Qué se puede llevar en el equipaje de mano al viajar en avión

A la hora de organizar un viaje en avión uno de los principales quebraderos de cabeza suele ser la preparación del equipaje, tanto de la maleta que va a ir en bodega, como el equipaje de mano que tenemos pensado llevar que nosotros, especialmente a los objetos y ciertos alimentos y bebidas que nos acompañarán durante el vuelo.

Cuando se prepara el equipaje de mano el sentido común debe ser el verdadero protagonista que oriente a todo viajero, ya que ayudará a elegir aquellos elementos realmente necesarios que podrán subirse en el equipaje de mano, y permitirá descartar aquellos que pueden ir perfectamente junto con las maletas facturadas, y que no se necesitarán hasta haber llegado al destino.

El sentido común para preparar el equipaje de mano

De este modo, hay determinados objetos que por su naturaleza y motivos de seguridadno se pueden llevar en el equipaje de mano como por ejemplo unas tijeras de más de seis centímetros de cuchilla, un cuchillo, navajas de afeitar abiertas, cúter, cerillas o navajas. Sin embargo, si está permitido un paraguas, un bastón, un cochecito de niño o silla de ruedas, tijeras de punta redonda, una cuchara, líquido para lentillas, cuchillas desechables de afeitar o incluso un cortauñas.

Desde hace unos años para determinados productos de higiene como geles, pasta de dientes, champús o jabones, pueden subirse en el equipaje de mano siempre que estén debidamente identificados, no superen los 100 ml, y se encuentren en bolsas o estuches y neceseres transparentes. En cuanto a los medicamentos, siempre que se acompañe la receta médica o justificante médico, están exentos de restricciones en cuanto a cantidad.

Qué bebidas y comida se pueden llevar en el equipaje de mano

Mucha gente se pregunta si se puede llevar comida en el equipaje de mano. En cuanto a la comida y bebida, la idea principal a tener en cuenta, es que se pueden llevar todo tipo de alimentos que no sean perecederos y que estén en bolsa, pero con ciertas peculiaridades que se ven a continuación.

Así por ejemplo, las típicas tabletas de chocolate que estén selladas, otros tipo de dulces como golosinas o galletas que estén empaquetadas y cerradas, o pasteles y patatas fritas que estén sin abrir, junto a alimentos que estén enlatados, pueden subirse sin problema junto al equipaje de mano. En cuanto a bebidas alcohólicas, aquellas que tengan más de un setenta por ciento de alcohol, están completamente prohibidas. Hay que tener en cuenta además que hay una limitación de hasta un litro por persona en cuanto a la cantidad total de líquidos que se pueden subir a bordo.

En el caso que se viaje con bebés, es posible subir en el equipaje alimentos como leche en polvo o materna, además de todo tipo de comida para bebés, siempre que se identifique debidamente y reúna todo ello en una bolsa transparente para ser revisada en caso necesario.

Igualmente, los condimentos, líquidos como agua, o salsas que estén debidamente cerrados y sellados y que no superen los 100 ml, pueden subirse a bordo. Por otro lado y obviamente, todos los productos perecederos, como frutas, verduras, carnes, pescados o embutidos, están prohibidos en casi la totalidad de los aeropuertos

Normalmente, para tener una referencia sobre los alimentos que se pueden subir junto al equipaje de mano, todo lo que se adquiera en las tiendas del aeropuerto en el Duty Free, una vez facturado el equipaje principal y haber pasado el respectivo control, pueden subirse a bordo junto al equipaje de mano. En cuanto al resto de objetos, comida y bebidas, hay que tener en cuenta la limitación por mililitros, identificarlos en bolsas transparentes, aplicar el sentido común y evitar cualquier alimento perecedero.