Este viaje es muy especial para nosotros pues fue nuestro viaje de luna de miel. Nuestra boda fue el 21 de abril de 2012 y este viaje lo realizamos a continuación siendo uno de los mejores que hemos realizado.

Aunque lo hemos titulado “Triángulo del Este” por ser como las agencias de viajes llaman a este recorrido, nosotros lo organizamos completamente por nuestra cuenta, tal y como nos gusta viajar.

Aquí tienes el recorrido del viaje que nos llevó a Nueva York, Washington, las Cataratas del Niágara y Toronto.

La preparación del viaje

Nueva York - Times SquareComo hemos dicho anteriormente, este viaje lo organizamos completamente por nuestra cuenta. Nos resulta muy divertido hacerlo así y cuadrar todo, aunque avisamos que muchas veces no es fácil.

Los vuelos los compramos en la página de Delta, siendo la ida con un vuelo directo de Madrid a Nueva York operado por esta compañía y la vuelta operado por Air France, con escala en París. También realizamos un vuelo interno entre Washington y Buffalo, con la compañía Southwest.

Toronto-SkylineEn Nueva York elegimos un hotel clásico para muchos españoles que viajan allí, el Milford Plaza, ahora llamado Row NYC at Times Square. Estuvimos 5 noches. En Washington nos alojamos 2 noches en el Hotel George, muy cerca del Capitolio, en las Cataratas del Niágara, donde estuvimos 1 noche, nos alojamos en el Hilton Niagara Falls, y en Toronto en el Hotel Victoria.

Para movernos en Nueva York y Washington utilizamos el transporte público. Posteriormente en Buffalo alquilamos un coche con el que nos movimos por la zona de Niagara y por Toronto, lugar donde lo devolvimos. Además, entre Nueva York y Washington fuimos en tren.

Día 1. El primer paseo por Nueva York

Nueva York - Times SquareTras llegar al Aeropuerto JFK, pasar los largos controles de seguridad y coger un taxi hasta nuestro hotel comenzamos a dar nuestro primer paseo por Nueva York.

Como el hotel está a pocos pasos de Times Square, ese fue nuestro primer destino. Y el primer lugar, de los muchos, que nos resultó sorprendente, gracias a sus anuncios luminosos, su ambiente y el trasiego de gente. Estábamos por fin en el corazón de la ciudad que nunca duerme.

Nueva York - Central Park desde Top of The RockDesde allí, fuimos a la Quinta Avenida, pasando por el Radio City Music Hall y llegando al Rockefeller Center, a cuyo mirador, el Top of the Rock, teníamos intención de subir. Compramos las entradas y dimos un paseo hasta la hora que nos tocaba.

Tras subir en el rápido ascensor teníamos Nueva York a nuestros pies. Era todavía de día pero estaba anocheciendo y allí nos quedamos, aguantando el sueño por el cambio horario, hasta que toda la ciudad apareció iluminada. Una imagen que nunca olvidaremos.

Nos fuimos a dormir muy temprano

Día 2. Recorriendo la Isla de Manhattan

Nueva York - Quinta AvenidaPor el cambio horario nos despertamos muy pronto. Pero era de agradecer porque en Nueva York no hay tiempo que perder. Hay mucho que visitar y pocos días.

Tras un suculento desayuno en una cafetería cercana al hotel fuimos a Penn Station para comprar los billetes de tren que días después nos llevaría a Washington. Allí se encuentra también el Madison Square Garden.

Nueva York - Biblioteca PúblicaTras ello, en Metro nos fuimos hasta Washington Square y comenzamos a caminar en dirección norte hasta llegar al Flatiron Building y coger la Quinta Avenida hasta el Empire State Building, el edificio más famoso de Nueva York, al que subimos para volver a tener la ciudad a nuestros pies. Lo malo de subir al Empire es que no puedes ver el propio edificio, algo que se soluciona en el Top of the Rock.

Nuestro paseo continuó por la Quinta Avenida junto a los principales rascacielos de la ciudad y edificios tan singulares como la Biblioteca Pública o la Catedral de San Patricio, que contrastan perfectamente con los altos edificios y las numerosas tiendas que hay.

El paseo finalizó con un recorrido por la Calle Broadway.

Día 3. Un día de películas y musicales

Nueva York - La Tentación Vive ArribaPara este día habíamos contratado desde España una bonita excursión llamada “Nueva York de película“. Se trata de una excursión que te lleva por algunos de los lugares donde se han rodado películas que habíamos contratado para hacerla en grupo pero que tuvimos la sorpresa de que como solo íbamos 2 personas, la hicimos en limusina. Fue una experiencia única e inolvidable.

Nueva York - Little ItalyTras hacer el recorrido, que nos llevó por lugares donde se rodaron Desayuno con Diamantes, Supermán, La Tentación vive Arriba, Soy Leyenda o Sexo en Nueva York, entre otras, finalizamos el recorrido en Washington Square, donde nos cominos unos cupcakes que habíamos comprado en Magnolia Bakery, una magnífica pastelería de Greenwich Village.

Desde allí nos pillaba cerca dos de los barrios míticos de la ciudad, Little Italy donde comimos en un restaurante italiano, y Chinatown, donde parece que te has trasladado al lejano oriente.

Para finalizar el día, asistimos a un musical, una de las actividades típicas que hacer en Nueva York. La elegida fue El Fantasma de la Ópera, aunque hay cientos para elegir.

Día 4. La Estatua de la Libertad y el sur de Manhattan

Nueva York - Estatua de la Libertad desde ferryYa casi habituados al cambio horario amanecía un nuevo día en Nueva York y tras el desayuno nos dirigimos en Metro hasta South Ferry de donde parte el ferry que te lleva a Staten Island, el mejor lugar para ver la Estatua de la Libertad. Lo mejor de todo es que es gratis y pasa muy cerca del monumento más famoso de Nueva York.

Tras volver nuevamente a Manhattan visitamos Battery Park y el cercano Finantial District, un lugar muy interesante donde está la Bolsa de Nueva York, la Reserva Federal, el famoso Charging Bull o Wall Street.

Nueva York - Vistas desde Staten IslandMuy cerca está la Zona Cero, el lugar tristemente recordado por ser donde se encontraban las Torres Gemelas. Actualmente allí hay dos estanques que recuerdan a los fallecidos, un museo y las nuevas torres que se han construido entre las que destaca el One World Trade Center, que cuando estuvimos nosotros estaba en construcción pero que actualmente se puede subir a su terraza y tener vistas geniales.

Así continuamos caminando hasta el famoso outlet Century 21, que no nos gustó nada, y vimos otros rascacielos espectaculares como el Woolworth Building antes de emprender una nueva aventura típica en Nueva York: cruzar el Puente de Brooklyn. Aunque comenzó a llover y no pudimos disfrutar de la experiencia del todo.

Día 5. Contrastes de Nueva York y Central Park

Nueva York - Bronx - GraffitisLlegó nuestro último día completo en Nueva York y lo íbamos a dedicar a hacer la famosa excursión de “Contrastes de Nueva York“, una excursión que te lleva por los diferentes barrios de la ciudad para conocer de cerca cómo vive su gente.

Partiendo del corazón de Manhattan, atravesamos Harlem y llegamos al Bronx, visitando el estadio de béisbol de los Yankees y los famosos graffiti que decoran algunas paredes del barrio.

Nueva York - Central ParkDesde allí pasamos a Queens para visitar las grandes mansiones de Flushing Meadows y el ambiente latino de Roosevelt Avenue. En Brooklyn pudimos ver cómo viven los judíos ultraortodoxos finalizando la excursión en Chinatown.

Tras la excursión, cogimos el Metro y nos dirigimos a Central Park para dar un agradable paseo por el parque más famoso de la ciudad. No lo pudimos visitar entero porque es enorme pero sí nos hicimos una idea.

A la salida nos dirigimos al MOMA, para aprovechar que era viernes por la tarde y la entrada era gratuita. Se trata de un museo muy recomendable.

Día 6. Adiós Nueva York, hola Washington

Nueva York - Edificio ONULlegó nuestra última mañana en Nueva York, que dedicamos a visitar el Edificio de la ONU y por las calles cercanas, donde se encuentran rascacielos tan interesantes como el Chrysler Building o la impresionante estación de tren, la Grand Central Terminal.

