La Casa Danzante de Praga, Formas Imposibles

Resulta difícil pensar que en Praga nos vamos a encontrar con un edificio moderno con unas formas increíbles que podrían hacer sobra a la cantidad de torres históricas y edificios emblemáticos que inundan la ciudad.

Se trata de la Casa Danzante, una construcción diseñada por Frank Gehry y Vlado Milunic y que se ha convertido en una de las más fotografiadas de Praga.

Cuando llegas a ella, en una zona moderna de la ciudad, tus ojos no pueden dejar de mirarla.

Visitar la Casa Danzante de Praga

Praga - Casa Danzante

Sus formas imposibles que se integran perfectamente en el entorno sin parecer forzado te cautivarán.

La Casa Danzante también recibe el nombre de Ginger y Fred debido a su forma que recuerda la de dos bailarines y fue construida entre 1992 y 1995.

Desde entonces sus torres de cristal, sus ventanas onduladas y sus pilares curvos se han convertido en uno de lo símbolos de la ciudad.

Fue la empresa ING la que encargó su construcción tras la caída del comunismo para dar un aire moderno a la ciudad y sus formas consiguieron dar ese aire de renovación y cambio de la República Checa.

La Casa Danzante tiene 9 pisos, está ocupado por oficinas y el mejor lugar para fotografiarla es desde la parada de tranvía que se encuentra justo al lado.

Allí encontrarás numerosos turistas conociendo uno de los símbolos modernos de la capital checa. En el último piso además dispones de un restaurante, llamado Celeste desde donde se pueden degustar los platos más exclusivos mientras tienes unas vistas excelentes del Castillo de Praga.

Cómo llegar a la Casa Danzante de Praga

Desde el centro de Praga podemos ir hasta la Casa Danzante dando un agradable paseo a orillas del Río Moldava.

Para llegar a la Casa Danzante también puedes ir en Metro hasta la estación Karlovo Náměstí (línea B) o más fácilmente el tranvía, estación Jiráskovo náměstí (líneas 14 y 17).

También te puede interesar