Qué ver en en Oporto en un día. Una visita rápida a la ciudad

Aunque es una ciudad con muchos lugares que ver es posible visitar Oporto en un día aunque para ello deberás correr mucho y no dedicar demasiado tiempo a visitas al interior de algunos monumentos.

Lo mejor de Oporto es que la gran mayoría de puntos de interés están muy cerca y se puede llegar caminando de unos a otros sin invertir demasiado tiempo en los desplazamientos. Por eso si te organizas bien podrás conocer lo más importante que ver en Oporto en un día.

Aquí tienes nuestro recorrido de Oporto en un día para que no te pierdas nada. ¿Tienes más días en Oporto? Descubre nuestro recorrido de dos días.

Qué ver en Oporto en un día

Los alrededores de la Estación de San Bento

Oporto - Estacion San BentoEl mejor lugar para comenzar tu visita a Oporto en un día es la Estación de San Bento, ya sea porque llegas a esta ciudad en tren o porque llegues hasta ella en Metro desde tu alojamiento en la ciudad.

Y la propia estación es el primer punto a visitar gracias a un vestíbulo espectacular formado por 20.000 azulejos que narran diversos acontecimientos de la historia de Portugal. Muy cerca de este lugar tienes numerosos lugares que conocer a los que debes dirigirte, por ejemplo, la Catedral de Oporto, uno de los principales monumentos de la ciudad.

Desde allí, lo mejor es caminar hasta la cercana Rua Santa Caterina atravesando la Plaza de Batalha hasta llegar a una de las calles comerciales más importantes de Oporto y con mayor encanto. En ella podrás hacer las compras en las tiendas de las principales cadenas y el famoso Café Majestic. Puedes llegar hasta la Capela de las Ánimas para admirar tanto su interior como su exterior repletos de azulejos.

Muy cerca está el Mercado de Bolhao. Si es un día laborable podrás disfrutar de su frenética actividad y sorprenderte con un tradicional mercado con aire decadente que no te dejará indiferente.

La Avenida de los Aliados y la Torre de los Clérigos

La Avenida de los Aliados, con sus modernistas edificios, donde se encuentra el Ayuntamiento de Oporto es el siguiente destino. No olvides dirigirte hacia el sur donde se encuentra la Plaza de la Libertad, lugar desde el que ya puedes divisar al Iglesia de los Clérigos, uno de los símbolos de la ciudad.

Visitar el interior de la Iglesia de los Clérigos es imprescindible aunque solo tengas un día para visitar Oporto y no te puedas entretener en muchas visitas. Pero no te puedes ir de Oporto sin conocerla. Ni tampoco sin subir a su torre y admirar la ciudad desde las alturas. Suele haber bastante cola, así que paciencia. Y también con los cientos de escalones hasta llegar arriba.

Tras bajar de la torre lo que debes hacer es dirigirte a otro lugar muy especial, la Librería Lello e Irmao, donde no podrás evitar acordarte de las películas de Harry Potter gracias a su estructura y las escaleras del interior. Y es que su autora J.K.Rowling pasó una temporada en Oporto y se dice que iba a esta librería para inspirarse e inscribir. Por cierto, que debido a la gran afluencia, cobran una pequeña entrada que te descuentan si compras algún libro.

El Palacio de la Bolsa

Oporto - Palacio de la BolsaCon todo esto ya conocerás la parte alta de la ciudad. Toca comenzar a descender por sus empinadas calles hasta llegar al Río Duero. Si tienes la oportunidad, durante tu descenso, ve hasta el Mirador da Vitoria, un lugar muy decadente pero desde el que se tienen unas vistas geniales de la ciudad.

Pronto llegarás hasta el Jardín do Infante Dom Enrique, donde además del Mercado Ferreira Borges, también se encuentra el Palacio de la Bolsa, otra de las grandes joyas de Oporto con una fachada neoclásica muy interesante pero con un interior espectacular que le hace ser uno de los lugares imprescindibles que ver en Oporto en un día. Eso sí, en esta visita de un día es muy probable que no puedas conocerlo ya que no te dará tiempo. De no ser que sacrifiques la subida a la Torre de los Clérigos por esta visita.

Anexa al Palacio de la Bolsa se encuentra la Iglesia de San Francisco, cuyo gran atractivo es su interior gracias al revestimiento dorado de sus tres naves, tan ostentoso que incluso la iglesia fue cerrada durante un tiempo por resultar ofensiva por la pobreza que la rodeaba.

El Barrio de Ribeira

6Ahora ya es el momento de visitar el Barrio de Ribeira, el más genuino y bonito de Oporto, el que se encuentra junto al Río Duero y el más auténtico. Fue un antiguo barrio de pescadores donde ahora podemos encontrar numerosos restaurantes, mucho ambiente y la Casa do Infante. No te olvides de pasear junto al río para admirar el Puente Don Luis I y las bodegas que hay al otro lado del río, en Vila Nova de Gaia.

Con este intenso recorrido habrás visitado los lugares más importantes de Oporto. Lo recomendable es tener más días para poder hacer todas estas visitas con tranquilidad así como todo lo que te has dejado en el tintero.

Puedes encontrar más información en la página oficial de turismo de Oporto.