5 razones por las que pensamos que los Blogtrips están sobrevalorados

Hoy toca poner en contra al mundo de bloggers de viajes contra nosotros. Bueno, tampoco es esto, sólo pretendemos abrir un debate sobre los blogtrips, esos viajes que empresas privadas o públicas pagan a determinados bloggers, supuestamente influyentes, para que luego hablen sobre ellos en sus blogs.

Todo puede parecer perfecto. El agraciado con el viaje disfruta de unos días gratis en algún destino mientras que el que paga consigue visibilidad en las redes sociales. Pero creemos que no todo es tan idílico. Aquí os damos algunas razones por las que creemos que los blogtrips son un engaño.

Los blogtrips que sí funcionan

Antes de empezar a dar razones de por qué los blogtrips, tal y como se conciben actualmente, están sobrevalorados vamos a hacer un repaso de aquellos que sí que creemos que son muy útiles para promocionar un lugar. En primer lugar están aquellos en los que los viajeros se eligen a través de un concurso o sorteo. En estos casos, son viajeros que buscan este viaje y por tanto están interesados en el destino. Además, parece algo más espontaneo y los lectores confiarán en ellos.

Los blogtrips que no parecen blogtrips también son útiles. Es decir, no decir en ningún momento que es un blogtrip ni hacer mención a ninguna oficina de turismo. Eso de “estoy en Pernambuco gracias a la oficina de turismo de Brasil” no da credibilidad. Pero si alguien que ha ido a Pernambuco habla de su viaje sin más, entonces parece más creíble. Tampoco es buena idea invitar a 10 bloggers a la vez y que todos hagan lo mismo y todos escriban similar. Sería mejor invitarles de uno en uno en épocas diferentes y parecer algo más natural.

Nuestras razones de que los blogtrips están sobrevalorados

Ahora sí que pasamos a enumerar y explicar estas razones.

Las experiencias se escriben de manera forzada

Razones contra Blogtrips - EscritoresLo se, alguno me dirá que ellos escriben libremente y que nadie les da instrucciones. Y no lo pongo en duda. Pero a ningún bloguero se le ocurriría escribir negativamente sobre un lugar donde le han invitado ya que esto seguro que le haría cavar su propia tumba sobre este tema ya que en ese caso nunca más volvería a ser invitado.

Hay que tener en cuenta que hay empresas que se dedican a organizar estos blogtrips como intermediarias entre el blog y la empresa anunciadora y por tanto le borrarían de sus listas para los siguientes (igual que nos están borrando a nosotros ahora…).

Los lectores no confían en una experiencia pagada

Razones contra Blogtrips - Experiencia pagadaEl otro día una persona nos hablaba de un blog que seguía con críticas literarias. Por lo visto, leía con mucho entusiasmo estas críticas y le parecían muy interesantes las opiniones aunque le extrañaba que estas opiniones fueran siempre positivas y nunca dijera algo negativo. Hasta que un día, el propio autor del blog dijo que las editoriales le enviaban el libro. La confianza que esta persona tenía puesta en el blog se acabó por completo. Acabó comprendiendo por qué siempre hablaba bien de los libros.

Esto mismo pasa cuando un mismo blogger de viajes hace varios blogtrips donde todo es maravilloso. La gente no confía en ellos. Y mucho menos cuando siempre son los mismos los que acuden a estos viajes organizados.

Los organizadores no saben realmente qué es un blogger influyente

Viajero burbujaBueno, en realidad esto nadie lo sabe. Como para todo en esta vida necesitamos datos tangibles muchos piensan que los más influyentes son aquellos con más visitas en su blog y con más seguidores en las redes sociales. Desde el mismo momento que estas variables se pueden manipular dejas de saber si ese blogger es realmente influyente.

Además, también existen “asociaciones” de blogs que lo único que para sirven es para intercambiarse likes y retweets. Y para intercambiarse comentarios. Sólo hay que darse una vuelta por estos blogs para ver su círculo cerrado. ¿Os acordáis del “viajero burbuja” del que hablábamos en nuestra lista de tipos de blogger de viajes?

Tener muchas visitas no significa ser influyente. También puede ser sinónimo de tener muchos amigos. Y por supuesto tampoco es sinónimo de calidad. He visto muchos artículos sobre blogtrips con 20 fotos similares, 4 párrafos con faltas de ortografía y un vocabulario de un niño de 3 años.

El único interés de muchos es viajar gratis

Razones contra Blogtrips - Viajero aburridoY así se deduce de muchos blogs cuyas únicas experiencias que cuentan han sido las pagadas. Luego tienen cientos de posts de relleno hablando de otras cosas relacionadas. Si no les pagan, ¿no viajan? ¿o no lo cuentan? Desde luego siempre me ha parecido curioso. A mi me encanta leer relatos de viajes espontáneos, de gente que simplemente quiere contar lo que ha hecho en un viaje. Es decir, los que siguen con la esencia de los blogs de viajes, aquello para lo que nacieron.

Nos da mucha pena aquellos que si no les pagan no se mueven del sofá de casa. Pero bueno, si ellos son felices llenando su página “Sobre Nosotros” con todos los blogtrips que han hecho, pues no tenemos nada que decir.

También nos da pena algunas fotos que circular por la red donde se ve a todos los bloggers que están recibiendo una explicación del destino enganchados a sus móviles y tablets viendo que están más pendientes de actualizar sus redes sociales que de lo que les están contando. Son “Bored Travellers”.

Los organizadores olvidan las formas realmente efectivas de promoción

Razones contra Blogtrips - web¿Para qué sirve promocionar un destino a través de un blogtrip si luego tienen una página oficial lamentable? Esto lo hemos visto con algunas oficinas de turismo, que la verdad, no sabemos qué clase de diseñador web tienen pero que su página es horrible. Supongo que no se han dado cuenta de que si buscas un destino en Google las páginas oficiales suelen ser las primeras que aparecen y por tanto las más visibles al público en general, que es en realidad los clientes potenciales a los que deben dirigirse. Y ahí es donde deberían centrar sus esfuerzos.

Está demostrado que los principales lectores de un blog de viajes son… otros bloggers de viajes o sus propios amigos. Por tanto, están gastando dinero en atraer posibles clientes que ya lo serían en cualquier caso. Bueno, para explicar esto necesitaría un artículo un poco más largo que no descarto en escribir.

En resumen. Los blogtrips están sobrevalorados

Si eres alguien que habitualmente realiza blogtrips y todavía sigues leyendo esto, pensarás que nos mueve la envidia. Algo muy lejos de la realidad ya que sí que nos han invitado a algún blogtrip, que hemos rechazado.

Con todo esto no quiero decir que promocionar un destino a través de blogs sea perder el tiempo. Ni mucho menos. Sólo estoy contra la forma generalizada de realizar estos viajes. Sin duda, internet y los blogs han revolucionado el mundo actual pero si quieres usarlo para promocionar un destino lo mejor es no parecer que estás pagando por ello. Si el que opinaba sobre libros nunca hubiera dicho que las editoriales se los enviaban seguramente hubiera seguido teniendo un fiel lector más.

Etiquetas: