En este diario os contamos el viaje que realizamos en septiembre de 2015 a las bonitas ciudades andaluzas de Córdoba y Sevilla.

Nuestro viaje comenzó esta vez en Plasencia y fuimos inicialmente hasta Córdoba donde permanecimos dos noches para posteriormente trasladarnos a Sevilla y permanecer allí otras 2 noches.

Fueron solo 4 días pero muy intensos en los que pudimos admirar la Mezquita-Catedral, el Alcázar de los Reyes Cristianos o la Judería de Córdoba así como la Plaza de España, el Barrio de Triana y los barrios más históricos de Sevilla.

La preparación del viaje

Córdoba - Parador la ArruzafaEste viaje lo realizamos en nuestro propio coche, la manera más cómoda de viajar y que te ofrece más libertad a pesar del inconveniente que pueda conllevar buscar aparcamiento. Los hoteles los reservamos a través de hoteles.com.

Para nuestros primeros días del viaje elegimos el Parador de Córdoba, situado a las afueras de la ciudad en un edificio muy moderno pero con todas las garantías y comodidades que te ofrecen los Paradores. Además, tiene piscina por lo que viene bien para refrescarse en días de calor.

En Sevilla elegimos el AC Sevilla Torneo, situado muy cerca de La Cartuja a unos 10 minutos del centro de la ciudad. Esos días los precios de los hoteles estaban muy altos y tuvimos que buscar alejados del centro. El hotel bastante bien, excepto el desayuno que nos pareció escaso. Tenía parking de pago pero se podía aparcar gratis perfectamente en la calle.

Día 1. Llegada a Córdoba y paseo por las plazas de la ciudad

Cordoba - Plaza de la CorrederaTras atravesar Extremadura llegamos a mediodía a Córdoba, donde hacía un calor bastante sofocante pero llevadero. Tras comer en el restaurante del Parador y descansar un poco decidimos comenzar nuestro recorrido por la ciudad.

Hasta el centro fuimos en coche, que dejamos en un parking cercano a la Plaza de las Tendillas, una de las principales de la ciudad.

Es una de las más animadas y de ella parten algunas de las calles comerciales más importantes, por las que fuimos hasta llegar a la Plaza de la Corredera dejando atrás antes el Templo Romano.

Cordoba - Puente RomanoTras admirar la Plaza de la Corredera, la única plaza mayor rectangular de Andalucía y con un gran parecido a las principales plazas castellanas, fuimos hasta la Plaza del Potro, una plaza alargada que finaliza en el Paseo de Ribera, el paseo que discurre junto al río y a que esa hora de la tarde ya se encontraba abarrotada de gente disfrutando de una de las zonas con más ambiente ye encanto de Córdoba.

Ya entrada la noche acabamos nuestro recorrido en el Puente Romano y la Torre de la Calahorra para admirar la Mezquita de Córdoba iluminada y regresar hasta el coche y el hotel. Además, las vistas que se tienen desde el otro lado del puente de la mezquita y de su entorno son realmente espectaculares.

Día 2. Los principales monumentos que visitar en Córdoba

Cordoba - Alcazar de los Reyes CristianosEl día comenzó en el Alcázar de los Reyes Cristianos, uno de los monumentos que definen la unión de 3 culturas en Córdoba, en este caso la cristiana. Tanto el palacio como los jardines son muy interesantes y es un recorrido muy bonito.

Muy cerca se encuentra la Mezquita-Catedral de Córdoba, el monumento más famoso de la ciudad y el más visitado. Resulta muy curiosa la mezcla de estilos del edificio y ver cómo una mezquita acabó evolucionando hacia una catedral. Esta es la muestra de la cultura musulmana.

Córdoba - JuderíaY la tercera cultura es la judía, cuyo monumento representativo es la Sinagoga, a donde fuimos callejeando por las bonitas calles de la judería cordobesa.

Desde allí lo mejor es perderse por el entramado de calles del casco antiguo de Córdoba y visitar lugares tan bonitos como la Calleja de las Flores y acabar disfrutando de la gastronomía local en algún restaurante articulado alrededor de un patio cordobés.

La tarde la dedicamos a disfrutar de los jardines del Parador y a relajarnos antes de emprender camino al día siguiente hasta Sevilla.

Día 3. La Plaza de España de Sevilla y el Barrio de Triana

Sevilla - Plaza de EspañaTras desayunar  por última vez en Córdoba emprendimos viaje hasta Sevilla. El viaje no es muy largo y es muy agradable por la autopista dejando a un lado pueblos tan bonitos como Écija o Carmona.

Antes de ir a nuestro hotel decidimos visitar los alrededores de la Plaza de España. Para ello dejamos el coche en el aparcamiento de la Puerta de Jerez, al lado de la Torre del Oro, y comenzar a caminar hacia el Parque de María Luisa pasando por el Palacio de San Telmo o la Real Fábrica de Tabacos.

Sevilla - Barrio de TrianaJusto al lado de la estatua del Cid Campeador se entra en el parque donde se encuentra la espectacular Plaza de España, uno de los lugares más mágicos de Sevilla, y otros lugares como la Plaza de América donde se encuentran varios museos.

Tras comer fuimos hasta el hotel para descansar un rato y volver nuevamente al centro para hacer una visita al histórico Barrio de Triana, que comenzamos junto al Puente de Triana y la Plaza del Altozano. Desde allí callejeamos hasta alcanzar la Capilla de los Marineros y la Iglesia de Santa Ana, la más antigua de Sevilla.

El paseo terminó junto a la Calle Betis, situada a orillas del Guadalquivir con hermosas vistas del centro de la ciudad y con numerosos restaurantes. En un terraza de uno de ellos cenamos antes de volver al hotel.

Día 4. El Barrio de San Cruz y el centro de Sevilla

Sevilla - Barrio de Santa CruzNuestro día comenzó junto a la Catedral de Sevilla y la famosa Giralda, al lado de la cual comienza un entramado de callejuelas estrechas y laberínticas que forman el famoso Barrio de Santa Cruz

El barrio está compuesto por  unas calles muy animadas donde abundan los espectáculos de flamenco y donde se encuentra el bonito Hospital de los Venerables.

Desde allí volvimos a la zona de la Catedral de Sevilla, el Archivo de Indias y los Reales Alcázares, un conjunto que está declarado Patrimonio de la Humaniddad y que son de imprescindible visita.

Sevilla - Metropol ParasolNuestro recorrido continúo hacia la Plaza Nueva, donde se encuentra el Ayuntamiento, y descubrir las calles más comerciales de la ciudad, como la Calle Sierpes, siempre llena de gente haciendo sus compras aunque no es la única calle repleta de comercios que encontramos en esta zona.

Nuestro siguiente destino fue el Metropol Parasol, uno de los edificios más modernos, a la vez que polémico por el entorno en el que se encuentra. No demasiado lejos está la Casa de Pilatos.

Parte de este recorrido lo hicimos también de noche tras la cena para admirar estos bonitos lugares iluminados y despedirnos de una de las ciudades españolas que más nos gusta.

Si te ha gustado, ¡comparte!Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone
Categorías: AndalucíaSevilla