Cómo moverse por Viena. Guía del transporte público

El transporte público de Viena es muy eficiente además de limpio y puntual, tal y como se espera de un país tan ordenado como Austria.

Con la fantástica red de transporte público de Viena podrás llegar a casi cualquier punto de la ciudad gracias a su red de metro y de tranvías, muy modernos ambos.

Si quieres obtener más información sobre los transportes de Viena así como de las tarifas para utilizarlos puedes entrar en la página oficial del transporte público de Viena.

El Metro de Viena, uno de los más modernos de Europa

Viena - MetroEl Metro es el medio de transporte más utilizado, con permiso del tranvía, y fue inaugurado en 1969 convirtiéndose en uno de los más modernos de Europa y de los que mejor funcionan.

El Metro de Viena está formado por 6 líneas y con ellas puedes llegar a todos los puntos turísticos de la ciudad por lo que utilizarlo será casi obligatorio si quieres recorrer toda la ciudad. Quitando la línea U6, todas las líneas son importantes para llegar a algún punto turístico de la capital austriaca.

El horario de funcionamiento del Metro de Viena es de 5:30 h a 0:30 h, aproximadamente, pues no todas las estaciones tienen el mismo horario. La frecuencia de paso de los trenes es muy buena llegando a ser 2-3 minutos en hora punta y hasta 8 minutos por la noche a partir de las 20:30 h.

Como dato importante, decir que en la entrada de las estaciones no hay tornos por lo que deberás validar el billete en las máquinas que hay en la entrada sin que una barrera física te impida el paso. A pesar de ellos, ningún vienés se cuela, por lo que lo mejor es que tú tampoco lo hagas.

El tranvía de Viena, de las mejores del mundo

Viena - TranviaEl tranvía en Viena es tan utilizado y llega a tantas partes, que se considera uno de los mejores del mundo con una red muy extensa con más de 30 líneas que facilitan el transporte entre casi cualquier punto de la ciudad.

Desde el punto de vista turístico, las líneas más importantes son la 1 y 2, que recorren la Ringstrasse y por tanto los principales monumentos que ver en Viena. Por eso, mucha gente que no dispone de mucho tiempo hace su visita turística a bordo de uno de estos tranvías.

La frecuencia de paso de los tranvías es de unos 2-3 minutos en hora punta siendo de 5-6 minutos en horas normales. Su horario de funcionamiento es entre las 5 h y medianoche aunque hay algunas líneas que finalizan su recorrido a las 21 h por lo que conviene consultar para no llevarse alguna sorpresa.

Los autobuses de Viena

Viena - AutobusLos autobuses son también un medio de transporte muy eficaz en Viena.

Pero posiblemente no lo utilices demasiado ya que con el metro y el tranvía se puede llegar a prácticamente cualquier lugar y son mucho más fáciles de usar.

Pero son las líneas nocturnas las que te pueden resultar útiles, ya que a esas horas no funciona ni el metro ni el tranvía.

Estas líneas funcionan entre las 0:30 h y las 5 h con una frecuencia de 30 minutos.

Moverse en taxi por Viena

El taxi es la opción más cómoda pero a menos que vayas con mucho equipaje o necesites por algún motivo ir puerta a puerta, no es muy recomendable debido a las excelentes redes de metro y tranvía de la ciudad.

Los taxis en Viena son bastante caros y un trayecto corto puede llegar a costarte hasta 10 €. Además no se paran por la calle igual que en otras ciudades europeas por lo que hay que ir a una parada de taxis para poder coger uno o llamar por teléfono solicitándolo.

Algunos puntos a tener en cuenta es que hay que pagar un suplemento si viaja más de una persona, si se lleva equipaje y que pocos aceptan tarjetas de crédito.

Billetes y tarifas del transporte público de Viena

Una de las ventajas del transporte público de Viena es que el mismo billete vale para todos los medios de transporte, a diferencia de otras ciudades.

Además del billete sencillo, que deberás validar antes de entrar en el metro o subir al autobús o tranvía, existen también abonos temporales con los que usar ilimitadamente el transporte durante su tiempo de validez.

También hay que prestar atención a la Vienna Card, una tarjeta turística con la que además de ofrecer descuentos para diferentes museos y monumentos de la ciudad, también tienes transporte ilimitado durante su tiempo de validez.

Los precios de los diferentes billetes y abonos son los siguientes:

  • Billete sencillo: 2,20 €. Si los compras directamente al conductor del tranvía o autobús, 2,30 €.
  • Abono 24 horas: 7,60 €
  • Abono 48 horas: 13,30 €
  • Abono 72 horas: 16,50 €
  • Abono 7 días: 16,20 €. Solo es válido de lunes a lunes, es decir aunque lo compres un viernes solo te servirá hasta el lunes siguiente.
  • Vienna Card 48 horas: 18,90 €
  • Vienna Card 72 horas: 21,90 €

Los billetes pueden comprarse en las taquillas y en las máquinas expendedoras del metro y también en los estancos. Es posible comprar directamente al conductor en autobuses y tranvías pero en este caso te costarán más.

Fotos: Wikipedia

Etiquetas: