En agosto de 2017 realizamos un viaje corto a Londres en la que suponía nuestra segunda y tercera visita respectivamente a la capital británica. Puedes leer nuestro viaje anterior en nuestro diario de viaje por Londres.

Por esa razón, en esta ocasión decidimos visitar lugares menos conocidos de Londres que los que visitas en un primer viaje básico.

No quisimos visitar lo típico, aunque algunos lugares son inevitables, e incluso hicimos dos excursiones a Oxford y Windsor.

Aquí puedes leer cómo fue nuestro viaje.

La preparación del viaje

Londres - Sky GardenAunque desde que somos padres casi siempre hemos viajado con nuestros hijos, en esta ocasión lo hicimos sin ellos. Londres es una ciudad muy grande para ir con niños pequeños y además está muy poco adaptada para ellos habiendo muy pocos ascensores en las estaciones de Metro.

El hotel elegido fue el mismo que elegimos en el año 2008, aunque ha cambiado de nombre y de dueños y está reformado. Se trata del Ibis Kensington Style London que está junto a la estación de Earl’s Court, en la misma línea de Metro que lleva al Aeropuerto de Heathrow o a Picadilly. Muy bien situado y un hotel bastante económico para lo que suele ser esta ciudad.

Los vuelos fueron con Iberia llegando al Aeropuerto de Heathrow, desde el que podíamos llegar en 45 minutos a nuestro hotel.

El destino nos iba a deparar una estancia en otro hotel, ya que nuestro vuelo de vuelta se canceló y British Airways nos alojó en el Holiday Inn Express Heathrow.

Día 1. Llegada a Londres y Portobello Road

Londres - Notting HillEl vuelo de ida a Londres fue muy tranquilo llegando al Aeropuerto de Heathrow incluso unos minutos antes de lo previsto. Rápidamente cogimos el Metro y llegamos directamente al hotel unos 45 minutos después, antes de descansar un rato e irnos hasta Portobello Road.

Queríamos visitar Portobello Market y el barrio de Notting Hill y este era prácticamente el único dia que podíamos hacerlo ya que el sábado es el día grande del mercado y tanto al día siguiente, domingo, como el lunes, que era fiesta en el Reino Unido, las tiendas estaban totalmente cerradas.

Notting Hill está cerca del hotel así que no tardamos demasiado en llegar, aunque ya era un poco tarde y muchos puestos del mercado estaban recogiéndose.

Aún así pudimos apreciar el ambiente que se vive en uno de los mercadillos más interesantes de Londres y vimos sus caracerísticas casas de colores, además de pasear por algunos de los lugares de rodaje de la famosa película de Julia Roberts y Hugh Grant. Después, volvimos al hotel para cenar y descansar, pues nos esperaban unos días muy intensos.

Día 2. Visita a Oxford y paseo por el centro de Londres

Oxford - Cámara RadcliffeEl día comenzó con mucho estrés pues teníamos un viaje en tren hasta Oxford que debía llegar antes de las 10:45h para que nos diera tiempo a realizar una visita guiada que comenzaba a las 11h.

Corriendo fuimos en metro hasta Paddington, sacamos los billetes, llegamos al andén y montamos en el tren 3 minutos antes de que partiera. El siguiente tren que salía llegaba a Oxford a una hora posterior a la límite así que la carrera estaba justificada.

En el tren nos relajamos admirando el paisaje inglés hasta que llegamos a la estación de Oxford, situada bastante alejada del centro de la ciudad y caminamos hasta el punto de encuentro de la visita guiada.

Londres - Neal's YardEn Oxford tuvimos la oportunidad de conocer la famosa Universidad, con sus colleges y bibliotecas, y descubrir su funcionamiento y entresijos de primera mano con un guía que estudiaba allí mismo.

Tras el recorrido entramos en el Museo de Historia de la Ciencia, donde se encuentra una pizarra escrita por el propio Albert Einstein tras una conferencia que dio en Oxford para explicar su teoría de la relatividad.

Comimos en Oxford y regresamos a Londres, concretamente a la zona de Picadilly Circus. Pero como en este viaje queriamos visitar lugares diferentes a los de una visita básica, fuimos hasta Neal’s Yard, un rincón casi desconocido al lado de Covent Garden, donde se llega por azar o por recomendación, como nos pasó a nosotros.

El siguiente destino era Sommerset House, un maravilloso edificio al lado del Puente de Waterloo, también poco conocido, y es que fue restaurado hace poco para albergar restaurantes y museos y un patio interior sencillamente espectacular.

