Un paseo con lo mejor que ver en Teruel en un día

Debido a sus pequeñas dimensiones, es posible visitar Teruel en un día y conocer sus principales puntos de interés ya que se encuentran muy cercanos entre sí. El rico patrimonio artístico de Teruel te sorprenderá, ya no solo por sus torres mudéjares sino también por algunos edificios modernistas.

En Teruel se encuentra también Dinópolis, visita imprescindible si viajas con niños o si eres un apasionado de la paleontología y los dinosaurios. Su visita te llevaría prácticamente un día por lo que el recorrido que aquí te vamos a mostrar es solo cen la ciudad, con lo mejor que ver en Teruel en un día.

Ahora descubrirás por qué se se conoce a Teruel como la ciudad del amor y del mudéjar.

Qué ver en Teruel en un día

Si has llegado en coche hasta Teruel lo mejor es dejarlo en un parking del centro de la ciudad, como por ejemplo el de San Juan, a pocos metros de los principales puntos de interés y además bastante barato.

Al salir del parking te encontrarás con la Plaza de San Juan, donde podremos admirar varios edificios como el Palacio de Justicia, la Subdelegación del Comercio o el Teatro Marín, así como una bonita fuente. De allí parte la Calle Ramón y Cajal que te lleva hasta el siguiente destino.

La Plaza del Torico

Que ver en Teruel en un dia - Plaza del ToricoLa Plaza del Torico es a donde nos dirigimos, no sin antes dirigir la mirada hacia la izquierda en una de las calles admirando por primera vez la Torre del Salvador, la primera de las torres mudéjares que veremos.

La Plaza del Torico es el centro neurálgico de Teruel, donde más ambiente encontrarás gracias a los restaurantes y cafeterías que la rodean. En ella destaca la Fuente del Torico, uno de los símbolos de la ciudad gracias a las cabezas de toro por las que emana el agua y la columna en cuya cúspide se encuentra un pequeño toro.

No hay que perderse tampoco la Casa del Torico, una gran muestra del arte modernista de Aragón.

El Mausoleo de los Amantes

Desde allí podemos caminar unos metros hasta otro de los principales lugares que ver en Teruel en un día, el Mausoleo de los Amantes, situado en un moderno edificio anexo a la Iglesia de San Pedro, con otra de las torres mudéjares de Teruel.

La visita al recinto es obligada, no solo por ver el mausoleo donde se encuentran las momias de los amantes sino también por el interior de la iglesia, su claustro y poder subir a su torre.

Allí te contarán la historia de los amantes, Isabel y Juan Diego. Ella, de familia rica del siglo XIII. Él, menos afortunado que tuvo que ir a la guerra durante 5 años para ser aceptado por la familia de ella. Pero como se retrasó en su vuelta, la familia preparó una boda para Isabel que se celebró justo antes de la llegada de Juan Diego. Ella rechazó su beso y él murió de repente. Al día siguiente, Isabel se presentó en el funeral y tras darle el beso que rechazó en vida, murió junto a él. Verdad o leyenda, una historia de amor muy bonita.

La Catedral de Santa María

Teruel - CatedralEl siguiente destino está también muy cerca. Se trata de la Catedral de Santa María, de cuyo exterior hay que destacar su torre, mudéjar por supuesto, y su cimborrio, del mismo estilo.

La Catedral de Teruel se comenzó a construir en el siglo XII en estilo románico y finalizó en el siglo XVI tras muchas remodelaciones y cambios de estilo. La portada neomudéjar data de 1909.

Como hemos dicho, lo más destacable es la torre mudéjar, que forma parte del conjunto Patrimonio de la Humanidad de la Arquitectura Mudéjar de Aragón, pero en su interior también hay que conocer la  techumbre de la nave central y otros elementos. Junto a la Catedral se encuentra el Museo Provincial de Teruel, en un edificio renacentista y con obras etnográfiacas y arqueológicas de la provincia. No muy lejos, el Acueducto de Los Arcos.

Las torres de San Martín y El Salvador

Teruel - Torre de San MartinDe allí podemos caminar en poco tiempo hasta la siguiente de las torres mudéjares que vamos a visitar, la Torre de San Martín, otra torre mudéjar, situada en una bonita plaza donde también destacan la Biblioteca Pública y el Seminario Conciliar-Res.

Podemos pasar por debajo de la torre y admirar los restos de la Muralla de Teruel que todavía quedan en pie. Desde aquí lo mejor es volver sobre nuestros pasos y dirigirnos hasta la Torre de El Salvador, la última torre mudéjar que nos queda por visitar y que ya habíamos divisado entre edificios al iniciar nuestro paseo.

La Torre de El Salvador se encuentra encajada entre las callejuelas del centro de la ciudad lo que le da un aspecto único. Es posible también subir arriba y tener unas vistas geniales.

La Escalinata del Óvalo y los viaductos

A pocos metros se encuentra otro de los grandes monumentos neomudéjares de Teruel, la Escalinata del Óvalo, construida en 1921 para salvar el desnivel existente entre el casco antiguo de la ciudad y la estación de ferrocarril. Recomendamos bajar las escaleras para admirarlas desde abajo y volverlas a subir para tener unas vistas de ensueño, sobre todo al atardecer.

El último de nuestros destinos del paseo por Teruel de un día será el Viaducto de Fernando Hué, también llamado Viaducto Viejo. Fue construido en 1929 para unir el casco viejo de Teruel con la zona del Ensanche, siendo una de las obras de ingeniería más impresionantes de principios del siglo XX.

Es un viaducto peatonal desde el que se tienen unas vistas muy bonitas y que discurre paralelo al Viaducto Nuevo, por el que también circulan vehículos.

Con este paseo ya conocerás lo más importante que ver en Teruel en un día. Si tienes más días, te recomendamos visitar Dinópolis (incluso puedes hacer ambas cosas el mismo día) o ir hasta Albarración o Mora de Rubielos.

Puedes encontrar más información en la página oficial de turismo de Teruel.