Toledo es una de las ciudades más importantes de la historia de España. Conocida como la Ciudad de las Tres Culturas, aburrirse en sus calles es casi imposible porque está repleta de leyendas y atractivos culturales.

Su origen se remonta al siglo VI a.C., aunque su gran esplendor se produce durante el reinado de Carlos V, cuando fue capital imperial. Pasear por sus calles llenas de leyendas y misterios es toda una experiencia imprescindible para asomarse de una forma divertida a la compleja e intensa historia de España.

En este artículo os proponemos algunos de los planes más recomendables para disfrutar de Toledo con niños.

Toledo Time Capsule, una forma de adentrarse en el legado histórico de la ciudad

ToledoToledo Time Capsule es una experiencia de entretenimiento real en la que los visitantes sienten de primera mano cómo ha sido el transcurrir de la ciudad a lo largo de su historia. Se trata de una proyección multisensorial a modo de máquina del tiempo en la que Toledo se presenta desde sus orígenes en un marco temporal en donde pasado, presente y futuro cobran sentido.

En blogs de turismo especializados, como en este post de Turismo Cuatro, también recomiendan visitar Toledo Time Capsule, y es que es una excelente idea si vas a visitar Toledo con niños. La ciudad ha sido siempre fuente de inspiración para artistas y escritores, así como motivo de interés para historiadores.

El lugar donde las Tres Culturas (cristiana, judía y musulmana) convivieron durante siglos en paz creando arte, ciencia, filosofía o literatura, todo desde una experiencia adaptada a los nuevos tiempos que permitirá disfrutar más en profundidad otras actividades como los museos o las visitas guiadas por la ciudad.

Visitas guiadas, el clásico free tour y los paseos en tren turístico

Recorrer las calles de Toledo es una experiencia muy grata. Célebre por sus calles laberínticas y callejuelas que acumulan leyendas y misterios, buena parte del centro histórico es peatonal, lo que permite pasear con tranquilidad.

Un free tour por Toledo permite conocer la historia del Alcázar de la ciudad, la Catedral, la importancia de los visigodos y árabes durante la Edad Media o adentrarse en el barrio de la Judería. Todos estos datos y localizaciones, si previamente hemos pasado por la Toledo Time Capsule, nos resultarán mucho más conocidos e interesantes.

Para algunas personas, caminar durante unas dos horas que suelen ocupar los free tours por esta ciudad, puede resultar agotador. Una alternativa es hacer una visita en autobús o tren turístico, algo que probablemente los más pequeños disfruten más. El recorrido en autobús dura aproximadamente 50 minutos, tiene nueve paradas y es posible subir y bajarse tantas veces como se deseen durante las 24 horas posteriores a la compra del billete.

El tren turístico es una propuesta similar. Recorre las callejuelas del centro histórico y llega hasta el Mirador del Valle, desde donde se contemplan vistas espectaculares de la ciudad. La audioguía está adaptada para que los niños aprendan mucho sobre Toledo y disfruten del trayecto.

Una ruta subterránea por la ciudad

Más allá de sus innumerables museos, plazas, iglesias y monumentos, Toledo también esconde en su subsuelo grandes secretos que completan la historia de la ciudad. Aljibes, pozos, criptas, pasadizos, galerías y cámaras subterráneas que forman otra Toledo desconocida para muchos, pero que puede hacer las delicias de los más pequeños.

El Pozo del Salvador, los Baños del Cenizal o los Sótanos del museo del Greco son algunos de esos rincones que pasan desapercibidos a los ojos de muchos visitantes, pero que cuentan mucho sobre la historia de Toledo.

Leyendas sobre brujos y hechiceros, cuevas medievales, restos del legado histórico de la ciudad pertenecientes a su época de mayor esplendor e incluso espacios termales que dan una muestra de la importancia de este emplazamiento en tiempos del Imperio Romano.

Dónde comer en Toledo

En general, en Toledo se come bien, y en algunos restaurantes a precio muy económico. Las tapas son también una buena opción, e incluso ante situaciones de mucha urgencia, los restaurantes de comida rápida.

El Casco Antiguo es la zona que más restaurantes concentra. Para asegurar la comodidad de todos los miembros de la familia, lo mejor es llevar siempre una trona portátil que se adapte a la silla o mesa, de manera que no habrá problemas por disponibilidad o falta de adaptación. En este sentido, la trona Fast de Inglesina es una de las mejor valoradas por los expertos de tronabebe.online.

La cocina toledana, al igual que toda la ciudad, es conocida por sus influencias moriscas, sefarditas y cristianas. Muchos de sus platos están ligados a la caza y al pastoreo, y destacan por sacar partido de los productos locales.

Si pasas unos días en Toledo en familia y quieres disfrutar de su gastronomía, a buen seguro podrás deleitarte con calderetas, asados, verduras frescas y una repostería que hace las delicias de los paladares más exquisitos, con el conocido mazapán de Toledo como una de sus enseñas gastronómicas.