Qué ver en Alba de Tormes, la cuna de la Casa de Alba

Muy cerca de Salamanca se encuentra una pequeña localidad, cuna de una de las casas nobiliarias más importantes de la historia de España y más famosa. Hablamos de Alba de Tormes, una maravilla que merece una visita siendo una bonita excursión muy recomendable desde la capital salmantina.

Alba de Tormes está muy ligada a la Casa de Alba, que dio un gran esplendor a esta villa medieval, pero también es conocida por ser el lugar donde se encuentra enterrada Santa Teresa de Jesús, una de las escritoras más importantes de la literatura española.

Visitar Alba de Tormes en un día es posible por su tamaño, a pesar del cuál tienes muchos puntos de interés.

Qué ver en Alba de Tormes en 1 día

El Puente Medieval de Alba de Tormes

El primer punto de interés que encontrarás al llegar a Alba de Tormes, será su puente medieval, desde donde además tienes las mejores vistas de la villa, en una hermosa imagen que puedes tener del conjunto que forman el puente, la villa y el río Tormes.

El Puente Medieval consta de 23 arcos y cuenta con la peculiaridad de que todos son diferentes. Aunque fue construido durante la Edad Media en el mismo lugar que se encontraba un puente romano, el actual es uno reconstruido tras la Guerra de la Independencia ya que sufrió importantes daños.

Desde aquí puedes comenzar a visitar Alba de Tormes, cruzando el puente y descubriendo todas sus maravillas.

Basílica de Santa Teresa de Jesús

Al otro lado del puente encontramos otra de las joyas que visitar en Alba de Tormes. Hablamos de la Basílica de Santa Teresa de Jesús, una joya inacabada que te recibe antes de adentrarte en el casco antiguo de la villa.

La Basílica de Santa Teresa de Jesús es de estilo neogótico y su construcción comenzó a finales del siglo XIX. Las obras han sido interrumpidas varias veces, motivo por el que aun no está acabada aunque en 2007 se retomaron finalizando el ábside y el presbiterio.

A pesar de todo hoy en día puede visitarse y conocer sus capillas y sus 3 naves. Una visita muy recomendada a un lugar destinado a albergar los restos de Santa Teresa de Jesús, aunque no están aquí. Los descubriremos después.

La Plaza Mayor de Alba de Tormes

Ascendiendo por sus calles nos adentramos en el casco antiguo de Alba de Tormes llegando en primer lugar a la Plaza Mayor, situada a pocos metros, lugar de encuentro de los vecinos de la localidad y donde debemos destacar el edificio del Ayuntamiento y la Iglesia de San Juan, así como la fuente central rodeada de palmeras.

La Iglesia de San Juan es de estilo románico mudéjar y en ella se encuentran los sepulcros de importantes personajes históricos de Alba de Tormes.

Desde aquí podemos caminar unos metros para llegar al punto más importante de la villa, la Plaza de Santa Teresa, donde tienes diferentes lugares que visitar

La Plaza de Santa Teresa y el Convento de la Anunciación

La Plaza de Santa Teresa es la plaza más interesante de Alba de Tormes. En ella podemos encontrar la Iglesia de San Juan de la Cruz, el primer templo del mundo dedicado al poeta místico, que forma parte de Convento de los Padres Carmelitas Descalzos y de la que podemos destacar su hermosa fachada.

Pero en esta plaza se encuentra también el Convento de la Anunciación, en cuya iglesia se encuentra el sepulcro de Santa Teresa de Jesús, el lugar más visitado de Alba de Tormes. En una urna situada en el altar se encuentra su cuerpo incorrupto y dos de sus reliquias, el brazo izquierdo y su corazón.

En un edificio adyacente al Convento se encuentra el Museo Carmelitano, donde se puede admirar una colección de obras de arte inspirada en la vida de Santa Teresa de Jesús y su época.

El Castillo de los Duques de Alba

El siguiente destino será el Castillo de los Duques de Alba, situado un poco más alejado pero al que llegarás en pocos minutos. Por el camino te recomendamos visitar la Iglesia de Santiago, también de estilo mudejar y de la que podemos destacar su ábside románico.

El Castillo de los Duque de Alba, situado en la parte más alta de Alba de Tormes. Tiene sus orígenes en el siglo XII y hoy en día solo se conserva la Torre del Homenaje, una de las 6 torres que llegó a tener la fortaleza. En su exterior puedes visitar las excavaciones arqueológicas de sus ruinas.

En su interior se pueden visitar diferentes salas con bonitas pinturas y además se puede acceder a su mirador, desde donde se tienen unas estupendas vistas del Río Tormes y el Puente Medieval.

Así finaliza nuestra visita por Alba de Tormes de un día.

Puedes encontrar más información en la página oficial de turismo de Alba de Tormes.