Inicio » España » Andalucía » Conil de la Frontera, un paraíso terrenal a orillas del Atlántico

Conil de la Frontera, un paraíso terrenal a orillas del Atlántico

Si hay un sitio turístico de España que invita al viajero a disfrutar de escenarios y paisajes naturales extraordinarios, así como a realizar un sinfín de actividades es Conil de la Frontera, un fantástico lugar que cuenta con seis playas maravillosas y un patrimonio artístico histórico digno de admirar.

En este sentido este magnífico paraíso terrenal se convierte en una excelente opción para disfrutar de unas vacaciones acompañado de la pareja o con la familia. Sin embargo, ¿qué hacer en Conil de la Frontera? y ¿cuáles son las mejores alternativas de alojamiento? En este post podrán aclarar algunas dudas en cuanto a las principales ventajas que ofrece este hermoso lugar.

¿Qué ver y qué hacer?

Es un pueblo con muchos sitios interesantes para visitar, no en vano es uno de los lugares turísticos más importantes de Andalucía, y es que realmente este paraíso para los amantes del mar ofrece días de relax y noches de encanto para pasarlo muy bien. En el portal de turismo de Conil de la Frontera los turistas podrán ver con mayor detalle los monumentos históricos más representativos y los planes de entretenimiento que ofrece esta villa pesquera.

Esta es una localidad con el típico embrujo andaluz con extensas playas y preciosas calas de agua cristalina, aparte tiene una gastronomía exquisita elaborada completamente con productos del mar.

¿Por dónde empezar?

Al llegar a Conil lo primero que debe hacer el turista es perderse en las calles del centro histórico, el cual exhibe sus características particulares de un pueblo pesquero. Entre tanto, el viajero se deleitará viendo casas blancas, plantas de geranios, claveles y buganvillas, así como podrá descubrir el interesante pasado musulmán de este sitio.

De igual manera el litoral de Conil es extraordinario y único, ya que no cuenta con edificaciones y sus playas se conservan prácticamente vírgenes. En esta oportunidad el Océano Atlántico se muestra con playas de arena tostada y pequeñas calas, en las cuales la naturaleza se hunde en el mar. Así que un paseo por la playa de Fontanilla no caerá nada mal, mientras que un chapuzón en la de Los Bateles es una tarea obligada para todos los visitantes.

¿Dónde alojarse?

Ciertamente este lugar por ser altamente turístico ofrece alrededor de cincuenta opciones para alojarse, entre viviendas, hoteles, apartamentos y campings. Sin embargo, el mejor lugar es el hostal en Conil cerca de la playa, este es el recinto perfecto para disfrutar de unas vacaciones de ensueño, ya que está situado a 50 metros de la playa Los Bateles y en pleno centro histórico. También la heladería artesanal es otra de las principales bondades de este magnífico sitio para dormir.

Y por si fuera poco, dispone de un hermoso patio andaluz, en el cual el viajero podrá degustar de una gastronomía exquisita típica de la región. Asimismo, en este hostal cuentan con personal especializado en la atención al cliente, por lo cual se esmeran en todo momento de garantizar un trato amable y cercano al visitante, aparte de aconsejarle el recorrido por otras zonas cercanas de la provincia de Cádiz que ofrecen extraordinarias actividades diurnas y nocturnas.

Torre de Guzmán, una interesante historia para el turista

Uno de los monumentos históricos de Conil de la Frontera es la Torre de Guzmán, construida por Alonso Pérez de Guzmán, después de habérsele donado la villa, la cual pasó a denominarse con este nombre. Es una edificación de planta cuadrangular construida con piedra arenisca y que dispone de unas dimensiones de  7´50 x 7´75 metros de ancho y 17´5 metros de alto.

Fue una villa de pocos vecinos, después Don Alonso empezó a construir almadrabas, para alojamiento de las personas decidió hacer el castillo con muros y torres, en medio de esta edificación fuerte y bien armada.

Esta estructura fue remozada a finales del siglo XVIII en el año 1784, para añadirle el aspecto exterior que hoy en día ofrece a los visitantes. Fue declarada Bien de Interés Cultural el 26 de junio de 1985.

¿Qué más ver y disfrutar en Conil de la Frontera?

Definitivamente son muchas las atracciones de este pueblo maravilloso rodeado de aguas azules y de una naturaleza impresionante que invita a quedarse en todo momento, este lugar cuenta con bares con estilo puramente conileño, por lo que se puede disfrutar de unas exquisitas bebidas al aire libre en un ambiente nocturno relajado.

También la visita a la bodega de Sancha Pérez es otro de los atractivos de este sitio, ya que es una finca situada a escasos metros del mar donde se elabora de forma artesanal vino y aceite, así que el turista puede disfrutar de un recorrido entre viñedos y olivares.

De igual manera un atardecer en las Calas de Roche no puede faltar, ya que se puede disfrutar de una vista maravillosa entre calas rocosas que se esconden entre los acantilados de color rojizo.

Sin duda, Conil de la Frontera es la opción perfecta para una escapada de fin de semana o simplemente para disfrutar las próximas vacaciones, ya que sus playas, arquitectura, gastronomía e interesante historia lo han convertido en un destino turístico que muestra toda la gracia andaluza.