Cantabria no sólo es un hermoso lugar lleno de paisajes inigualables, además posee una gastronomía que resalta por su riqueza, calidad y variedad de platos.

Si decides visitar esta pequeña región y aún no sabes exactamente cuál es la comida que vas a disfrutar, aquí hemos seleccionado algunos platos típicos cántabros, que estamos seguros te van a encantar.

Son muchos los platos típicos que podemos degustar en Cantabria pero aquí os vamos a hacer una lista de los que a nosotros nos han gustado más. Por supuesto, habrá tantas listas como paladares.

Platos típicos de Cantabria

Cantabria - Cocido MontañésAl igual que otras de las comunidades ubicadas en la vertiente Cantábrica, en esta región resaltan los mariscos y pescados (incluyendo la industria conservera) que vale la pena adquirirlos, además de la variedad de productos típicos de su gastronomía y sus productos lácteos cuyos pastos le confieren un sabor incomparable.

Tampoco debes dejar a un lado el vino de la Tierra de Liébana el cual es elaborado con la combinación de leche de oveja, vaca y de cabra. Además no debes excluir de tu ruta gastronómica el orujo de Liébana que suele tomarse luego del postre. Entre la gran variedad de platos típicos de la gastronomía de Cantabria podemos resaltar:

Cocido lebaniego y cocido montañés: este plato es el más típico de la región con dos tipos de cocido, el lebaniego compuesto por patata, Potes y el compango. El cocido montañés que combina berza, compango y alubias blancas.

Rabas: los calamares clásicos en Cantabria se les da el nombre de rabas, son el perfecto aperitivo y puede ir acompañado de un vino o un vermut; es definitivamente un plato obligado en Cantabria.

Cantabria - Marmita de bonitoMarmita de bonito: es un guiso típico marinero a base de bonito, patata, pimiento y cebolla.

Anchoas de Santoña: es un delicioso manjar y su popularidad fuera de Cantabria dan prueba de ello. Son elaboradas de forma artesanal y luego de un extenso proceso se mantienen en aceite oliva para servir.

Mariscos y pescados: otros pescados frescos que pueden saborearse en Cantabria son los pescados a la cazuela, la dorada, la lubina, el rodaballo, maganos encebollados, el besugo, los ojitos, el rape, las sardinas, etc.

Quesos cántabros: no dejes de probar alguno de los 3 tipos de quesos de origen protegido, los quesucos del Valle de Liébana, el queso de nata y el queso de Bejes-Tresviso (un sabor fuerte que odiaras o te encantará).

Orujo de Liébana

Una forma perfecta de terminar tu paseo gastronómico por Cantabria es tomando un orujo de Potes: que es un aguardiente que suele tomarse después de disfrutar el postre, proviene de la uva lebaniega. Por sus propiedades digestivas es el perfecto aliado para bajar la comida.

Existen distintos orujos con variedad de sabores: de miel, crema de orujo, de miel, etc. Si eres de las personas que consume poco alcohol, debes ser cuidadoso porque contiene alto porcentaje en alcohol.

Si te ha gustado, ¡comparte!Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone
Categorías: Cantabria