El Puente de Brooklyn es sin duda uno de los puentes más famosos del mundo, el más fotografiado y uno de los que más veces ha aparecido (y sido destruido) en el cine.

Fue construido en 1883 tras 13 años de obras y 27 trabajadores que murieron durante la construcción. En su momento fue el puente colgante más grande del mundo gracias a sus 1825 metros de longitud y 486 metros entre columnas.

El puente fue diseñado para unir Manhattan y Brooklyn y así no tener que utilizar ningún barco, que suponía un inconveniente en invierno cuando el East River se encontraba congelado.

Cruzar el Puente de Brooklyn

Nueva York - Puente de BrooklynUna de las principales atracciones de Nueva York es cruzar el Puente de Brooklyn.

Además de en coche obviamente también es posible cruzar el Puente de Brooklyn a pie o en bicicleta gracias a un paseo que existe y que es independiente de las calzadas para automóviles.

Desde el otro lado del puente si lo cruzas desde Manhattan obtendrás unas vistas geniales de los rascacielos de la ciudad, sobre todo del Bajo Manhattan.

Para poder disfrutar mejor de estas vistas, al llegar a Brooklyn puedes acercarte hasta Brooklyn Bridge Park o hasta el restaurante River Cafe. Desde estos puntos las vistas son inmejorables. Y si te esperas al anochecer, nunca lo olvidarás.

Qué ver en Brooklyn

Nueva York - Puente de Brooklyn de nocheAunque la visita a Brooklyn no es algo que suelan realizarlo demasiados turistas, en este distrito (que es el más poblado de Nueva York) también tienes algunos puntos de interés que son bastante interesantes

El primero de ellos es Brooklyn Heights, la primera zona del distitroque te encuentras al cruzar el puente.

Aquí puedes disfrutar del ambiente de sus calles y dar un agradable paseo junto al río con sus vistas maravillosas de Manhattan.

Nueva York - Cruzar el Puente de BrooklynNo es tan conocido como Central Park, pero en Brooklyn también existe un parque muy interesante, Prospect Park, muy tranquilo y agradable y con una inmensa pradera, una pista de patinaje y un lago.

Desde Brooklyn parte también otro de los puentes más famosos de Nueva York, el Puente de Manhattan, que une ambos barrios.

El Puente de Manhattan fue inaugurado en 1909 y mide nada menos que 2089 metros de longitud, por lo que es más largo que el Puente de Brooklyn.

Y por último también destacar el Museo de Brooklyn, el segundo museo más grande de Nueva York con importantes colecciones de arte procedentes de Egipto o América Latina.

Bastante más alejado del Puente de Brooklyn también puedes acercarte hasta Coney Island donde se encuentra una de las playas de Nueva York además de un parque de atracciones o al curioso barrio de Williamsburg, donde viven los judíos ortodoxos de la ciudad con una forma de vida que sin duda te sorprenderá.

Cómo llegar al Puente de Brooklyn

  • Metro: Brooklyn Bridge-City Hall (Líneas 4, 5 y 6), en Manhattan. Borough Hall (Líneas 2 y 3) y Jay St-MetroTech (Línea A, C, F, N y R), en Brooklyn.
  • Autobús: líneas M9, M15 y M22.