Conocer otros países mientras ganas dinero en el extranjero

Normalmente viajar por el extranjero recorriendo varios países siempre se ha asociado a personas con un buen nivel adquisitivo, que disponen de tiempo, recursos y medios para desplazarse durante todo el año a infinidad de puntos de todo el mundo.

Sin embargo, hoy en día es posible trabajar y viajar a la vez por un gran número de destinos, conociendo su cultura, gastronomía y lugares más interesantes de manera realmente económica, logrando un equilibrio perfecto entre ocio y trabajo.

Buscar trabajo en diferentes países mientras se viaja y ahorra

Seguramente la primera idea que se viene a la cabeza al leer trabajar y viajar a la vez, es la de teletrabajar en remoto de manera online, a modo de viajero digital, que puede desempeñar su oficio desde un simple ordenador con conexión a internet. Un profesional que prioriza poder conocer varios países, pero sabe compaginar su trabajo online de manera muy acertada.

No obstante hay otras fórmulas para poder trabajar en el extranjero a la vez que se conoce el país donde se está, sin necesidad de que sea un empleo online. Un buen ejemplo de ello son las personas que trabajan como au pair mientras cuidan niños, o se embarcan como tripulación en cruceros, ya sean como camareros, animadores, cocineros, instructores, socorristas, o puestos más técnicos como fontaneros o mecánicos.

Profesionales que pueden llegar a ahorrar en comida y alojamiento, e incluso en sueldo mientras están embarcados durante semanas, recorriendo diferentes países, y disponiendo de horas libres para visitar y recorrer ciudades, puertos o villas donde se atraca.

Otras maneras económicas de viajar y trabajar por el extranjero

Hay un gran número de empleos y combinaciones posibles para aquellas personas que no se pueden permitir viajar al extranjero de la manera tradicional, y optan por buscar empleos temporales que les permitan cubrir gastos, o al menos no perder dinero.

A la ya mencionada y más popular manera como parte de la ?crew? de un barco, se unen trabajos puntuales como ofrecerse como profesor de idiomas o la no tan conocida pero interesante idea de ir a explotaciones agrícolas por infinidad de países, donde muchos viajeros suelen hacer escala para trabajar a cambio de comida y alojamiento; una opción muy utilizada principalmente por jóvenes aventureros y estudiantes.

Muy ligado también a los más jóvenes, los trabajos en hostels y pequeños albergues en las principales ciudades del mundo suelen ser una opción igualmente interesante para viajar por el extranjero, ahorrar dinero y disfrutar unos días de turismo mientras se compagina con pequeñas tareas de limpieza, recepción, o incluso como guías para huéspedes de diferentes nacionalidades.

La combinación perfecta para trabajar y viajar

Saber encontrar un trabajo adecuado que permita disponer de unas horas para conocer cada país, que al menos ayude a cubrir todos los gastos, y que no sea muy tedioso, es la mejor manera de poder viajar con garantías, disfrutar de cada destino, ahorrar y tener la sensación de que realmente merece la pena conocer cada destino y viajar de esta manera. Algo que al menos es recomendable realizar una vez en la vida para conocerse, valorar y dar la importancia necesaria a cada cosa.