Saltar al contenido

Disfrutando del Paseo del Arte en Madrid. Una visita muy completa

El conocido como Paseo del Arte es una de las zonas imprescindibles que visitar en Madrid y sin duda, una de las que más sorprenden a todo el que llega a la ciudad. En este recorrido podrás disfrutar de una parte del Paisaje de la Luz, que es la zona de Madrid que ha sido declarada como Patrimonio de la Humanidad.

El Paseo del Arte está formado fundamentalmente por dos avenidas que forman eje central de la ciudad como son el Paseo del Prado, que va desde la Estación de Atocha hasta la Plaza de Cibeles, y el Paseo de Recoletos, que va hasta la Plaza de Colón.

Los edificios, fuentes, museos y demás elementos que componen el Paseo del Arte hacen de este arbolado paseo un lugar muy especial que desde el reinado de Carlos III, que reformó profundamente la zona, sirve para disfrute de madrileños y visitantes.

El recorrido por el Paseo del Arte

La Plaza del Emperador Carlos V y la Estación de Atocha

Nuestra visita al Paseo del Arte va a comenzar en la parte sur del recorrido, junto a la Estación de Atocha, la principal estación ferroviaria de la ciudad, inaugurada en 1851 y que ha sufrido importantes remodelaciones posteriores hasta convertirse en el gran complejo que es hoy en día, que se podría considerar como un conjunto de estaciones.

En el interior de lo que era la antigua se encuentra en la actualidad un jardín tropical, que hace más amena la espera a los viajeros antes de que parta su tren.

La estación se encuentra en la Plaza del Emperador Carlos V, donde se encuentran importantes puntos de interés como la Fuente de la Alcachofa, que en realidad es una réplica de una fuente con el mismo nombre que se encuentra en el Parque del Retiro, y el edificio del Ministerio de Agricultura, llamado Palacio de Fomento, de finales del siglo XIX y que destaca por el conjunto escultórico de bronce que hay en su tejado.

El Museo Reina Sofía

Madrid - Museo Reina Sofía - Muchacha en la VentanaEl Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, que es como en realidad se llama este museo, se encuentra junto a la Estación de Atocha y es uno de los 3 museos que conforman el Triángulo del Arte, aunque no son los únicos museos que se encuentran en el Paseo del Arte.

El Museo Reina Sofía se inauguró en 1990 en el antiguo Hospital General de Madrid, obra de Sabatini, y fue posteriormente ampliado convirtiéndose en uno de los museos más visitados de Europa.

El Museo Reina Sofía está dedicado al arte contemporáneo con obras que van desde finales del siglo XIX hasta la actualidad albergando cuadros de Miró, Dalí, Juan Gris y Picasso, autor de su obra más famosa, el Guernica, que es su obra maestra y motivo por el que el museo recibe millones de visitantes.

El Jardín Botánico

Madrid - Jardin BotanicoYa podemos comenzar a caminar por el Paseo de Recoletos admirando sus edificios y sus árboles hasta llegar al Jardín Botánico, casi como una continuación del Parque del Retiro y del Museo del Prado. Fue fundado en 1755 por Fernando VI pero su ubicación actual data de 1781 cuando lo trasladó Carlos III.

La colección de plantas que alberga en su interior es envidiable pudiendo encontrar ejemplares de otros contienentes, como América o África pudiendo realizar un recorrido que te sorprenderá. Además, dependiendo de la estación del año que visites encontrarás diferentes motivos para visitarlo y disfrutar de sus encantos.

No solo las plantas tienen protagonismo en el Jardín Botánico. También pdoemos encontrar fuentes y otros monumentos muy interesantes.

Frente al Jardín Botánico, en la otra acera del Paseo del Prado se encuentra el CaixaForum, un edificio con una arquitectura muy peculiar y en el que se se pueden visitar interesantes exposiciones temporales.

El Museo del Prado

Madrid - Museo Prado - Fusilamiento 3 MayoJusto a continuación encontramos el segundo de los museos del Triángulo del Arte, que es además el museo más importante de Madrid y el más visitado. Hablamos del Museo del Prado, un museo que no necesita presentación.

El edificio en sí es ya una auténtica maravilla. Se trata del Palacio de Villanueva, construido en 1785 pero que fue restaurado tras los desperfectos que sufrió en 1808 tras la invasión de Napoleón Bonaparte. Muy cerca se encuentra el Casón del Buen Retiro, otra de las sedes del museo.

En la colección que nos ofrece el Museo del Prado hay infinidad de obras maestras de la pintura universal, con especial atención a la pintura española con autores como Goya, Velázquez, Zurbarán o Sorolla. Pero también encontramos obras de Tiziano, Veronés, Rafael, Tintoretto, Caravaggio, Van Dyck, Rubens o El Bosco. Imposible resumir en pocas líneas todas las maravillas que se pueden encontrar en este museo.

La Iglesia de San Jerónimo el Real

Madrid - Iglesia San JeronimoSituada en un lugar elevado junto al Museo del Prado encontramos Los Jerónimos, nombre con el que también se conoce a esta bonita iglesia, que ha tenido una gran importancia en la historia de la ciudad.

