Un paseo con lo mejor que ver en Oporto en 2 días y disfrutar de la ciudad

Es posible visitar Oporto en dos días y conocer los lugares más interesantes gracias a que es una ciudad donde los principales monumentos y sitios de interés se encuentran muy cerca. Por eso, además, podrás conocer Oporto a pie sin perder mucho tiempo en los desplazamientos.

La mayoría de gente prefiere conocer Oporto en 2 días siendo este el tiempo medio de estancia de los visitantes. Te dejarás algunos lugares en el tintero pero los principales sí que podrás conocerlos. Eso sí, si dispones de más días podrás conocerla más despacio e incluso hacer alguna excursión a alguna maravilla cercana.

Aquí te proponemos un recorrido por Oporto de dos días para que no te pierdas nada. El recorrido es muy parecido al de Oporto en un día, pero con la diferencia de que podemos entretenernos más en cada visita y no visitar la ciudad de manera apresurada.

Qué ver en Oporto en dos días

Primer día en Oporto

El primero de nuestros dos días para ver Oporto lo podemos comenzar en la Estación de San Bento, a donde llegaremos si vamos a esta hermosa ciudad en tren. Y sin salir de la estación ya tenemos la primera maravilla que visitar.

El vestíbulo de la Estación de San Bento es espectacular, con 20.000 azulejos en sus paredes que narran algunos pasajes de la historia de Portugal. Su fachada también es muy interesante, algo que admirarás cuando salgas y te dirijas hasta el siguiente punto de interés, la Catedral de Oporto.

La Catedral de Oporto, visible desde gran parte de la ciudad, es una maravilla con una fachada principal con apariencia de fortaleza y con un bonito rosetón pero que también debes visitar por dentro para conocer su bello claustro así como su altar mayor y sus capillas. Muy cerca de la Catedral se encuentra la Iglesia de San Lorenzo dos Grilos, que suele pasar bastante desapercibida debido a su sencillez.

Desde allí nos podemos dirigir hasta la Rua Santa Caterina, la principal calle comercial de Oporto. Entre la sucesión de tiendas de las principales cadenas encontraremos numerosas cafeterías destacando el Café Majestic, antiguo punto de reunión de personajes ilustres. Aún conserva su elegancia y su encanto.

Podemos caminar por la calle hasta la Capela das Animas, muy bonita con los típicos colores azul y blanco de los edificios de Portugal y desde donde podemos empezaqr a callejear hasta llegar al Mercado de Bolhao para conocer de cerca un día típico en un mercado que conserva un aire decadente y el encanto especial que solo podemos encontrar en Portugal.

La Avenida de los Aliados es nuestro siguiente destino donde podemos admirar sus edificios neoclásicos, el Ayuntamiento de Oporto y el Monumento a Garret. No te olvides de ir hacia el norte, rodear el Ayuntamiento y admirar la Iglesia de la Santísima Trinidad, que se encuentra detrás.

Volviendo sobre nuestros pasos llegamos a la Plaza de la Libertad, centro neurálgico de la ciudad, donde admirar la Estatua de Don Pedro IV y desde también podemos ver la Estación de San Bento, punto de partida de nuestro paseo.

Oporto - Torre Clerigos - VistasEste es un buen lugar desde el que podemos admirar la Iglesia de los Clérigos, uno de los símbolos y de lo mejor que ver en Oporto en dos días. La iglesia es espectacular pero es imprescindible subir hasta su torre para tener una vista genial de toda la ciudad alcanzando incluso hasta el mar. Suele haber bastante cola y la subida es lenta pero merece la pena subir sus cientos de escalones. También es la mejor forma de ver el interior de la iglesia desde los balcones del comienzo de la ascensión.

No demasiado lejos se encuentra la Librería Lello e Irmao, lugar de inspiración de J.K.Rowling para escribir sus novelas de Harry Potter. La famosa escritora pasó una temporada en Oporto y esta librería te recordará al universo del joven mago. Cobran una pequeña entrada por visitarla pero si compras un libro te lo descontarán.

Desde allí ya se divisa la Iglesia do Carmo, siguiente destino antes de caminar hasta los Jardines del Palacio de Cristal, última visita de nuestro primer día en Oporto, donde además de descansar y disfrutar del bonito parque, podrás asomarte hasta su mirador y tener una de las mejores vistas del Río Duero y la ciudad de Oporto.

Segundo día en Oporto

Oporto - Palacio de la BolsaSi el primer día lo dedicamos a conocer la parte alta de Oporto, este segundo lo dedicaremos a la parte más cercana al río. Para ello debemos dirigirnos para comenzar nuestro recorrido nuevamente hasta la Estación de San Bento para comenzar a descender por la peatonal Rua das Flores camino del Mirador da Vitoria, un lugar decadente y casi abandonado desde el que puedes tener otra vista genial de la ciudad.

Desde allí seguimos descendiendo hasta el Mercado Ferreira Borges, situado justo al lado del Palacio de la Bolsa, otro de los lugares imprescindibles que visitar en Oporto en dos días. Pero no te quedes en su bonita fachada neoclásica, accede a su interior y conoce sus patios y estancias, sobre todo la Sala Árabe. Puedes conocerla en una visita guiada muy completa. Recueda que el idioma de la visita lo elige la primera persona que la reserva.

Tras esta interesante visita toca conocer la Iglesia de San Francisco, anexa al palacio y cuyo interior no te dejará indiferente gracias a que está completamente recubierta de oro. Su estética dorada hizo que resultada tan ostentosa que fue cerrada durante un tiempo al público.

El Barrio de Ribeira es el siguiente destino. Las estrechas calles de este antiguo barrio de pescadores están repletas de restaurantes donde degustar la famosa gastronomía portuguesa. La Plaza de Ribeira es el centro neurálgico y muy cerca están los muelles desde donde parte el Crucero de los Seis Puentes, que te lleva a conocer los puentes de Oporto, entre ellos el más famoso, el Puente Don Luis I, otro de los símbolos de la ciudad.

Tras realizar el crucero puedes pasear por las orillas del Río Duero camino de este puente, para cruzarlo por su piso inferior y llegar a Vila Nova de Gaia, donde se encuentras las bodegas del famoso vino de Oporto. Puedes visitar alguna y conocer de primera mano cómo se elabora dicho vino. Además, desde esta orilla del río tendrás las mejores vistas del Barrio de Ribeira.

Una vez visitadas las bodegas te recomendamos coger el Teleférico que te lleva hasta la parte superior del Puente Don Luis I para cruzarlo camino de nuevo al centro de Oporto y tener otra perspectiva de esta hermosa ciudad.

De esta manera habrás conocido los principales lugares que ver en Oporto en dos días. Quedan otros lugares por visitar y si tienes más días es a donde ten tendrás que dirigir, pero lo fundamental ya lo conoces con este recorrido.

Puedes encontrar más información en la página oficial de turismo de Oporto.

También te puede interesar