Inicio » Portugal » Un paseo con lo mejor que ver en Lisboa en un día. 24 horas en la capital de Portugal

Un paseo con lo mejor que ver en Lisboa en un día. 24 horas en la capital de Portugal

Visitar Lisboa en un día es posible aunque debería ser una visita muy superficial y sin deternerte demasido en cada rincón de los que hay que ver en Lisboa para poder conocerla bien.

Pero si no tienes más tiempo para disfrutar de Lisboa aquí te ofrecemos una sugerencia de itinerario de un día con el que podrás hacerte una idea de la ciudad y desear volver con más tiempo.

Descubre aquí lo mejor que ver en Lisboa en un día para no perderte nada.

Qué ver en Lisboa en un día

Paseo por la Baixa

Lisboa - Plaza del RossioSi quieres visitar Lisboa en un día tendrás que madrugar para aprovechar lo máximo posible el tiempo. Y un buen lugar para comenzar el recorrido puede ser la Plaza de los Restauradores, en la Baixa y una de las plazas más grandes de la ciudad.

Casi como una extensión de esta plaza se encuentra la Plaza del Rossio, una de las más famosas de Lisboa y la que tiene más ambiente. Antes de llegar a ella podremos admirar la Estación de Rossio, la estación ferroviaria más interesante de la ciudad con una gran historia a sus espaldas.

Lisboa - TranvíaEn la Plaza del Rossio podemos admirar el Teatro Nacional Doña María II y la estatua de Dom Pedro IV, que es en realidad a quién está dedicada la plaza y nombre oficial de la misma.

De allí parten diversas calles en dirección al Río Tajo. Cualquiera de ellas es muy especial con edificios señoriales y un encanto especial. Pero nosotros recomendamos ir por la Rua Aurea, donde se encuentra el Elevador de Santa Justa, un ascensor que une la Baixa con el Barrio Alto y que es otra de las grandes atracciones de Lisboa.

Al final se encuentra la Plaza del Comercio, otra de las más famosas de Lisboa, esta ya junto al Río Tajo y desde donde podemos admirar el grandioso Puente 25 de Abril.

Barrio de Alfama

Lisboa - Mirador de Santa LuciaUna vez visitada la Baixa podemos ir hasta el Barrio de Alfama, el más auténtico de la ciudad y cuna del fado. Cualquier recorrido por el mismo lo recomendamos. Pero si nos tenemos que quedar con uno lo mejor es cruzar el Arco de la Rua Augusta, caminar de nuevo hacia la Plaza del Rossio pero desviándonos a la izquierda buscando el Elevador del Castillo de San Jorge.

Y allí es a donde nos dirigimos, pero antes hay que disfrutar de las vistas que nos ofrece el primero de los miradores de Lisboa que vamos a visitar, el del propio elevador, primera vez que veremos los tejados lisboetas y el Barrio Alto y Chiado.

El Castillo de San Jorge es otra interesante visita. Como no tenemos mucho tiempo para visitar la ciudad, lo mejor es que lo conozcamos por fuera y continuemos nuestro camino por el Barrio de Alfama, disfrutando de sus callejuelas y su ambiente hasta llegar al Mirador das Portas do Sol, uno de los mejores de Lisboa.

Lisboa - La AlfamaDesde allí las vistas son geniales, alcanzando incluso el Panteón Nacional, un bonito edificio que nos tendremos que conformar con ver desde lejos pues no hay mucho tiempo para llegar hasta él.

Muy cerca está el Mirador de Santa Lucía, con vistas similares pero con su propio encanto. A su lado está la Iglesia de Santa Lucía y siguiendo cuesta abajo la calle llegamos a otro de los grandes monumentos que ver en Lisboa en un día, la Sé, la Catedral de Lisboa.

Aquí sí que te recomendamos que entres, porque el Claustro de la Catedral de Lisboa es espectacular y no te deberías ir de esta ciudad sin conocerlo.

Callejeando por fin saldremos del Barrio de Alfama y llegaremos a la famosa Casa dos Bicos, donde se encuentra la Fundación José Saramago.

Barrio de Belem

Lisboa - Monasterio de los Jerónimos - ClaustroEs momento de ir hasta el Barrio de Belem, donde se encuentran varios de los principales monumentos que visitar en Lisboa. Para llegar allí podemos usar el transporte público o ir en coche si disponemos de él. En Belem hay un extenso parking.

Los tres grandes puntos de interés que ver en Belem se encuentran muy cerca. El Monasterio de los Jerónimos es el primero de ellos, sencillamente espectacular y con un claustro también muy interesante.

Dando un pequeño paseo podemos llegar hasta la Torre de Belem, antigua torre defensiva que vigilaba la entrada por mar a la ciudad de Lisboa.

Lisboa - Torre BelemDesde allí podemos caminar junto al Río Tajo hasta el Monumento a los Descubrimientos que rinde homenaje a los grandes navegantes portugueses que surcaron los mares. Desde lo alto del monumento se tienen también unas impresionantes vistas del Barrio de Belem.

Con esto habrás podido visitar lo más importante que ver en Lisboa en un día. Te queda mucho por ver pero para ello deberás volver o alargar tu estancia en Lisboa algún día más.

Puedes encontrar más información en la página oficial de turismo de Lisboa.