Descubrir la Selva de Irati, la gran maravilla natural de Navarra

Si quieres ir a la selva, la tienes más cerca de lo que imaginas. Sin embargo, la Selva de Irati no es una selva como las que te estás imaginando, pero es un lugar muy interesante de visitar.

La Selva de Irati se trata del segundo hayedo-abetal más grande de toda Europa y, además, el que mejor se conserva, superado únicamente por la Selva Negra en Alemania.

Para conseguir este tan prestigioso galardón, cuenta con una extensión cercana a las 17.000 hectáreas y para acceder a ellas tendrás que acudir al Navarra, exactamente en su cuenta del Pirineo oriental rodeado por montañas. Un enclave prácticamente virgen situado en un lugar excepcional.

Qué hacer en la Selva de Irati en cada estación

La Selva de Irati es un tesoro natural de gran valor. Dentro de este, son varias las especies protegidas que conviven a lo largo de los hayedos y abetos, adornados con frescas aguas. Toda esta flora cambia según la estación del año, por lo que cualquier época durante este resulta estupenda para poder disfrutar de esta Selva.

Si llevas a cabo tu visita a la Selva de Irati durante la época de verano o de primavera, es una oportunidad estupenda para disfrutar del buen tiempo y practicar senderismo. En la Selva de Irati podrás realizar varios senderos de varios niveles de dificultad. Todos ellos discurren por el entorno privilegiado de la propia selva en donde, además, si te animas, podrás pegarte algún que otro baño en sus aguas para recargar energía.

Por otro lado, si visitas la Selva de Irati en otoño, podrás disfrutar de las numerosas salidas micológicas que se llevan a cabo y descubrir mucho más acerca del mundo de las setas. Así mismo, también es un buen momento para degustar la gastronomía local. Aprenderás a recoger setas y hongos por tu cuenta y también podrás disfrutar de otro de los mayores espectáculos de la naturaleza, la berrea del ciervo.

Si decides visitar la Selva de Irati en invierno y tienes suerte de que es temporada de nieve, tendrás la posibilidad de practicar esquí de fondo y también caminar con raquetas de nieve.

Cómo llegar a la Selva de Irati

Si te ha parecido interesante todo lo que puedes hacer en la Selva de Irati, puedes acceder a la misma a través de dos lugares principales. A través del costado occidental, accederás desde Orbaizeta y si prefieres hacerlo desde su lado oriental, lo harás desde Ochagavía.

Ochagavía es el acceso más recomendado para los que acuden por primera vez debido a que aquí podrás encontrar el centro de interpretación, donde podrás encontrar toda la información necesaria sobre el lugar. Es además, un pueblo muy interesante que visitar.

En definitiva, la Selva de Irati es un lugar perfecto para poder disfrutar con toda la familia durante cualquier época del año. Además, con todo lo que tiene que ofrecerte, seguro que repetirás visita con el tiempo ya que hay una gran cantidad de senderos que recorrer y de puntos de interés que visitar, todo ello, en el mejor entorno.

Etiquetas: