5 acciones que demuestran que haces el ridículo en un blogtrip

Seguro que ya has leído nuestro artículo en el que os dábamos las razones por las que pensamos que los blogtrips están sobrevalorados. Aquí vamos a ir un poco más allá y os vamos a contar algunas acciones que llevan a cabo algunos blogger en los blogtrips, razones que no están llevando a dejarles de seguir en las redes sociales.

Por cierto, por si no lo sabes, un blogtrip es un viaje que una oficina de turismo o empresa turística regala a un blogger a cambio de que escriba sobre el mismo y haga publicidad.

Ridículo 1. Todos hacen las mismas fotos

Blogtrip - Ridiculo 4Te metes en Twitter y ves a algunos blogueros «influyentes» publicando fotos sobre algún lugar. La sorpresa es cuando ves que todos hacen la misma exactamente a la misma hora. 50 fotos iguales.

Esto, que además resulta contraproducente para el propósito del que invita, provoca un efecto en el lector que le lleva a abandonar su interés por el viaje.

Y muchas veces, fotos sin interés. «Ahí veis una cabra con la que nos hemos cruzado en el #MontejuelosTrip»

Ridículo 2. Todos tuitean la misma frase

Blogtrip - Ridiculo 1En uno de estos viajes, un guía experto acompaña al grupo de blogger y les da unas explicaciones sobre lo que están viendo: «Ahí tenéis la estatua de Agapito, que fue el fundador de la primera panadería de Montejuelos de Arriba».

Y automáticamente aparecen 50 frases iguales en Twitter y Facebook contándonos que Agapito fue el fundador de la primera panadería de Montejuelos de Arriba. Señores esto es ridículo. Y si encima las 50 frases vienen acompañadas por la misma foto de Agapito, se une al ridículo del punto anterior.

Esto no es propio de los blogtrips, también en congresos, charlas y otra reuniones similares.

Ridículo 3. Todos utilizan el hashtag forzado de manera poco natural

Blogtrip - Ridiculo 3Y lo que es peor, lo hacen en cualquier situación y en cualquier tweet. Desde días antes los utilizan de manera absurda. «Desayunando magdalenas como las que tomaremos en el #MontejuelosTrip»

Continúan cuando comienza el viaje. «Esperando las maletas en el aeropuerto de #MontejuelosTrip». ¿Y a quién le importa esto? La única intención es utilizar el hashtag las veces que los que invitan le han impuesto.

A la vuelta del viaje, continúa el ridículo. «Viendo la final de la Champions con un bocata con el pan que compré en la panadería de Agapito en el #MontejuelosTrip».

Ridículo 4. Mucho selfie y poca foto del lugar

Blogtrip - Ridiculo 2Ya que te invitan al viaje y lo último que te importa es precisamente lo que estás viendo, lo mejor es que todos tus amigos sepan que estás allí.

Y para ello, no dudas en hacerte un selfie que ocupa el 75% del plano dejando a la imaginación que lo que está detrás es la estatua de Agapito.

Y un selfie tras otro. Y al final no nos enteramos de qué hay que ver en Montejuelos de Arriba ni de sus puntos de interés.

En realidad los que recurren a infinitos selfies es lo que suelen hacer en sus blogs habitualmente. Por cierto, te recomendamos que leáis nuestro artículo sobre los diferentes tipos de blogueros viajeros que existen.

Ridículo 5. Aceptas un viaje al que nunca irías…. y se nota

Mujer enfadadaTu blog está especializado en viajes de mochileros y defiendes en la mitad de tus artículos el couchsurfing. Pero resulta que vas a Montejuelos de Arriba y te alojas en el hotel de 5 estrellas de la localidad.

Por supuesto, en tu blog no vas a contar que no estás contento en tu habitación deluxe con jacuzzi pero contrasta que en los artículos relacionados al final de donde cuentas tu viaje aparezca un enlace al artículo estrella de tu blog: «5 razones por las que odiamos los hoteles».

De estos hay a patadas en este mundillo. Mochileros que van a hoteles de 5 estrellas. Pijas viajeras que van con sus tacones a montar a caballo. Y muchos más.

Y tú, ¿qué opinas? Seguro que has visto muchos más ridículos de muchos blogger de viajes en sus blogtrips.

Etiquetas: