Aprovecha el invierno para viajar al Caribe y sus playas

En los días de frío de diciembre, enero o febrero, esos que destacan por la falta de luz y de claridad, ¿quién no se plantea al menos una vez por año el hecho de escaparse a las calientes, claras y brillantes aguas del Caribe?

Pues bien, el caso es que aunque el Caribe no es tan “Caribe” como algunos se lo imaginan, la escapada hasta esta zona del mundo con tiempo privilegiado es del todo menos monótona e imposible.

La costa caribeña de Estados Unidos

Caribe - Estados UnidosLo primero de todo porque un vuelo hasta la costa este de Estados Unidos, a día de hoy, no alcanza los precios inaccesibles de otros tiempos. Y de la costa este hasta el Caribe, las distancias son accesibles. Nueva Orleans llama a cualquiera desde un enclave privilegiado en el Golfo de México a base de música, ambiente nocturno y una gastronomía de reputación.

La ciudad del Estado de Luisiana es, posiblemente, una de las capitales culturales de Estados Unidos y sirve como el puente hacia el Caribe que cualquiera se imagina en dichos días de frío; Nueva Orleans es, por lo tanto, un paso previo a las playas de Miami y los cayos de Florida.

El Caribe de Cuba y México

Caribe - CubaY ya desde allí, las opciones son variadas: desde un vuelo hacia La Habana que ahora permite la apertura económica y en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, o la opción de disfrutar de un crucero económico por la parte más oriental de las islas caribeñas o a las Bahamas.

Y sin embargo, no todo son playas de arena blanca y complejos hoteleros dedicados a la relajación total. Y es que un vuelo hasta Cancún, Mérida o cualquier punto del Caribe mexicano puede trasladar a uno a un viaje cultural e histórico por la vida del antiguo imperio maya.

De hecho, muy pocos lugares en el mundo pueden presumir de un patrimonio tan rico a tan pocos metros de la costa, una mezcla de la que Tulum podría ser un perfecto ejemplo, con su pirámide maya a pie de playa. A tiro de piedra en coche también está la costa de Belice, con unas de las aguas y costas de corales con mayor reputación de todo el mundo, y la siempre mística Guatemala, centro mundial de ruinas mayas y que posee algunos de los volcanes y lagos más impresionantes del planeta.

Centroamérica y el Caribe

Caribe - Cartagena de IndiasHonduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá completan un grupo de países que se encuentran a una distancia razonablemente corta como para cubrirla en un viaje en coche que no dure más de un mes. Y por último, de llegar con las energías suficientes, un viaje en barco desde el caribe panameño puede trasladar a uno hasta la costa colombiana, tierra de salsa, cumbia y cualquier baile que uno se pueda imaginar.

Desde la bella Cartagena de Indias, la ciudad colonial por excelencia de Latinoamérica, pasando por Barranquilla, la costa colombiana ofrece el último y perfecto respiro del espíritu caribeño que uno busca cuando se cruza todo el Atlántico para poder disfrutarlo. Quizás, lo único malo que pueda tener es que es un último paso demasiado bueno como para no sufrir de depresión post-vacacional una vez que uno regresa al frío invernal del hemisferio norte.