Inicio » España » Navarra » Un paseo con lo mejor que ver en Tudela en un día, capital de la Ribera

Un paseo con lo mejor que ver en Tudela en un día, capital de la Ribera

Al sur de Navarra, a unos 95km de Pamplona, encontramos a Tudela, una bonita ciudad capital de la comarca de la Ribera de Navarra con una gran importancia en la historia de España y que tiene un gran patrimonio artístico e histórico por el que merece la pena visitar.

En esta ciudad, fundada en el año 802 por los musulmanes, convivieron durante 400 años tanto musulmanes como cristianos y judíos, lo que le da una gran riqueza cultural que descubrirás a través de sus calles.

Visitar Tudela en un día es posible ya que es una ciudad pequeña con todos los lugares de interés muy cerca aunque recomendamos estar más tiempo para visitar los alrededores, donde están las Bárdenas Reales, el parque Sendaviva o la monumental Olite.

Qué ver en Tudela en un día

La Plaza de los Fueros y la Judería

Tudela en un dia - Plaza de los FuerosNuestro paseo para ver Tudela en un día puede comenzar en la Plaza de los Fueros, el centro neurálgico de la ciudad, en donde se encuentra la Casa del Reloj y un curioso quiosco desde donde se amenizan musicalmente los atarcederes veraniegos de Tudela.

La Plaza de los Fueros, que marca el límite entre el Casco Antiguo de Tudela y la parte más nueva de la ciudad se construyó en el siglo XVII para acoger corridas de toros siendo en la actualidad el punto de reunión de los tudelanos y turistas en sus barres y terrazas.

Desde la Plaza de los Fueros podemos comenzar a caminar por el Casco Antiguo y visitar sus callejuelas. Lo mejor es ir por la Calle Magallón hasta la Plaza de la Judería y visitar la zona que habitaron los judíos. Allí encontramos el Palacio Marqués de San Adrián, del siglo XVI, del que podemos destacar su patio renacentista y las pinturas de sus escaleras.

A muy pocos metros se encuentra el principal edificio religoso de Tudela, y hay muchos. Se trata de la Catedral de Santa María de Tudela, cuya construcción comenzó en el siglo XII en el mismo lugar donde se encontrama la Mezquita Mayor.

La Catedral de Tudela

En la Catedral de Tudela encontramos una mezcla de estilos románico y gótico, de cuyo exterior debemos destacar la Puerta del Juicio, la principal de las 3 puertas de entrada a la Catedral y en la que está representado el Juicio Final. También hay que destacar su gran torre renacentista, del siglo XVII, con una altura de 50 metros visible desde gran parte de la ciudad.

En el interior de la Catedral de Tudela hay que destacar el Altar Mayor, la Capilla de Santa Ana, la Capilla del Espíritu Santo, el Coro y sobre todo el Claustro románico con sus capiteles y la capilla mudéjar a la que se accede desde el mismo.

Al lado de la Catedral se encuentra el Ayuntamiento de Tudela. Cogemos la calle que hay a su lado y llegamos a la Calle de la Rúa, donde se encuentran varias casas platerescas, como las de los Ibáñez Luna o la del Almirante.

El Casco Antiguo de Tudela

Callejeando por esta bonita zona del Casco Antiguo llegamos hasta la Plaza Mercadal, donde podemos admirar la Iglesia de San Jorge el Real, antiguo convento jesuíta construído en el siglo XVII. De la iglesia hay que destacar el espectacular retablo barroco de 1749.

En esta misma plaza tenemos el Centro Cultural Castel Ruiz y muy cerca el Palacio Marqués de Huarte, que acoge actualemente la Biblioteca y el Archivo Municipal y en el que se puede visitar un bonito patio barroco.

El final de nuestro paseo por Tudela de un día es el Puente Árabe, del siglo IX, de 360 metros de largo y que cruza el Río Ebro siendo testigo de los principales acontecimientos históricos que han rodeado a la ciudad y al Reino de Navarra.

Puedes encontrar más información en la página oficial de turismo de Tudela.