Tras cenar cerca de Leicester Square dimos un agradable paseo antes de ir al hotel y descansar.

Día 3. El Castillo de Windsor y tour nocturno por Londres

Windsor - Capilla San JorgeEste lunes era festivo en el Reino Unido, Summer Holiday, y sabíamos que íbamos a encontrar mucha gente en el Castillo de Windsor. Y así era, pero es un recinto tan grande que no había ninguna sensación de multitud, salvo en la cola para sacar las entradas.

El Castillo de Windsor, que se puede visitar con una audioguía en español, es un recinto enorme en el que estuvimos casi 3 horas desde que llegamos a él en tren desde Paddington.

En este castillo se puede visitar la Capilla de San Jorge, una auténtica joya del gótico y donde están enterrados diferentes monarcas británicos como Enrique VIII, los Apartamentos de Estado con sus espectaculares salas y estancias, o la Casa de Muñecas de la Reina María, un juguete que sorprende a todos los visitantes.

Tras comer en Windsor volvimos a Londres para visitar Hyde Park, a donde no habíamos podido ir en nuestra anterior visita, e ir al famoso Harrods y calles como Oxford Street y Regent Street, donde se encuentran las principales tiendas de la ciudad.

Al día todavía le quedaba más. Mejor dicho a la noche. Pues realizamos un tour nocturno en un autobús descapotable que te llevaba por los principales lugares de Londres para verlos iluminados.

Día 4. La City de Londres y Southwark

Londres - Leadenhall MarketLlegó nuestro último día en Londres y lo íbamos a dedicar a visitar la City de Londres y el barrio de Southwark. Pero en la City fuimos a lugares desconocidos para nosotros y que no habíamos visitado antes.

En primer lugar fuimos a uno de los nuevos rascacielos que se han construido en la City, el 20 Fenchurch Street, donde se encuentra el Sky Garden, un bonito jardín a 160 metros de altura situado en la planta 35. Allí hay un mirador espectacular con unas vistas geniales de todo Londres.

Y además, subir es gratis, simplemente hay que reservar en u página web aunque hay que ser rápido pues hay mucha demanda.

Londres - Catedral SouthwarkAl bajar del Sky Garden fuimos al cercano Leadenhall Market, otro lugar poco conocidos para los que van por primera vez a Londres, pero que es un mercado techado muy monumental que data del siglo XIV y que sirvió de inspiración para las películas de Harry Potter. Concretamente el Callejón Diagon.

Cruzando London Bridge llegamos a la Catedral de Southwark, otro lugar desconocido pero que es el edificio gótico más antiguo de la ciudad.

A su lado está Borough Market, uno de los más antiguos de la ciudad y que ha sido noticia recientemente por un atentado yihadista en el que murieron 8 personas, tanto en el mercado como en el cercano London Bridge.

Nuestro paseo continuó por la orilla del río hasta el Shakespeare’s Globe Theatre, cuyo interior no pudimos visitar, antes de cruzar por el Puente del Milenio hasta la Catedral de San Pablo, donde finalizó nuestro viaje a Londres antes de emprender camino al aeropuerto.

Día 5. La cancelación del vuelo de vuelta

Londres - Sommerset HouseEste viaje no tenía previsto un quinto día, pero al final estuvimos una noche más en el Reino Unido.

El día anterior, nada más llegar al aeropuerto nos comunicaron que el vuelo, previsto para las 19:20h estaba retrasado hasta las 21h. Bueno, un pequeño inconveniente pero superable.

Pero el vuelo seguía retrasándose hasta que de repente vimos es las pantallas de información esa palabra que nadie quiere leer en un aeropuerto: “Cancelled“. Y aquí empezó una nueva aventura.

Una hora tardamos en la cola que se habilitó para que nos buscaran una solución a los que viajábamos en ese vuelo. Muy mal organizado y con pocas explicaciones. Tan solo que el avión había sufrido una avería.

Y un proceso muy lento. Cada persona tardaba 5-10 minutos en conseguir una nueva tarjeta de embarque y encima cuando nos tocó a nosotros nos dijeron que teníamos que hacer después otra cola diferente para que nos asignaran un hotel.

Encima el vuelo asignado era a las 6:20h de la mañana por lo que tocaba madrugar muchísimo. Menos mal que el hotel se encontraba a 10 minutos del Aeropuerto de Heathrow.

Nuestro vuelo fue el primero del día en el aeropuerto, así que inauguramos la pista y despegamos por fin rumbo a Madrid.

Si te ha gustado, ¡comparte!Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone
Categorías: LondresReino Unido