Quizás por estar en un rincón de España, Girona es una ciudad bastante desconocida para el resto de españoles.

Pero visitar Girona es una experiencia única que te llevará hasta otros siglos gracias a sus espectaculares monumentos y a un casco antiguo que no debes dejar de conocer.

Girona es conocida como “la ciudad de los 4 ríos” y desde ella se pueden realizar numerosas excursiones a los bonitos pueblos que se encuentran a su alrededor visitando además evocadores paisajes.

Los mejores lugares que ver en Girona

El Barri Vell

El Barri Vell es el Casco Antiguo de Girona, ese entramado de calles laberínticas e históricas donde se inició la historia de esta ciudad. Y en el Barri Vell están además los principales monumentos que visitar en Girona, como pueden ser la Catedral o la Basílica de Sant Feliú, los principales templos religiosos de la ciudad.

Además en este barrio podemos encontrar la Muralla de Girona y numerosos edificios góticos y renacentistas que solo podrás descubrir si recorres esta maravilla de barrio.

En el Barri Vell también se encuentra otro de los puntos imprescindibles, los Baños Árabes, y junto a él, la Judería, otro lugar de ensueño. No te pierdas tampoco la Iglesia de San Martín, situada al final de unas empinadas escaleras.

Tampoco hay que dejar de visitar el Monasterio de Sant Pere de Galligants, antigua abadía y que hoy alberga una de las sedes del Museo de Arqueología de Cataluña.

La Catedral de Girona

La Catedral de Girona es el monumento más interesante de la ciudad y uno de sus símbolos ya que al estar contruída en la parte más alta sobresale sobre sus edificios colindantes y se la puede ver desde lejos.

Se trata de un templo en diferentes estilos arquitectónicos debido a que  su construcción se demoró entre los siglos XI y XVIII con un claustro románico que te dejará sin habla.

La fachada de la Catedral de Girona parece inacabada pero es una gran obra maestra del barroco cuya belleza también radica en el conjunto que forma con la escalinata que hay a sus pies, del siglo XVII.

La Catedral de Girona consta de una sola nave, la más ancha de Europa solo superada por la Basílica de San Pedro en el Vaticano. El coro y las vidrieras son otros elementos de la Catedral de Girona que no te debes perder.

La Basílica de Sant Feliu

Girona - Basilica Sant FeliuLa Basílica de Sant Feliu es otro de los símbolos de Girona. Se encuentra muy cerca de la Catedral, pero a un nivel más bajo. Aún así forman un conjunto de ensueño que no olvidas si visitas Girona.

Mucha gente la confunde con la Catedral y es que su forma se asemeja a la de una. De hecho, fue la antigua catedral de Girona hasta el siglo X cuando se construyó la actual. Destaca por su alto campanario, del siglo XVI, y a su fachada gótica también se accede a través de unas empinadas escaleras.

Su interior es muy interesante con un retablo románico y numerosas obras de arte, entre ellas unos sarcófagos paleocristianos y romanos del siglo IV.

Los Baños Árabes

Girona - Baños ArabesEntre tanta belleza que podemos encontrar en el Barri Vell tenemos los Baños Árabes, una construcción románica del siglo XII que se realizó siguiendo el esquema de los antiguos baños romanos.

De los Baños Árabes hay que admirar su entrada, que servía de vestuarios, la sala de descanso y su bóveda, y la piscina central coronada con una gran cúpula a la que no puedes dejar de dirigir la vista.

No te dejes engañar por su nombre, ya que fue una construcción cristiana que además de adoptar una disposición típica romana estaban inspirados en los baños musulmanes que había en la época. De hecho, no fue hasta el siglo XIX cuando se popularizó este término para referirse a ellos.

El Call. El Barrio Judío

Como una continuación del Barri Vell, pero diferenciado del mismo porque en este punto las calles se tornan estrechas y laberínticas, se encuentra la Judería de Girona, llamado El Call.

A lo largo de sus callejuelas encontramos edificios donde abundan los patios y que forman una de las juderías mejor conservadas del mundo. En este barrio vivieron los judíos hasta que fueron expulsados en el siglo XV.

En este barrio se encuentra una antigua sinagoga que actualmente alberga el Museo de Historia de los Judíos y que resulta muy interesante para conocer el pasado judío de la ciudad.

Las Casas del Río Onyar y sus puentes

Las Casas del Río Onyar son también un icono de Girona y una muestra única de este tipo de casas que asoman a un río que podemos encontrar en España, más propio de otros países de Europa.

Hay varios puentes que cruzan el río y desde cada uno de ellos se tiene una imagen diferente del colorido de las casas colgantes que asoman al río.

Todas ellas están pintadas de algún color, excepto una, la Casa Masó, pintada de color blanco. Es la casa natal de Rafael Masó, uno de los arquitectos más importantes del siglo XX y máximo exponente del novecentismo. la alternativa al modernismo.

Te invitamos a cruzar cada uno de los puentes y admirar esta auténtica genialidad arquitectónica, única en España. Destacan el Pont de Ferro, obra de Gustave Eiffel, o el Pont de Pedra, el más antiguo.

La Rambla de la Libertad y la Plaza de la Independencia

Girona - Plaza IndependenciaEstos dos puntos de Girona se encuentran separados por el Río Onyar pero constituyen el centro de la vida social de gerundenses y visitantes.

Pegada al Barri Vell está la Rambla de la Libertad, una calle peatonal llena de comercios, restaurantes y bares donde siempre hay vida. Muy cerca está la Plaza del Vi, donde se encuentran encuentran edificios como el Ayuntamiento, el Teatro Municipal o el Palacio del General.

Cruzando el río por alguno de sus puentes, y admirando una vez más las casas que asoman al mismo, se llega a una zona comercial y más moderna cuyo punto más importante es la Plaza de la Independencia, una plaza porticada y renacentista con numerososo restaurantes y presidida por una estatua dedicada a los defensores de la ciudad en 1809 en la Guerra de la Independencia Española.

Otros lugares que visitar en Girona

Muy cerca de la Plaza de la Independencia se encuentra el Edificio de Correos, construido en 1922 y con una fachada característica coronada por una cúpula cilíndrica.

Bastante más alejado del centro de la ciudad se encuentra el Antiguo Hospital de Santa Caterina, que actualmente es la sede de la Generalitat de Catalunya en Girona, y cuyo principal punto de interés es la Farmacia, del siglo XVII.

También hay que destacar el Parque de la Devesa, la principal zona verde a Girona y donde podrás relajarte y descansar de una visita muy especial a esta ciudad.

Un poco más alejado al norte, se encuentra el Monasterio de San Daniel, rodeado también de zonas verdes y una gran joya del románico y del gótico.

Puedes encontrar más información en la página oficial de turismo de Girona.

Si te ha gustado, ¡comparte!Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone
Categorías: Cataluña