Fue parte de un antiguo monasterio y debemos destacar su bonita fachada coronada por dos torres y un bonito interior que te sorprenderá. En esta iglesia se celebró la boda de Alfonso XIII en 1906 con Victoria Eugenia de Battenberg.

Muy interesante es también su claustro, que hoy en día forma parte del Museo del Prado y en él podemos visitar parte de las obras que se exponen en el mismo.

Las Plazas de la Lealtad y la de Cánovas del Castillo. La Fuente de Neptuno

Madrid - Fuente NeptunoA pocos metros se encuentran dos plazas contiguas, que a veces se confunden entre sí, como son la Plaza de Cánovas del Castillo y la Plaza de la Lealtad. En ella se encuentra dos de los hoteles más lujosos de Madrid en sendos edificios realmente espectaculares como son el Hotel Ritz y el Hotel Palace, situados uno frente al otro.

En el centro de la plaza se encuentra uno de los monumentos más importantes de Madrid, la Fuente de Neptuno, obra de Ventura Rodríguez, de estilo neoclásico y de mármol. Representa a Neptuno tirado por un carro con dos caballos marinos.

Otro de los lugares de interés que se encuentran en la Plaza de la Lealtad es la Bolsa de Madrid, un edificio de estilo neoclásico con una impresionante fachada con 6 columnas y una escalinata. Del interior hay que destacar el Salón de los Pasos Perdidos y, por supuesto, el Parqué de la Bolsa, con una rica decoración y el reloj central que marcaba las horas de las operaciones bursátiles.

El último de los puntos de interés de la plaza es el Monumento a los Caídos por España, donde están depositadas las cenizas de los madrileños que se levantaron el 2 de mayo de 1808.

El Museo Thyssen-Bornemisza

Madrid - Museo Thyssen - La Plaza de San MarcosLlegamos por fin al tercero de los museos que forman el Triángulo del Arte, muy diferente a los otros dos, como es el Museo Thyssen-Bornemisza, donde se puede admirar la mejor colección de origen privado que puedas encontrar en España.

En este museo se encuentra la que fuera la colección privada del Barón Thyssen y de su esposa, Carmen Cervera, que fueron vendidas al Gobierno de España en 1993 para ser expuestas en este museo. El edificio en el que se encuentra es el Palacio de Villahermosa.

En el Museo Thyssen encontramos más de 1000 obras, fundamentalmente pintura, de diferentes estilos que van desde el Renacimiento hasta el Romanticismo pasando por el Pop Art o el barroco. Rubens, Caravaggio, Rembrandt, Renoir o Van Gogh son algunos de los pintores que ven expuestos sus cuadros en este museo.

Tras la visita podemos continuar caminando hacia el norte, admirando la Fuente de Apolo o el Museo Naval, un museo muy recomendable si te gustan los barcos y la historia de la navegación española.

La Plaza y la Fuente de Cibeles

Madrid - Plaza de Cibeles - PalacioPor fin llegamos a la Plaza de Cibeles, otro de los lugares imprescindibles que ver en Madrid. Un lugar donde mires a donde mires tendrás algo que te sorprenderá ya que tanto en cada una de las esquinas como en el centro tienes grandes maravillas arquitectónicas.

En el centro de la plaza tenemos la Fuente de Cibeles, que da nombre a la misma y que se encuentra mirando hacia la Gran Vía y la Puerta del Sol. La fuente fue inaugurada en 1782, aunque inicialmente estaba en un rincón de la plaza y representa a la Diosa Cibeles sobre un carro que es tirado por dos leones. Es una de las obras maestras de Ventura Rodríguez.

Alrededor de la fuente se disponen varios edificios imponentes. El más bonito de todos es el Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid, que destaca por su color blanco y sus torres. Se puede visitar su interior, donde suele haber exposiciones temporales y subir a uno de los mejores miradores que podemos encontrar en Madrid gracias a las vistas que se tienen de la zona.

Frente a él se encuentra el edificio del Banco de España, sede del organismo que supervisa el sistema bancario español y que data de 1891. Los otros dos edificios que se encuentra en la Plaza de Cibeles son el Palacio de Buenavista,  que alberga el Cuartel General del Ejército y que se puede observar tras unos jardines, y el Palacio de Linares, que alberga la Casa de América.

La Puerta de Alcalá

Madrid - Puerta AlcaláDesde la Plaza de Cibeles parte el Paseo de Recoletos, pero antes de dirigirnos hacia él vamos a comenzar a caminar por la Calle de Alcalá en dirección a otro de los monumentos más emblemáticos de Madrid, la Puerta de Alcalá.

Antes de llegar hasta ella, mientras bordeamos el Palacio de Cibeles, veremos la Galería de Cristal del mismo, un gran patio cubierto por una bóveda acristalada, que suele albergar diferentes eventos. Más adelante, mientras admiramos los edificios de la Calle de Alcalá llegamos por fin al precioso monumento.

