Qué ver en Cambados, las tres villas más bonitas de las Rias Baixas

Seguro que vas a viajar allí y estás deseando saber qué ver en Cambados. En mitad de las Rías Baixas, en concreto en la Ría de Arousa, tenemos una de las localidades con más historia y más bonitas de Galicia, la llamada capital del Albariño, Cambados.

Cambados es en realidad la unión de tres villas. Por un lado tenemos Fefiñáns, la más histórica y señorial de las tres, San Tomé, la villa más marinera, y la propia Cambados, con unas calles y plazas por las que te encantará pasear.

Y todo esto rodeado de viñedos espléndidos de donde se obtiene uno de los vinos más famosos del mundo, el Albariño, de lo mejor de Galicia.

Un paseo para disfrutar de lo mejor que ver en Cambados

1. La villa y el Pazo de Fefiñáns

Que vere en CambadosNuestro recorrido por la bonita Cambados puede comenzar en la Plaza de Fefiñáns, el centro histórico de la villa y donde se encuentran algunos de los principales monumentos que ver en Cambados.

El más importante de todos es el Pazo de Fefiñáns, construido a partir del siglo XVI por uno de los consejeros de Felipe II, el Señor de Fefiñáns, aunque las obras acabaron en el siglo XVII. Posteriormente pasó a ser propiedad de la famillia Figueroa por lo que también es conocido como Pazo de los Figueroa.

Se trata de un edificio de estilo renacentista italiano y destaca por los balcones de sus extremos, sus puertas de acceso y los escudos familiares que se sitúan sobre ellas. Hoy en día, en el pazo podemos encontrar una bodega de albariño, la primera que lo comercializó con marca y etiqueta.

En la misma plaza podemos encontrar otro de los puntos más interesantes de Cambados, la Iglesia de San Benito, que fue un templo románico aunque reconstruido en el siglo XVII. Destaca por sus dos camparios barrocos y un interior gótico que no te dejará indiferente.

2. Qué ver en la Villa de Cambados

Galicia - que visitar en Cambados - Convento San FranciscoDesde allí podemos ir caminando hacia el sur dejando atrás la Rúa de As Rodas, centro del tapeo, o la Plaza de Francisco Asorey, hasta llegar al Pazo de Bazán, que hoy en día es Parador de Turismo.

El Pazo de Bazán fue construido en el siglo XVII y fue propiedad de la familia Bazán hasta que a mediados del siglo XX lo adquiere el Estado español para convertirlo en Parador.

Desde aquí ya pasamos a la villa de Cambados encontrándonos en primer lugar con la Casa Consistorial, de mediados del siglo XIX aunque en principio fue una cárcel y el juzgado.

Así nos adentramos en las plazas y callejuelas de Cambados, admirando diferentes casas y pazos, como la Casa de la Conchas, de estilo neobarroco, o el Pazo de Fajardo o Salgado.

El Convento de San Francisco es el principal punto de interés de esta zona de Cambados y que destaca por su torre y por su interesante fachada principal. Un poco más lejos está el Pazo de Ulloa.

3. Las Ruinas de Santa Mariña de Dozo

Cambados - Ruinas Santa Mariña de DozoSi continuamos caminando por una larga calle que parece no terminar nunca llegamos a uno de los lugares más conocidos de Cambados, las Ruinas de Santa María Dozo.

Se encuentra en la falda del Monte de A Pastora y aunque ahora se encuentran en ruinas, tuvo una gran importancia en siglos anteriores. Se trata de una iglesia gótica, con elementos renacentistas, construida a finales del siglo XV sobre una capilla románica del siglo XII.

Destacan sus cuatro arcos transversales que cruzan su única nave, sus cinco capillas laterales donde están representadas diferentes escenas de la Biblia y su capilla mayor. En su visita nos debemos fijar en la pereza, uno de los pecados capitales que está representado en uno de los arcos.

En el siglo XIX quedó abandonada trasladándose la iglesia parroquial al Convento de San Francisco. Desde allí podemos dar un nuevo largo paseo hacia la villa de San Tomé dejando a un lado en primer lugar el Pazo de Montesacro, mirando hacia el mar.

Puedes encontrar más información para saber qué ver en Cambados en su página oficial de turismo.

También te puede interesar