Inicio » Portugal » Qué ver en Lisboa en 4 días. Un paseo por la capital portuguesa

Qué ver en Lisboa en 4 días. Un paseo por la capital portuguesa

En este artículo os vamos a ofrecer un paseo con lo mejor que ver en Lisboa en 4 días, una cantidad de días suficiente para conocer la ciudad y también hacer alguna excursión cercana. Incluso podrás repetir alguna visita.

Visitar Lisboa en 4 días es muy fácil, ya que la ciudad está dividida en barrios por lo que puedes dedicarte a uno concreto y luego ir a otro. Esto es lo que recomendamos. Y salvo el barrio de Belem, los demás están muy cerca.

Aquí tienes nuestro recorrido con lo mejor que visitar en Lisboa en 4 días.

Qué ver en Lisboa en 4 días

Primer día en Lisboa

que ver en Lisboa en 4 dias - Puente 25 abrilPara comenzar a visitar Lisboa en 4 días nos vamos a ir hasta el barrio más moderno del centro de la capital portuguesa, situado entre las colinas a las que habría que subir para conocer los otros barrios. hablamos de La Baixa.

La Baixa está formada por un entramado de calles y plazas que hay que recorrer andando para disfrutarlas. Podemos comenzar en la Plaza de los Restauradores, situada al final de la Avenida de la Libertad, que une esta zona con la Plaza del Marqués de Pombal.

A su lado se encuentra la que es posiblemente la plaza con más encanto de Lisboa, la Plaza del Rossio, donde se encuentra la Estación de Rossio, principal estación de ferrocarril de Lisboa y a la que posiblemente llegues si vas en tren. No te pierdas el edificio de la estación.

visitar Lisboa en 4 dias - Barrio AlfamaDesde allí podemos caminar en dirección Río Tajo. Lo mejor es ir por la Rúa Aurea, que es donde se encuentra el Elevador de Santa Justa, pero que visitaremos más tarde para subir al Barrio Alto.

Al final de la calle llegaremos a otra de las plazas más famosas de Lisboa, la Plaza del Comercio, situada junto al río en el lugar donde antiguamente se situaba el Palacio Real. Es un buen lugar para divistar el Puente 25 de Abril y la otra orilla del río. Destacar de la plaza el Arco Triunfal, bajo el cuál se accede a la Rúa Augusta, la calle más turística de Lisboa.

El siguiente barrio que vamos a visitar es el Alfama, cuna del fado y barrio histórico de Lisboa. Podemos ir caminando por sus empinadas calles o también utilizar el Elevador del Castillo de San Jorge. Ambas opciones tienen su encanto. Desde arriba se tienen además unas fantásticas vistas del río y de los tejados lisboetas.

4 dias en Lisboa - TranvíaEl Castillo de San Jorge debería ser nuestra siguiente visita. Imprescindible y de lo mejor que ver en Lisboa en 4 días. También desde él se tienen unas fantásticas vistas de Alfama y la Baixa. Tras su visita podemos perdernos por las callejuelas de Alfama hasta llegar al Mirador de Santa Lucía o el Mirador da Postas da Sol, el mejor de Lisboa.

Descenderemos por las empinadas calles de Alfama hasta llegar a la Catedral de la Sé, otro de los lugares imprescindibles que visitar en Lisboa, con una preciosa fachada que recuerda a una fortaleza, un interior austero y lo mejor del templo, su espectacular claustro.

Volviendo nuevamente al Río Tajo encontramos la Casa dos Bicos, el lugar donde se encuentran las cenizas de José Saramago y su Fundación. Para finalizar el primer día en Lisboa podemos acercanos al Panteón Nacional y al Museo del Fado.

Y un local de fado puede ser el mejor lugar para disfrutar de una cena típica lisboeta.

Qué hacer el segundo día en Lisboa

Ver Lisboa en cuatro dias - Monasterio de los Jerónimos - FachadaSi el día anterior visitamos la Baixa y Alfama, a los que querrás volver en algún momento del resto de los días, este segundo día vamos a conocer otro de los barrios por excelencia que ver en Lisboa en 4 días, el Barrio de Belem.

Para llegar hasta Belem podemos ir en coche si dispones de él y dejarlo en el enorme parking que hay allí o ir en transporte público, ya que el Barrio de Belem se encuentra un poco alejado del centro de la ciudad.

En Belem tenemos varios monumentos que no te debes perder. El primero de ellos es el Monasterio de los Jerónimos, el más bonito que visitar en Lisboa en cuatro días. Visita imprescindible tanto por su iglesia como por su claustro, de lo mejor que ver en Portugal. No tengas miedo a la cola que suele haber para entrar.

que ver en Lisboa - Torre de BelemMuy cerca se encuentra la Torre de Belem, otro de los monumentos más visitados de Lisboa, símbolo de la ciudad y antiguo edificio defensivo para defender a Lisboa desde el mar. También encontrarás cola posiblemente.

El trío de visitas imprescindibles en Belem la completa el Monumento a los Descubrimientos, dedicado a los navegantes portugueses que surcaron el mar a lo largo de la historia. Se puede subir a la parte superior y tener unas vistas geniales del Río Tajo, el Puente 25 de Abril y el resto de lugares que visitar en el Barrio de Belem.

Para finalizar la visita por Belem puedes comprar unos pasteis de nata, el dulce más famoso de este país, o visitar alguno e los museos del barrio. Tras ello, puedes volver al centro para seguir nuestras visitas.

