Valencia es una de las ciudades españolas con mejor calidad de vida. El contar con salida al mar y un clima mediterráneo ayuda, claro está, pero también merece la pena destacar la gran cantidad de espacios verdes que existen en la ciudad y donde podemos disfrutar de la tranquilidad y seriedad que nos ofrece esta ciudad.

El cauce del Río Turia es un pulmón verde para la ciudad, pero existen más parques donde puede pasearse con tranquilidad.

Pocas ciudades en Europa cuentan con un clima durante el año tan propicio para poder disfrutar de las zonas verdes, por lo que, si visitas Valencia, tendrás oportunidad de conocerlos en tu estancia.

Valencia disfruta de una gran variedad de zonas verdes

Valencia - Jardines TuriaComenzamos nuestro paseo por el cauce del Turia, donde existen dos parques, el primero el precisamente de los más nuevos y se llama Parque de Cabecera, próximo al BioParc y el otro es el Parque del Gulliver, que si vas con niños seguro que será su favorito.

Un jardín destacado es el de La Glorieta, que está a pocos minutos del casco histórico y donde pueden verse además esculturas de famosos personajes valencianos en un marco donde la naturaleza es la protagonista.

Siguiendo por la zona más histórica de Valencia y la de mayor atractivo desde el punto de vista turístico, en la calle Quart es posible visitar el Jardín Botánico, perteneciente a la Universidad de Valencia y así también se aprovecha para visitar el Jardín de las Hespérides, pues está bastante cerca.

La diversidad en los parques uno de los puntos fuertes de Valencia

Valencia - Parque BenicalapSi vamos al otro lado del río Turia, siempre que crucemos por el Puente del Real, es posible visitar los Viveros o Jardines del Real, que son de los de mayor belleza y magnitud de la ciudad. Aquí es posible disfrutar de la vegetación, la tranquilidad y un estanque con multitud de patos, peces y demás especies.

Podemos aprovechar también para hacer una visita a los Jardines de Monforte que están contiguos a los del Real y que sorprenden al visitante pues su clara inspiración francesa, unido al romanticismo de las esculturas con las que cuenta. Todo un paraíso en la ciudad.

Si damos un paseo por Blasco Ibáñez podremos visitar el Jardín de Ayora, donde además se encuentra su famoso palacete. Seguimos nuestra ruta con el Parque del Oeste, el cuál se encuentra si pasear por una avenida tan importante como es la del Cid.

El Parque de Benilacap merece también una mención, especialmente por la gran cantidad de actividades al aire libre que podemos realizar. Próximo al Palacio de Congresos, para terminar, tenemos al Jardín de Polifilo, el cuál encontró su inspiración en la obra literaria de Francesco Coloma.

Valencia como ves, no solo es mar, también son parques y jardines.

También te puede interesar

Etiquetas: ,