El Enoturismo por la Ribera del Duero, una Actividad en Alza

De un tiempo a esta parte, y como consecuencia de la gran variedad de propuestas turísticas que hay en diferentes puntos del planeta, hay una, que destaca por encima del resto. Nos estamos refiriendo al enoturismo.

En otras palabras, al hecho de recorrer diferentes lugares con el objetivo de probar sus vinos así como su proceso de elaboración. Y es que no hay mejor forma de conocer un buen caldo que yendo a su lugar de origen.

Un Recorrido por las Bodegas de la Ribera del Duero

Ribera del Duero - Pago de CarraovejasEs por ello, por lo que si queremos conocer el origen de un buen vino dentro de la geografía española, no podemos dejar de visitar la Ribera del Duero. Un lugar en donde se da un clima, y una serie de circunstancias ideales para la elaboración de algunos de los mejores vinos españoles.

Si queremos visitar algunas de las mejores bodegas de la Ribera del Duero tenemos que comenzar visitando las bodegas de Peñafiel, un lugar donde existen algunas de las más importantes en la elaboración de vinos.

Aquí, si tenemos que recomendar algún vino, habría que decantarse por el rosado. Un vino elaborado 100% con uva tempranillo y que, al saborearlo, afloran todos los matices de fresa, cereza y frambuesa que contiene. Ideal para aperitivos y carnes suaves.

Cerca de Peñafiel tenemos otro pueblo que destaca por algunas de sus bodegas, se trata de Quintanilla de Onésimo, donde existen algunas fincas donde se pueden degustar algunos de los mejores caldos del país, vinos elaborados con uva tempranillo de color violáceo y al que se le escapan los sabores a madera vieja. Al pasar por la garganta deja rezumar algunos retazos de regaliz lo que lo hacen muy peculiar.

Ribera del Duero - Nave BarricasTampoco está muy lejos Aranda de Duero y sus alrededores, una de las principales localidades de la zona con importantes bodegas, algunas incluso diseñadas por Norman Foster con el objetivo de contar con un espacio, casi un ecosistema propio, en el que la uva se tratase de forma majestuosa. Y es que de aquí salen algunos de los vinos más exclusivos que se puedan encontrar: Vinos de tempranillo que tienen su principal característica en que la elaboración y crianza de vino es de  más de dos años estando una primera fase en barrica de roble francés y otra segunda fase en botella. De este modo se consigue un producto indispensable para acompañar las carnes de la zona y cualquier tipo de queso.

Una sere de vinos que hacen que el paladar de las personas que las visiten salga con una gran sensación. Porque si comer es un placer, ¿por qué no acompañarlo con los mejores vinos?