Qué ver en Basilea en un día

Basilea es una ciudad medieval suiza muy cercana los países cercanos de Francia y Alemania, siendo una de las ciudades más bonitas del país y en la que encontrarás numerosos museos, nada menos que 40, y calles y edificios fantásticos.

Visitar Basilea en un día es posible ya que no es una ciudad muy grande y todo lo importante que ver se encuentra muy cerca. La ciudad se encuentra dividida en zonas separadas por el Río Rin: Grossbasel, que es la zona más antigua, y Kleinbasel.

Aquí tienes un recorrido con lo mejor que ver en Basilea en 1 día.

Qué ver en Basilea en un día

Marktplatz y el Casco Antiguo

que ver en BasileaEl recorrido a pie por Basilea puede empezar en Marktplatz, la zona más céntrica de la ciudad y donde se encuentra el Ayuntamiento, uno de los monumentos más interesantes que ver en Basilea.

La fachada del Ayuntamiento, de color rojo, destaca por su bonito reloj así como las figuras y escudos de los cantones suizos que hay en sus paredes. Data de principios del siglo XVI aunque ha sido varias veces ampliado posteriormente. Es posible visitar el patio del Ayuntamiento y admirar las pinturas de sus paredes

Tras visitar el Ayuntamiento podemos comenzar a visitar el casco antiguo de Basilea, muy bien conservado y uno de los más bonitos que podemos encontrar en Europa gracias a sus plazas y callejuelas que te sorprenderán.

Del Casco Antiguo de Basilea podemos destacar Wendelstorferhof y Reichensteinerhof, dos casas del siglo XVIII que destacan por su color blanco y azul, respectivamente, y que pertenecieron a un rico comerciante. Aunque hay muchas otras casas que puedes conocer en la zona.

Lo mejor es callejear llegando al río y cruzar el Puente Mittlere Brucke, desde donde se tienen las mejores vistas de la Catedral de Basilea desde la zona de Kleinbasel.

Catedral y Munsterplatz

Si volvemos a cruzar el río llegamos hasta la Plaza de la Catedral, el monumento más famoso de Basilea gracias a sus impresionantes torres de 60 metros de altura y el color rojizo que tanto abunda en esta hermosa ciudad.

Fue construída en el siglo XII en estilo románico pero tras un terremoto en 1356 tuvo que ser reconstruída en estilo gótico. Destacan sus vidrieras del siglo XIX así como el pequeño claustro y la decoración de su interior. Entre sus principales puntos de interés está la Tumba de Erasmo de Rotterdam.

Tras visitar la catedral podemos dirigirnos a Pfalz, desde donde tenemos unas bonitas vistas de Kleinbasel, y después a Spalentor.

Spalentor

Spalentor es una de las 4 puertas que hoy quedan en pie en la ciudad y que formaban parte de las antiguas murallas. Es de estilo gótico y en ella se encuentras varias estutuas religiosas muy interesantes.

Los últimos puntos que podemos visitar de Basilea con la Calle Spalenvorstadt, o la Iglesia de Santa Isabel, de estilo neogótico del siglo XIX y en la que, como curiosidad, podemos encontrar una pequeña cafetería en su interior.

Puedes visitar Basilea gracias a Wowtrip, una página de viajes sorpresa que puedes regalar a quién tu quieras y que seguro que será un acierto. Sobre Wowtrip podemos leer opiniones sobretodo positivas y es una de las más curiosas experiencias que puedes tener.