Esquiar en la estación de Grandvalira en tus vacaciones de Navidad

Aunque parezca mentira, el verano es la mejor época para reservar tus vacaciones de Navidad. Y si te gusta esquiar, esas vacaciones deben ser en la estación de esquí de Grandvalira

La estación de esquí de Grandvalira se encuentra en Andorra, y es la estación más grande del Pirineo, y también una de las de mayores dimensiones de Europa: tiene 210 kilómetros de pistas, a las que presta servicio un forfait único.

Además, tanto los expertos en este deporte como los que se deciden a experimentar con el esquí por primera vez, pueden encontrar en esta estación andorrana su lugar: existen cursos para empezar a practicar el esquí y para perfeccionarlo; además, lo más pequeños pueden acercarse al deporte de la nieve a través de las actividades de la escuela infantil.

GranvaliraGrandvalira ha sido escenario de diversas competiciones internacionales como las Finales de la Copa del Mundo de Esquí Alpino AUDI FIS en marzo de 2019. También cabe destacar la Copa del Mundo de Esquí Femenino FIS del año 2012 o las pruebas correspondientes a la Copa del Mundo de Quilómetro Lanzado FIS todas las temporadas entre el 2012 y el 2019, incluyendo en los últimos años las Finales y los Campeonatos del Mundo.

Los amantes del esquí libre también han podido presenciar durante 15 años la Total Fight Masters of Freestyle, siendo su primera edición en el 2005 y contando en la actualidad con la categoría ELITE en la disciplina de Snowboard y GOLD en la disciplina de Freeski.

Otro aspecto que hay que resaltar, es que en esta estación se pueden organizar distintos tipos de vacaciones, pues existen actividades tanto para viajar en familia, como en pareja o en grupo de amigos; de hecho, en la propia estación hay diversos establecimientos hoteleros que colaboran ofreciendo paquetes en los que se incluyen el forfait.

Entre las diversas actividades de la estación también se pueden encontrar ofertas en las que están presentes la Escuela de Esquí o las clases particulares para los niños. Y para aquellos a los que les guste la aventura, pueden experimentar, tanto durante el día como durante la noche, con las motos de nieve o el mushing, que consiste en pasear por la nieve en un trineo tirado por perros.

Pero quienes busquen relajarse y alejarse del mundanal ruido, pueden disfrutar de spas y balnearios, pues, no en vano, cuenta con uno de los centros de agua termal de montaña más grandes de Europa.

Además, entre las actividades más llamativas, destacan la construcción nocturna de iglús, el safari nocturno en el que se puede ver cómo se mantienen las pistas, el descenso en tirolina o el vuelo en parapente.