Fundada en tiempos de los romanos y con una importancia histórica muy importante gracias a ser lugar de paso del Camino de Santiago y extremo de la Vía de la Plata, Astorga conserva unos monumentos muy interesantes que abarcan diferentes estilos y por los que visitar Astorga es de obligado cumplimiento si visitas la zona.

Es la capital de la Maragatería, comarca famosa por su cocido, y uno de los principales referentes de la industria del chocolate, al que hay dedicado incluso un museo.

Dar un paseo por esta ciudad no te llevará mucho tiempo y aquí te contamos qué ver en Astorga.

La Catedral de Astorga

Que ver en Astorga

En muy pocos metros encontramos dos grandes joyas arquitectónicas y desde aquí podemos empezar a visitar Astorga en un recorrido a pie que no te puedes perder.

La Catedral de Astorga data del siglo XI aunque se tienen documentos de que la diócesis se creó en el siglo III.

Posteriormente ha tenido diversas modificaciones que le han dado sus diferentes estilos arquitectónicos que van desde el gótico hasta el renacentista y barroco.

Tras la bonita fachada flanqueada por dos torres encontramos una catedral muy bonita donde debemos destacar el coro y su sillería, sus capillas, los diferentes retablos y el claustro renacentista.

El Palacio Episcopal, lo mejor que ver en Astorga

Palacio Episcopal de Astorga

A su lado se encuentra el monumento más conocido de Astorga, el Palacio Episcopal, que es además uno de los pocos monumentos de Gaudí fuera de Cataluña, junto a El Capricho de Comillas y la Casa Botines de León.

El edificio actual es de finales del siglo XIX tras su reconstrucción después de que un incendio destruyera el antiguo Palacio Episcopal.

Gaudí fue capaz de hacer una obra maestra de estilo neoclásico, único en esta zona de España.

Del mismo no solo sobresale su bonito exterior de granito sino también un interior muy cuidado y con una riqueza decorativa que rápidamente te recuerda al genial arquitecto catalán.

Las murallas de Astorga y la Plaza Mayor

Desde allí podemos caminar junto a las Murallas de Astorga que rodea todo el casco antiguo y fundada en tiempos de Augusto aunque ha sufrido reformas posteriores y de hecho la que podemos ver hoy en día es la que se construyó en el siglo III.

Además de la muralla, hay numerosos vestigios romanos que nos podemos ir encontrando por Astorga.

En el extremo opuesto a la Catedral del casco antiguo se encuentra la Plaza Mayor, donde podemos admirar el Ayuntamiento, otro de los edificios más característicos de Astorga.

La Plaza Mayor está donde se encontraba el antiguo foro romano, que se pueden visitar en el subsuelo de la plaza.

El Ayuntamiento es de estilo barroco y destaca por sus torres, su balcón y los autómatas que dan las horas. Bajo los soportales de la Plaza Mayor se encuentran numerosas tiendas y restaurantes, donde poder disfrutar de la gastronomía maragata.

Otros lugares que ver en Astorga

Astorga - Palacio Episcopal - InteriorMuy cerca de la Plaza Mayor, si seguimos caminando por las típicas calles castellanas de Astorga, encontramos el Museo Romano

Está construido en el mismo lugar donde se encontraba la Ergástula, un edificio que pudo ser una prisión romana, y donde encontramos diversos objetos encontrados en las excavaciones y donde nos cuentan cómo era la vida en la antigua Asturica Augusta.

En esa misma plaza está la Iglesia de San Bartolomé, de estilo románico y una de las más bonitas de Astorga. A pocos metros, junto a la Biblioteca Municipal, se encuentran algunos restos del Foro Romano y muy cerca, el Santuario de Fátima, del siglo XII y de estilo románico.

Para finalizar esta visita por el casco antiguo de Astorga podemos seguir por el paseo que discurre junto a la parte sur de la muralla, dejando a un lado las Termas Romanas, hasta llegar al Seminario Mayor, un espectacular edificio de 3 plantas que consta de varios claustros y una capilla neoclásica.

Por último, si queremos visitar otro de los principales lugares de interés de Astorga deberemos irnos fuera del casco antiguo. Se trata del Museo del Chocolate, situado al norte de la ciudad y donde podemos conocer algo más sobre la industria del chocolate y su proceso de elaboración.

Qué ver cerca de Astorga. Castrillo de los Polvazares

No podemos hablar de Astorga sin mencionar la localidad cercana de Castrillo de los Polvazares.

Este espectacular pueblo, reconstruido en el siglo XVI tras unas riadas, conserva prácticamente su estado original.

Destaca por sus calles empedradas y sus casas de piedra, donde vivían los antiguos arrieros maragatos, que comerciaban con toda clase de productos.

En Castrillo de los Polvazares son también famosos sus numerosos restaurantes por servir el auténtico cocido maragato, que se distingue de otros cocidos porque se sirve al revés, es decir, primero la carne y por último la sopa.

Se cree que esta forma de tomar el cocido se debe a que los antiguos soldados tenían que tomarlo así ya que nunca sabían cuando tenían que entrar en batalla y de esta forma se aseguraban tomar lo más calórico para poder aguantar el combate si debían marcharse a mitad del almuerzo.

Otras localidades que se pueden visitar cerca de Astorga en el País de los Maragatos son Val de San Lorenzo, Santa Coloma de Somoza o Santiago Millás, unos pueblos donde se puede admirar la arquitectura típica maragata.

Si te ha gustado, ¡comparte!Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone
Categorías: Castilla y León