La provincia de Segovia está llena de lugares con mucho interés, pueblos con encanto que debes visitar gracias a su historia, su arquitectura y hasta su gastronomía. Además son perfectos para una excursión desde Madrid.

El Nordeste de Segovia es una comarca donde además de pueblos típicos castellanos podemos encontrar paisajes de ensueño. Aquí os vamos a hablar fundamentalmente de 3 pueblos que se pueden visitar en una sola excursión.

Además de estos lugares, no te pierdas Sepúlveda, las Hoces del Duratón y las Hoces del Río Riaza, de los que hablaremos en otros artículos.

Visitar Riaza, en la falda de la Sierra de Ayllón

Riaza es el primer pueblo que te encuentras en nuestro recorrido si vas desde Madrid. Se trata de una villa cuyos orígenes datan del siglo XI y que ha tenido un importante lugar en la historia.

El lugar más animado de Riaza es su Plaza Mayor, donde podemos comenzar la visita.

El principal edifcio de la misma es el Ayuntamiento, del siglo XVIII y con una gran torre campanario, que se encuentra en el centro de esta plaza elíptica construida en dos niveles salvados con una escalera de piedra con barandillas de hierro, que son un símbolo de Riaza.

Alrededor de la plaza encontramos las casas típicas de la localidad con soportales bajo los cuales podemos encontrar numerosos bares y restaurantes donde disfrutar de la gastronomía segoviana. En esta plaza se celebran todos los eventos que se producen a lo largo del año en la villa.

Detrás del Ayuntamiento se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora del Manto, de estilo renacentista y construida a finales del siglo XV. Destaca por su gran torre de 30 metros de altura que se puede ver desde la misma plaza mayor. De ella no hay que perderse el retablo del altar mayor ni su colección de arte sacro.

Otros lugares que visitar en Riaza con la Ermita de San Juan o la Ermita de San Roque, situada en el famoso Parque de El Rasero donde poder finalizar la visita y relajarse antes de continuar el viaje.

Ayllón, uno de los pueblos más bonitos de Segovia

A muy pocos kilómetros de Riaza, yendo hacia el norte, nos encontramos con Ayllón, una pequeña villa donde lo mejor que puedes hacer es perderte en sus callejuelas y disfrutar.

Nuestro recorrido comienza en el Puente Romano que cruza el Río Aguisejo, frente al cuál se encuentra el Arco, una de las tres puertas medievales que tenía la villa y donde vemos 4 escudos delas familias más ilustres de Ayllón.

Justo después de pasar bajo el Arco nos encontramos el Palacio de los Contreras que se comenzó a construir a finales del siglo XV. Sorprende su fachada con sus escudos de armas y desde aquí ya podemos admirar los bonitos edificios que nos llevarán hasta el centro neurálgico de Ayllón.

Ese centro es la Plaza Mayor, presidida por el Auntamiento, un palacio formado por dos pisos con arcos y coronados por una pequeña torre con reloj.

En el centro de la bonita plaza porticada se encuentra la Fuente, que se construyó en 1892 para conmemorar el 400 aniversario del descubrimiento de América.

Desde el centro de la plaza podremos admirar la Iglesia de San Miguel, de origen románico y situada justo al lado del Ayuntamiento

También podemos ver la parte alta de la torre de la Iglesia de Santa María la Mayor, de estilo barroco y con altar espectacular en su interior y una torre de 40 metros que le dan un aspecto majestuoso, y la torre de la Martina que se encuentra en lo alto del cerro bajo el cuál se construyó la villa.

No debes dejar de visitar ninguna de las dos iglesias admirando en la de San Miguel el sepulcro de Pedro Gutiérrez de César y su segunda esposa.

Además también se pueden visitar en Ayllón varias iglesias, ermitas y hasta dos conventos, que forman un conjunto espectacular con las casas señoriales y palacios que te puedes encontrar en sus callejuelas.

Maderuelo, una pequeña población sobre un cerro

Esta excusión no estaría completa sin una visita a Maderuelo, situada al norte de Ayllón y desde la que debemos ir por una carretera, no en muy buen estado, que desemboca en el famoso puente que queda a los pies de la villa y que cruza el Embalse de Linares, en el Río Riaza.

Antes de subir a la villa es obligatorio parar a los pies del puente y admirar el conjunto que forman ambos.

A Maderuelo se accede a través del Arco de la Villa, que sorprende con su puerta de madera y sus cerrojos, y que te lleva directamente a la Plaza de San Miguel, donde se encuentra la Iglesia del mismo nombre.

La iglesia está rodeada por dos calles que te llevan, dejando a un lado diversas casas de piedra, a la Plaza de Santa María, la parte más alta del pueblo.

Allí está la Iglesia de Santa María del Castillo, con una fachada imponente coronada por una espadaña con 5 campanas, y a cuyo lado hay un mirador desde el que podemos admirar el puente de entrada a la villa y el embalse.

Otros interesantes lugares que visitar en Maderuelo son la Ermita de la Veracruz, situada al otro lado del puente, o el Torreón del Castillo, situado en uno de los extremos de la localidad aunque ya no queda mucho de la fortaleza.

Si te ha gustado, ¡comparte!Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone
Categorías: Castilla y León