Que hacer en Lisboa en 4 dias - Barrio AltoEl Barrio Alto será el siguiente destino. Para llegar hasta él lo mejor es utilizar el Elevador de Santa Justa, que ya vimos el día anterior pero que dejamos a un lado. Para los lisboetas es un medio de transporte más, pero para los turistas otra atracción que hacer en la ciudad. Desde arriba se tienen también unas vistas geniales.

Tanto el Barrio Alto, como el Chiado, son barrios para disfrutar caminando por sus calles empedradas gracias a su encanto especial y el ambiente que se respira en ellas.

Allí podemos admirar el Convento de San Carmo, en donde se encuentra el Museo Arqueológico y que es el edificio más interesante de esta zona, aunque fue destruído en el terremoto de 1755 y hoy en día se encuentra en ruinas.

Para finalizar hay que disfrurar de los cafés del Largo de Camoes o de los miradores de Santa Catarina o San Pedro de Alcántara, para disfrutar de otras vistas de Lisboa. Como ves, en esta ciudad hay numerosos miradores a los que debes ir pues cada uno tiene su encanto especial.

Finaliza así el segundo de los días de los cuatro que tenemos para visitar Lisboa.

Qué ver en Lisboa el tercer día

Lisboa - Parque de las NacionesYa conocemos los barrios del centro de Lisboa, lo más históricos, así como Belem. Pero todavía nos falta otro lugar muy importante que concoer en Lisboa. Hablamos del Parque de las Naciones, situado a las afueras de la ciudad y que tuvo gran protagonismo en la Exposición Universal de 1998.

El coche es la forma más fácil de llegar hasta el Parque de las Naciones pero también puedes utilizar el tren que te dejará en la Estación de Oriente, uno de los edificios más espectaculares de la zona, construido para la Expo 98 y obra de Santiago Calatrava. Su cúpula de cristal e hierro recuerda a una catedral y es realmente sorprendente.

Frente a la Estación de Oriente están los diferentes pabellones que se utilizaron en la Exposición Universal de 1998 y que hoy en dái todavía tienen se siguen utilizando. Destacamos el Pabellón de Portugal, que recuerda a una vela gracias a su pala de hormigó armado de la entrada.

Lisboa - Estación de OrienteOtro de los lugares destacados del Parque de las Naciones es el Pabellón del Conocimiento, donde podemos disfrutar de un fantástico museo de ciencia y tecnología con numerosas actividades interactivas que lo convierten en un lugar destacado si lo visitas con niños.

A su lado, otro de los lugares que también disfrutarán los más pequeños de la casa, y por supuesto, los adultos. Se trata del Oceanario, que recuerda a un portaaviones. En él podemos admirar diferentes especies de peces, reptiles, aves y mamíferos de varios habitats del planeta y es el segundo mayor oceanario de Europa.

Otra de las actividades que podemos realizar en el Parque de las Naciones es subir al Teleférico, que transcurre paralelo al Río Tajo y que te acerca a la Torre Vasco da Gama, el edificio más alto de Lisboa, con un restaurante en su parte superior y otro fantástico mirador. Buen lugar para admirar el Puente Vasco da Gama, el más largo de Portugal.

El Pabellón Atlántico o la Iglesia de Nuestra Señora de los Navegantes son otros lugares que puedes visitar en esta zona antes de volver al centro de la ciudad y seguir disfrutrando de Lisboa.

Qué hacer el cuarto día en Lisboa

Aunque es posible que todavía quieras seguir disfrutando de las calles y del ambiente de Lisboa, llegamos al último de nuestros 4 días en Lisboa y lo que te vamos a proponer es hacer una excursión a alguno de los lugares cercanos a la ciudad.

Una de ellas es viajar a Sintra. Para ello, lo mejor es coger el tren que te deja en unos 40 minutos en esta ciudad. Y lo recomendable es llegar temprano pues es uno de los lugares más visitados de Portugal y suele estar repleta de gente.

En Sintra hay numerosos palacios que puedes visitar. Pero nosotros recomendamos tres de ellos. El primero es el Palacio da Pena, situado en la parte más alta de la ciudad junto al Castillo. Llegar a este palacio andando no es recomendable pues hay mucha pendiente y llegarás cansado. Lo mejor es contratar alguna excursión o ir en transporte público desde la estación.

Lisboa - Cabo da PenaTras disfrutar del Palacio da Pena, el monumento más visitado de Portugal, y sus jardines, recomendamos regresar caminando hasta el centro de Sintra y conocer el Palacio Nacional, cuyo exterior no es tan espectacular como es su interior.

Pero todavía queda la gran joya de la ciudad, la Quinta da Regaleira. Posiblemente el mejor lugar que visitar en Sintra. Recomendamos hacer una visita guiada para entender toda la simbología masónica que hay en ella.

Si dispones de coche, también puedes acercarte al Cabo de Roca, el punto más occidental de la Europa continental y desde donde se pueden disfrutar de los mejores atardeceres.

Otra opción es visitar Cascais y Estoril, los lugares de vacaciones de la realeza y la aristocracia del siglo XVIII, motivo por le que encontrarás numerosos palacios y mansiones entre las bonitas playas que se encuentran en esta zona.

En Cascais también recomendamos caminar hasta la Boca do Inferno, unos espectaculares acantilados desde los que también puedes disfrutar del atardecer.

Hay gente que incluso visita Sintra, Cascais y Estoril en un solo día aunque no es muy recomendable pues lo visitarás todo de forma muy rápida.

Tras la excursión puedes regresar a Lisboa y disfrutar de tu última noche en esta preciosa ciudad en la que habrás estado 4 maravillosos días.

Puedes encontrar más información en la página oficial de turismo de Lisboa.