Para conocer lo más importante que visitar en Praga, 4 días son más que suficientes. Podrás hacer un recorrido muy completo por todos los barrios importantes de la ciudad e incluso hacer alguna excursión cercana. Y es que lo imprescindible que ver en Praga está todo muy cerca y se puede hacer caminando en gran parte.

La ciudad de Praga está formada por 5 barrios, cada uno con su propio encanto. Debes visitar todos para hacerte una idea de la ciudad y conocer toda su historia.

Aquí te vamos a contar qué ver en Praga en cuatro días para que no te pierdas nada.

Qué ver en Praga en 4 días

Qué visitar el primer día

que ver en Praga en 4 dias - Plaza de la Ciudad Vieja - Iglesia de TynNuestra primera jornada de la ruta por Praga de 4 días la podemos comenzar en el barrio más histórico de la ciudad, además del más pintoresco y por supuesto, el imprescindible, el barrio de Staré Mesto. Su centro neurálgico es la Plaza de la Ciudad Vieja.

En la Plaza de la Ciudad Vieja podemos visitar el Antiguo Ayuntamiento y subir a uno de los principales puntos de interés, su Torre, desde la que tendrás unas estupendas vistas de la plaza y de gran parte de Praga. En ella se encuentra también el famoso Reloj Astronómico, que marca cada hora con un interesante espectáculo que dan los doce apóstoles y que atrae a cientos de curiosos.

Desde lo alto de la torre tendrás unas vistas geniales de la Iglesia de Nuestra Señora de Tyn, nuestro siguiente destino no sin antes dar una vuelta por la plaza y visitar la Iglesia de San Nicolás, que no debe confundirse con la del barrio de Malá Strana.

Praga - Cementerio JudioTras visitar la Iglesia de Nuestra Señora de Tyn podemos ir callejeando hasta llegar a la Torre de la Pólvora, una de las numerosas torres que abarrotan la ciudad. Subir a su parte alta te hará tener unas vistas muy buenas de Praga. Muy cerca se encuentra la Casa Municipal, visita obligada y máximo exponente del Art Nouveau.

El Barrio de Josefov es nuestro siguiente destino. Visitar sus sinagogas es imprescindible, sobre todo la Sinagoga Española y la Sinagoga Pinkas. E imprescindible es también el Cementerio Judío, una joya escondida de Praga que te sobrecogerá. En cualquier caso recomendamos visitar todas las sinagogas.

Tras estas visitas deberíamos ir hasta el Clementinum. Su interior es espectacular, sobre todo su biblioteca, de lo mejor que ver en Praga. A su lado está el Puente de Carlos, desde donde podrás admirar el Río Moldava y el Castillo de Praga, cuya belleza se acentúa si ya ha anochecido.

Qué ver en Praga en el segundo día

visitar Praga en 4 dias - Castillo de Praga - Vista GeneralEn el segundo de los cuatro días para visitar Praga debemos ir hasta Hradcany, el barrio del Castillo de Praga, situado al otro lado del Río Moldava y al que podemos llegar en tranvía para ahorrar tiempo.

El Castillo de Praga es un recinto muy grande, por lo que pasará al menos toda la mañana visitándolo ya que tiene numerosos puntos de interés. Para ello te recomendamos hacer esta visita guiada por el Castillo de Praga.

Lo mejor que ver en el Castillo de Praga son la Catedral de San Vito, donde han sido coronados los Reyes de Bohemia y donde se encuentran enterrados algunos de ellos, la Basílica de San Jorge, la Sala Vladislav que se encuentra en el Antiguo Palacio Real, y por supuesto, el Callejón del Oro, el lugar más pintoresco del castillo y del que no te podrás olvidar.

Praga - Plaza de la Ciudad PequeñaLa visita al Castillo de Praga se puede completar admirando su Pinacoteca, el Cambio de Guardia y sus Jardines, última visita antes de emprender camino de Malá Strana, el barrio que se encuentra a los pies del castillo.

