Inicio » España » Extremadura » Paraísos Naturales de Extremadura: El Valle del Jerte

Paraísos Naturales de Extremadura: El Valle del Jerte

Si hay algún lugar en Extremadura famoso en el mundo entero y que a más lugares han llegado sus imágenes, ese es el Valle del Jerte, uno de los paraísos naturales que existen en el norte de Extremadura.

Atravesada por el Río Jerte, que discurre por el valle que forman dos cadenas montañosas de la Sierra de Gredos, es un lugar de obligada visita si te gusta disfrutar de la naturaleza, los paisajes y la tranquilidad.

Si estás alojado en Cáceres, una buena opción es realizar esta excursión al Valle del Jerte desde Cáceres.

Qué hacer en el Valle del Jerte

Los pueblos que ver en el Valle del Jerte

Cabezuela del ValleCuatro de los pueblos se encuentran situados en la carretera que atraviesa el valle y que parte de Plasencia.

Plasencia es un buen lugar para comenzar a visitar ese paraíso.

Los cuatro pueblos son Navaconcejo, Jerte, Tornavacas y Cabezuela del Valle, siendo este último el más interesante de ellos y en el que mejor podrás encontrar la arquitectura típica de la zona

Desde Tornavacas desde donde puedes obtener unas vistas espectaculares del Jerte, gracias al Puerto de Tornavacas, donde existe un mirador, punto final del Valle del Jerte ya que ahí comienza la provincia de Ávila.

El resto de pueblos se encuentran dispersos a ambos lados debiendo subir por carreteras estrechas hasta ellos.

Recomendamos visitar Piornal, el pueblo más alto de Extremadura y donde se celebra el Jarramplas, una fiesta muy famosa que atrae miles de visitantes cada año. Además, es el camino habitual para abandonar el Valle del Jerte y comenzar a visitar otro paraíso natural extremeño: La Vera.

Otro ascenso en coche que te dejará unas vistas inolvidables es al Puerto de Honduras que te lleva hasta el Valle del Ambroz.

Visitar la Garganta de los Infiernos

Los PilonesEntre las bellezas naturales del Valle del Jerte tenemos la Garganta de los Infiernos.

Se trata de una reserva natural y espacio protegido formado por diferentes saltos de agua, cascadas, arroyos y sobre todo por sus piscinas naturales excavadas en la roca.

Estas piscinas naturales son conocidas como Los Pilones y que es el lugar más conocido de la Garganta de los Infiernos.

Para llegar hasta ella hay que ir hasta la localidad de Jerte y a las afueras del pueblo encontrarás los carteles que te indican que has llegado a este bonito lugar.

Puedes dejar el coche en el parking existente y comenzar la ruta a pie que te lleva entre castaños y robles hasta Los Pilones dejando a un lado la cascada El Manto de la Virgen, llamada así porque en invierno se encuentra helada.

Los Cerezos del Valle del Jerte

Cerezo en florTodavía no hemos hablado del elemento más famoso del Valle del Jerte: las cerezas.

Esta fruta es el principal motor de la economía de la comarca y gracias a ella, recibe miles de visitantes cada año.

Sobre todo durante la Fiesta del Cerezo en Flor que se celebra entre marzo y abril todos los años, sin fecha definida pues hasta 10 días antes nunca se sabe cuándo el cerezo va a estar en flor.

De esta manera, durante 1 semana se celebran diferentes actividades, cada año en un pueblo distinto, relacionadas con el cerezo.

Las vistas del Valle del Jerte cubierto por un manto blanco gracias a las flores del cerezo son una estampa inolvidable. Recomendamos subir a los pueblos más altos desde donde tendrás las mejores vistas.

Otros lugares que ver en el Valle del Jerte

Valle del Jerte - Lagunas El TrampalEl Valle del Jerte tiene otros lugares excepcionales que visitar y que no debes perderte además de sus pueblos y la Garganta de los Infiernos.

Existen numerosas rutas bien señalizadas que realizar andando, en caballo o en bicicleta.

Una de ellas es la famosa Ruta de Carlos V que hace el mismo recorrido que hiciera el Emperador Carlos V hacia su retiro en el Monasterio de Yuste.

Una bonita ruta que une el Jerte y La Vera en 27 km. Tampoco debes perderte las numerosas cascadas y saltos de agua que hay como por ejemplo la Cascada Nogales a la que se llega por un camino que sale de Navaconcejo o la Cascada de Caozo a la que se puede llegar en coche aunque es bastante complicado pues no hay carteles que lo indiquen.

Para ello mejor preguntar en Valdastillas donde te indicarán el camino.

También existe otras rutas de alta montaña que te llevarán a La Covacha, donde se instala un Belén cada Navidad, a las Lagunas de La Solana y El Trampal o la ascensión al Calvitero, el pico más alto de Extremadura.

¿Visitar el Valle del Jerte en otoño?

Otoño en el Valle del JerteLa mayoría de turistas visitan el Valle del Jerte en primavera durante la Fiesta del Cerezo en Flor, por ser la más conocida, o lo visitan en verano para aprovechar los encantos de la zona en época estival.

Pero visitarlo en otoño es algo que cada vez está ganando más adeptos.

De la misma manera que se realiza la fiesta primaveral, desde hace unos años se realiza también otra fiesta en otoño, llamada la Otoñada.

Y es que en otoño, los colores marrones, ocres y anaranjados que se entremezclan para convertirse en una delicia para la vista.

Puedes encontrar más información en la página oficial de turismo en el Valle del Jerte.

Etiquetas: