamos a ver cuando estamos en el norte de España y hasta allí nos fuimos este día.

Como hasta por la tarde no habíamos quedado con ellos, por la mañana nos fuimos hasta Cudillero, para nosotros el pueblo más bonito de Asturias y uno de los más bonitos de España.

La sensación que es estar a los pies del llamado “Anfiteatro de Cudillero” es algo que solo se puede comprender si has estado.

Cantabria - Santillana del Mar - ColegiataTras esta visita nos fuimos hasta Oviedo, otra ciudad que nos encanta y en la que hemos estado varias veces. Y a pesar de eso siempre queremos pasear por la ciudad y descubrir nuevos rincones.

Esta vez entramos en la Catedral para ver la Cámara Santa y además pudimos disfrutar de una curiosa exposición que había junto a ella sobre los misterios de la Sábana Santa. Realmente interesante.

A media tarde, regresamos nuevamente hasta Santillana del Mar, para dar un bonito paseo por su casco antiguo, disfrutar de la Colegiata de Santa Juliana y cenar.

Día 5. Recorriendo la costa oriental de Cantabria

Cantabria - Playa de LangreYa habíamos visitado la costa occidental así que hoy tocaba visitar la costa oriental, que también tiene muchos pueblos y lugares de interés.

Pedreña fue nuestra primera visita para disfrutar de su puerto y su playa y tener desde allí las mejores vistas que se tienen de Santander y la Península de la Magdalena, pues esta población se encuentra justo enfrente al otro lado de la bahía.

Esta es una zona de interesantes playas, como puede ser la Playa de Somo y sobre todo la Playa de Langre, nuestro siguiente destino.

Santoña - MarismasSon en realidad 2 playas situadas bajo un acantilado desde el que tienes unas vistas geniales. la siguiente localidad es Ajo, un lugar muy turístico también con playas muy bonitas aunque lo más interesante son las vistas que se tienen desde el Faro del Cabo de Ajo.

Posteriormente visitamos Isla, Noja y finalmente Santoña y sus marismas donde el olor a mar te recuerda la calidad de sus anchoas.

Para finalizar el día fuimos hasta Suances, al oeste de Santander, otra ciudad muy turística con unas playas muy bonitas y por donde dimos un agradable paseo antes de pasar nuestra última noche en Cantabria.

Día 6. De Cantabria a San Sebastián

Bilbao - Puente ColganteBajo un sol abrasador, poco frecuente en estas regiones, hicimos nuestro viaje de traslado desde Santillana del Mar hasta San Sebastián. Pero por el camino se encuentran lugares excepcionales que hay que visitar.

Laredo es uno de ellos, aunque no lo visitamos. Otro es Castro Urdiales, una ciudad marinera preciosa en la que hicimos una parada para disfrutar de sus calles y monumentos.

Muy cerca de Bilbao se encuentra el Puente de Vizcaya, una joya de hierro que sirve para comunicar Getxo con Portugalete. En esta ciudad decidimos comer y disfrutar de una de las grandes obras de la ingeniería en la historia antes de emprender camino a San Sebastián.

En Donosti hacía también bastante calor por lo que no decidimos dar un paseo hasta que anocheció yendo desde nuestro hotel hasta la Parte Vieja disfrutando de la Playa de la Concha y sus alrededores.

Día 7. Por la Costa Vasca al oeste de San Sebastián

Euskadi - ZumaiaLa parte de la Costa Vasca que queda al este de San Sebastián ya lo habíamos visitado en otros viajes así que esta vez lo dedicamos a la parte que queda al oeste.

Nuestro recorrido del día comenzó en Mutriku, una localidad no demasiado conocida pero que recomendamos visitar por su casco antiguo, su puerto y las vistas que hay en los alrededores. Y es que allí comienza una ruta muy conocida, la Ruta del Flysch, que te lleva por una carretera junto al mar teniendo la posibilidad de descubrir también Deba o Zumaia.

Muy cerca se encuentra Getaria, la localidad natal de Juan Sebastián Elcano y Zarautz, donde se encuentra la playa más grande de Euskadi.

Nuestro recorrido finalizó en San Sebastián para dar un paseo por la Playa de Ondarreta y disfrutar del Peine del Viento, una de las obras maestras de Eduardo Chillida.

Día 8. Hondarribia, el Monte Jaizkibel y último paseo por San Sebastián

San Sebastián -AtardecerNo podemos estar en Guipúzcoa y no visitar Hondarribia. Se trata de una de las ciudades más bonitas del Cantábrico y a la que recomendamos ir. Se encuentra muy cerca de la frontera con Francia y pasear por La Marina o por su Casco Antiguo disfrutando de sus coloridas casas es una experiencia única.

Tras dar un paseo, por enésima vez, por Hondarribia volvimos hacia San Sebastián, pero no por la autopista sino por el Monte Jaizkibel, donde se encuentra la Ermita de Guadalupe, patrona de Hondarribia, y desde donde se tienen una vistas geniales del Mar Cantábrico y de las últimas estribaciones de los Pirineos.

Esta carretera termina en Pasaia, otro lugar excepcional, y desde allí volvimos a San Sebastián para dar nuestro último paseo por la Parte Vieja, la Playa de la Concha, la zona de la Catedral del Buen Pastor, del Ayuntamiento y disfrutar de los famosos pintxos de sus bares.

Así terminaba nuestro viaje de 8 días antes de volver nuevamente a Madrid y desear volver a esta zona que nos encanta.

 

Twittear
Compartir
Pin
+1