Para llegar a Malá Strana debes bajar por unas pintorescas escaleras que te dejarán junto a la Iglesia de San Nicolás, posiblemente la iglesia más bonita que visitar en Praga en 4 días. De estilo barroco te dejará sin palabras.

Tras la visita puedes caminar hasta el Puente de Carlos nuevamente y cruzarlo, una experiencia en sí misma gracias a sus músicos, vendedores ambulantes y el gran ambiente que se respira en él. Las torres de sus extremos también pueden visitarse.

El segundo día puede finalizar cenando en alguno de los numerosos restaurantes que hay en Staré Mesto o en algún local de teatro negro, toda una tradición de Praga.

Qué hacer en Praga el tercer día

que visitar en Praga en 4 dias - Plaza Wenceslao - EstatuaContinuamos en esta ciudad y todavía queda mucho que hacer en Praga. Este tercer día lo vamos a dedicar a la parte más moderna de la capital de Bohemia, el barrio de Nove Mesto. El corazón del barrio es la inmensa Plaza de Wenceslao, desde donde salen algunas de las calles más comerciales de la ciudad, que debes visitar si quieres hacer alguna compra.

Al final de la Plaza de Wenceslao se encuentra una estatua ecuestre del patrón de Bohemia, situada frente al edificio más imponente de la plaza, el interesante Museo Nacional de Praga, que deberías visitar no solo por sus colecciones de arte sino también por el propio edificio en sí, una joya de Praga.

Muy cerca está la Ópera Estatal de Praga, que seguramente ya conozcas si has llegado a la ciudad en tren, ya que está junto a la estación de ferrocarril.

No demasiado lejos hay dos museos que también merecen una visita. Al menos, visita uno de ellos. Si te da tiempo, los dos. Se trata del Museo Mucha, dedicado a la vida y obra del genial artista checo y el Museo del Comunismo, imprescindible si quieres conocer su historia.

Nuestro siguiente destino nada tiene que ver con los edificios históricos que hemos visitado en estos días. Se trata de la Casa Danzante a la que puedes llegar caminando por las modernas calles de esta zona de la ciudad o en transporte público para ahorrar tiempo. Así terminan nuestras visitas del tercer día en Praga.

Qué visitar el cuarto día en Praga

Praga - Vistas desde el Monte PetrinEl último de nuestros cuatro días en Praga podemos comenzarlo en el Loreto, situado en Hradcany, como el Castillo pero que no visitamos el segundo día cuando llegamos a esta zona.

El Loreto es un lugar de peregrinación de Praga. Se trata de una réplica exacta de la casa donde, supuestamente, tuvo lugar la anunciación de la Virgen María. La original se encuentra en Italia pero esta también merece una visita gracias a sus esculturas, su claustro, la Iglesia de la Natividad y sus reliquias, así como el Tesoro.

Muy cerca está el Monasterio de Strahov, otro lugar impresindible que visitar en Praga en una visita de cuatro días. El lugar más destacado del monasterio es su Biblioteca, que compite en belleza con la del Clementinum. Además también podemos admirar una hermosa pinacoteca, de las más importantes de Europa Central.

Desde aquí puedes ir caminando hasta el Monte Petrin, uno de los más bonitos jardines que podemos encontrar en Praga. Allí está la Torre Petrin, el mejor mirador de la ciudad y desde el que tendrás unas vistas geniales de Praga. No te pierdas tampoco muchos otros puntos de interés del Monte Petrin antes de bajar.

El último destino será el Teatro Nacional, situado junto al Río Moldava que atravesaremos por el Puente de las Legiones.

Este último día también lo podríamos haber dedicado a hacer alguna excursión a algún lugar cercano como el Campo de Concentración de Terezin, o más lejanas como Cesky Krumlov o Karlovy Vary.

Puedes encontrar más información sobre qué ver en Praga en la página oficial de turismo de Praga.

También te puede interesar

Etiquetas: ,