Tras hacer nuestras últimas compras en los alrededores de la Quinta Avenida y Times Square, fuimos en taxi hasta Penn Station para coger el tren que nos debía llevar a Washington.

Tras un viaje de 3 horas por fin llegamos a la capital de Estados Unidos, con tiempo suficiente únicamente para cenar y descansar en el hotel antes de la visita del día siguiente.

Día 7. Un paseo por Washington

Washington - National MallLo primero que notamos de esta ciudad es su gran contraste con Nueva York. De una ciudad llena de vida y color pasamos a otra muy tranquila y casi aburrida. Pero Washington tiene su encanto.

Tras el desayuno nos dirigimos al lugar más famoso de la ciudad, The National Mall, donde se encuentra la mayoría de monumentos que visitar. Allí está el Capitolio, los principales museos, como el Museo del Aire y del Espacio, diferentes monumentos conmemorativos de guerras, los monumentos a diferentes presidentes como Lincoln,  Jefferson o George Washington y la famosa Casa Blanca.

Sin duda fue un lugar que nos encantó. Desde allí fuimos andando hacia el bonito Barrio de Georgetown, atravesando la zona de la Universidad y volvimos finalmente en taxi al hotel para descansar.

Día 8. Viaje hasta las Cataratas del Niagara

Cataratas Niagara CanadiensesTocaba abandonar Estados Unidos camino de Canadá. A primera hora de la mañana, un shuttle compartido nos llevó hasta el Aeropuerto de Baltimore, situado a unos 45 minutos de Washington, para coger un vuelo con destino Buffalo. Allí alquilamos un coche y cruzamos la cercana frontera de Canadá para llegar a Niagara Falls.

Nuestro hotel, el Hilton Niagara Falls, era impresionante, con jacuzzi en la habitación y unas vistas geniales a las Cataratas del Niagara, tanto a las americanas como la canadiense.

Con esas vistas, no podíamos resistirlo, y a pesar de la fina lluvia decidimos ir hasta el pie de las cataratas y admirarlas.

Día 9. Visita a las Cataratas del Niagara y viaje hasta Toronto. Niagara-on-the-Lake

Niagara on the LakeTras el desayuno tuvimos la oportunidad, esta vez con mejor tiempo, de volver hasta el pie de las Cataratas del Niagara. Son impresionante y el sonido del agua es ensordecedor. Hasta que no estás allí no eres capaz de comprenderlas. Sin duda, de las mejores visitas que hemos hecho.

No queríamos irnos de allí, pero tocaba emprender viaje hasta Toronto en el coche que habíamos alquilado.

Toronto - Yongue StreetPero el camino lo hicimos siguiendo el curso del Río Niagara hasta un bonito pueblo de estilo victoriano, Niagara-on-the-Lake, atravesando los famosos viñedos de la zona y el Reloj Floral.

Niagara-on-the-Lake es un pueblecito que recomendamos visitar si vienes a esta zona. Desde allí cogimos la autopista que nos llevó hasta Toronto, donde llegamos a la hora de comer por lo que pudimos aprovechar toda la tarde para visitarla.

Así, pudimos pasear por las principales calles del Downtown y subir a la CN Tower, desde donde se tienen las mejores vistas de Toronto.

Día 10. Último día en Toronto

Toronto - Dundas SquareEl vuelo de regreso a España salía a última hora de la tarde, así que teníamos todavía casi un día completo para visitar esta preciosa ciudad.

Yongue Street y Dundas Square son los principales puntos de interés de Toronto. Esta bulliciosa plaza nos recordaba, salvando las distancias, a Times Square. Nuestro paseo nos llevó hasta Chinatown y el resto de la ciudad de Toronto, una ciudad que nos sorprendió gratamente y a la que no nos importaría volver.

Tras comer en el centro comercial Eaton Center y dar un último paseo, nos fuimos hasta el Aeropuerto de Toronto para emprender el viaje de vuelta a casa, a donde llegamos al día siguiente tras hacer una escala de 3 horas en París.

Si te ha gustado, ¡comparte!Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone
Categorías: CanadáNueva York