Visitar las iglesias prerrománicas del Reino de Asturias

Los monumentos prerrománicos de Asturias son un conjunto de monumentos, declarados Patrimonio de la Humanidad. Fueron construidos durante el Reino de Asturias en el período comprendido entre los años 718 y 925, años en los que existió dicho reino.

Al las iglesias de las que hablamos aquí hay que añadir al conjunto la Cámara Santa de la que ya hablamos en la Catedral de Oviedo, la Foncalada, también en Oviedo.

Ruta por las iglesias prerrománicas de Asturias

1. Santa María del Naranco, la más famosa de todas

Santa María del NarancoLa Iglesia de Santa María del Naranco más conocida de todas y todo un símbolo de Oviedo y de Asturias.

Su construcción data del año 848 y fue diseñada como palacio para el rey Ramiro I. Más tarde, en el siglo XIII fue transformada en iglesia tras una remodelación por un derrumbe.

La iglesia tiene 20 metros de largo y 6 de ancho y consta de 2 pisos. La planta baja tiene el techo de bóveda y se cree que fue utilizado como la sala en la que el Rey realizaba las audiencias mientras que la planta alta era utilizada como sala noble.

El edificio destaca por las bóvedas de cañón, los contrafuertes y los arcos fajones para sujetar la bóveda. Para acceder a la parte superior existe una escalera exterior que te lleva hasta ella.

Lo característico de este edificio son sin duda las fachadas este y oeste en donde existen unos miradores con 3 arcos sobre columnas que se han convertido en el símbolo de Asturias.

2. San Miguel de Lillo, muy cerca de la anterior

Oviedo - San Miguel de LilloMuy cerca de Santa María del Naranco se encuentra esta otra bonita iglesia prerrománica.

Se construyó en el mismo año también mandada construir por el rey Ramiro I. A diferencia de la anterior, esta sí que fue iglesia desde el principio estando dedicada a San Miguel.

San Miguel de Lillo tuvo originalmente planta de basílica de tres naves pero en el siglo XIII sufrió un derrumbamiento que destruyó la gran parte del edificio y hoy sólo se conservan el vestíbulo y el comienzo de las naves.

En este edificio también predomina la bóveda de cañón estando las naves separadas por arcos que descansan sobre columnas. Destacan los relieves de la puerta de entrada y algunas pinturas decorativas que aún se conservan. Actualmente su estado de conservación es bastante lamentable.

3. San Julián de Prados

San Julián de PradosLa construcción de San Julián de Prados fue ordenada por el rey Alfonso II en el siglo IX aunque se desconoce el año exacto de su construcción.

Al igual que la anterior tiene planta de basílica de 3 naves aunque separadas por pilares cuadrados sobre los que descansan arcos de medio punto.

Este templo está mejor conservado que el de San Miguel de Lillo y lo que más destacan son sus pinturas en estuco que están perfectamente conservadas.

En estas pinturas no hay representadas formas humanas ni animales sino diversos objetos, formas geométricas o edificios y destacan por su gran variedad de colores. También son muy interesantes los capiteles de mármol de las columnas.

Esta iglesia se encuentra en el interior de Oviedo junto a la carretera que procede de Gijón.

4. Santa Cristina de Lena

Asturias - Santa Cristina de LenaEn Pola de Lena, a unos 35 km al sur de Oviedo se encuentra esta iglesia prerrománica.

Fue construida a mediados del siglo IX en tiempos del rey Ramiro I, siendo por tanto de la misma época que los dos que se encuentran en el Monte del Naranco.

El edificio tiene forma de cruz griega con una sóla nave rectangular con dos capillas laterales, un vestíbulo y un ábside.

Esta forma no era la habitual en las iglesias prerrománicas por lo que es un edificio único en su época aunque sí que dispone de bóveda de cañón, arcos fajones y contrafuertes como el resto de iglesias. En su interior se observa que el suelo está a dos alturas, quedando el altar más elevado y destaca por las pinturas del interior.

Puedes encontrar más información en la página oficial de los monumentos prerrománicos de Asturias.

También te puede interesar