La Puerta de Alcalá, situada en la Plaza de la Independencia, fue construida por orden de Carlos III en el año 1778, como recuerda la inscripción que se puede ver en sus fachadas, que por cierto, son completamente diferentes por lo que es recomendable rodear la Puerta para admirarlas. La Puerta de Alcalá consta de 5 arcos, siendo los 3 centrales más grandes que los laterales.

La Calle Serrano y el Museo Arqueológico Nacional

Madrid - Museo Arqueologico - Dama de ElcheDesde allí, venciendo la tentación de visitar el Parque del Retiro, continuaremos caminando por la Calle Serrano, epicentro de la llamada Milla de Oro de Madrid donde se encuentran algunas de las tiendas más lujosas de la ciudad.

En la Calle Serrano se encuentra el Museo Arqueológico Nacional, el más importante de España en su categoría. Comparte edificio con la Biblioteca Nacional, cuya entrada se encuentra en el Paseo de Recoletos. Se trata de un edificio neoclásico del siglo XIX representando uno de los edificios más imponentes de la zona.

En el Museo Arqueológico Nacional podemos hacer un recorrido a través de sus obras de arte desde la Prehistoria hasta la Edad Moderna procedentes de España aunque también hay obras de la Antigua Grecia y de Egipto. Entre las obras que podemos admirar la más destacable y conocida es la Dama de Elche, una escultura íbera que data de entre los siglos IV y V a.C. aunque hay casi un millón y medio de obras.

La Plaza de Colón

Madrid - Plaza ColónLa Plaza de Colón es un espacio abierto con grandes edificios y muchos lugares de interés tanto en ella como en sus alrededores. De la Plaza de Colón lo que podemos destacar principalmente es la Estatua de Colón, una estatua de 17 metros de altura, erigida en 1885 para conmemorar la boda entre Alfonso XII y María de las Mercedes.

En la Plaza de Colón tenemos también los Jardines del Descubrimiento, inaugurados en 1970. Bajo estos jardines se encuentra el Centro de Arte Fernando Fernán Gomez y en la parte superior una enorme bandera de España de casi 300 metros cuadrados y situada a 50 metros de altura.

Entre los edificios que rodean la plaza destacan las Torres de Colón, con 116 metros de altura y que se construyeron de una manera muy original con dos pilares centrales que sujetan una plataforma desde la que caen las fachadas.

La Plaza de la Villa de París y el Tribunal Supremo

Madrid - Plaza Villa Paris - Tribunal SupremoJunto a la Plaza de Colón nos encontramos con la Plaza de la Villa de París, que fue un huerto del convento de las Salesas Reales, y donde se encuentra una estatua de Fernando VI que antiguamente había estado en Aranjuez.

La Plaza en sí es muy bonita pero sin duda el principal punto de interés de la misma es el Tribunal Supremo, que en realidad es una parte del Convento de las Salesas Reales.

La fachada principal, que da a la Plaza de la Villa de París y su cúpula son dignas de una visita pero su interior barroco afrancesado con suelos de mármol resulta una delicia para los visitantes.

La Iglesia de Santa Bárbara

Madrid - Salesas RealesSaliendo de la plaza llegamos a la que muchos consideran la iglesia más bonita de Madrid,  la Iglesia de Santa Bárbara, construida por orden de Bárbara de Bragança en 1722 se encuentran enterrados los restos del rey Fernando VI, además de la propia Bárbara de Bragança.

La fachada principal de la Iglesia de Santa Bárbara consta de 8 pilares. En ella destaca la vidriera que representa a Santa Bárbara y una cruz de piedra con dos ángeles de rodillas y dos torres que se levantan sobre la fachada.

Del interior, de estilo barroco, destaca la monumentalidad de los sepulcros de Bárbara de Bragança y Fernando VI. Hay que destacar también que son los únicos reyes españoles que están enterrados en España por deseo de ellos mismos.

El Paseo de Recoletos

Hemos dejado para el final de nuestro recorrido por el Paseo del Arte la visita a una de las avenidas que componen la ruta, el Paseo de Recoletos, al que volvemos caminando por la Calle Bárbara de Braganza. Su origen data del siglo XVI y es una de las calles con más encanto de Madrid y donde han vivido importantes personajes de la historia madrileña.

Este aire aristocrático y señorial se puede observar en los diferentes edificios y palacetes que te vas encontrando a lo largo de la calle, entre los que destaca el Palacio del Marqués de Salamanca, de mediados del siglo XIX, actual sede de la Fundación BBVA.

En el Paseo de Recoletos se encuentra el famoso Café Gijón, fundado en 1888 y que aún hoy continúa abierto habiendo sido testigo de importantes tertulias a lo largo del siglo XX en la que participaban los más importantes personajes intelectuales que pasaron por Madrid. Entre los ilustres clientes se encontraban Benito Pérez Galdós, José Canalejas o Santiago Ramón y Cajal. Lo que se discutía en este local debía ser de lo más interesante.

Etiquetas: