Conocer Ribadesella y la hermosa Cueva de Tito Bustillo

¿Qué ver en Ribadesella? Se trata de un importante concejo cuyos primeros pobladores datan del paleolítico, y muestra de ellos es la Cueva de Tito Bustillo, pero cuya fundación oficial fue en el siglo XIII.

La ciudad de Ribadesella se encuentra junto al Mar Cantábrico lo que le da un interesante aire marinero con sus playas y su puerto, y sin olvidar los monumentos y edificios históricos que hay en la villa.

La Cueva de Tito Bustillo es uno de los principales lugares que ver en Ribadesella, y realmente es recomendable.

Qué ver en Ribadesella

1. Casco Antiguo de Ribadesella

RibadesellaLa villa de Ribadesella se encuentra dividida en dos por el Río Sella, donde cada verano se celebra el famoso Descenso Internacional del Sella.

El Casco Antiguo de Ribadesella fue declarado Conjunto Histórico-Artístico y es de obligada visita si vas a esta zona de Asturias.

Entre los edificios que destacan en sus casco antiguo están el Ayuntamiento, del siglo XVI, la Casa Ardines, las casonas de Prieto-Posada, Collado y Familia Junco, todas del siglo XVIII, la Iglesia de Santa María Magdalena y la Capilla de la Virgen de la Guía.

En esta zona es donde encontramos la mayor concentración de tiendas, bares, restaurantes y sidrerías de Ribadesella. Es totalmente peatonal por lo que pasear por estas calles es símbolo de tranquilidad.

2. Las playas y el Puerto

Ribadesella - PlayaAl otro lado del Río Sella se encuentra una zona más residencial y la principal playa de la villa, la Playa de Santa Marina, de 1 km de longitud y donde se pueden ver algunas huellas de dinosaurio.

Además, en Ribadesella hay otras playas que bien merecen una visita.

Junto al puerto, que también se debe visitar, está el Paseo de la Grúa desde el que se pueden ver unas bonitas vistas de Ribadesella y los famosos Paneles de Mingote, unos murales de cerámica que repasan la historia de la villa.

3. Visitar la Cueva de Tito Bustillo

Tito Bustillo - VulvasEn Ribadesella se encuentra la Cueva de Tito Bustillo, que en realidad son varias galerías que tienen una extensión de 800 metros de longitud.

En sus paredes podemos encontrar su gran tesoro: sus pinturas y grabados. Estas pinturas son de diferentes épocas siendo las más antiguas de hace 25.000 años.

Entre sus pinturas se observan toda clase de animales como bisontes, caballos o renos.

Pero las más famosas son las llamadas vulvas, representaciones del sexo femenino aprovechando las cavidades de las rocas, aunque también hay varias referencias al sexo masculino.

La visita a la cueva está muy restringida por motivos de conservación y lo mejor es reservar por internet para asegurarse la plaza.

Las visitas son guiadas en castellano en grupos de pocas personas y la temperatura y humedad interior es algo a tener en cuenta para ir convenientemente vestido. Lleva ropa de abrigo porque en su interior se está a 12ºC.

Para obtener más información sobre horarios, tarifas y reserva de visitas puedes leer la página oficial de la Cueva de Tito Bustillo.

También te puede interesar