Turismo Gastronómico en Segovia

Si eres un amante de la historia, y estás pensando en acudir a algún lugar de la geografía española con el objetivo de conocer su historia así como sus costumbres y su gastronomía, os recomendamos encarecidamente la visita a la provincia castellano leonesa de Segovia.

Un enclave que rebosa historia por los cuatro costados. Una historia en la que los romanos fueron los grandes protagonistas y que cuenta con el famoso acueducto como uno de los referentes más importantes de la zona. Una obra de belleza sublime que podemos visitar tras haber degustado algunos de los platos típicos del lugar.

Las carnes. Las grandes protagonistas

CochinilloUnos platos típicos de la gastronomía de Segovia, los cuales, suelen estar, al menos en su gran mayoría, elaborados con algunas de las mejores carnes que te puedes encontrar. Valga como ejemplo el clásico cochinillo, criado en las granjas de la zona de una manera totalmente natural. Y es que esa cría la que hace que el hecho de degustar un cochinillo, de tan solo tres semanas, y que ronda los cinco o seis kilos de peso, asado en un horno de leña, se convierta en toda una experiencia difícilmente olvidable para nuestro paladar.

Y todo ello acompañado de los mejores embutidos como por ejemplo los chorizos y morcillas, todos ellos de elaboración propia, en los que se invierte mucho tiempo a la hora de realizar la clásica matanza.

La repostería. Un buen momento para endulzar la visita

Ponche SegovianoPara terminar el menú qué mejor que paladear algún postre típico de la zona como puede ser el ponche segoviano. Un bizcocho que tiene un aspecto tostado en su superficie pero que, en su interior, una dulce y delicada crema fluye para hacer que nuestros sentidos estallen de placer.

Pero eso no es todo ya que, una vez que hemos llenado nuestro estómago, es momento de continuar la visitas de otros monumentos de interés como la Catedral de Santa María de Segovia, construida entre los siglos XVI y XVIII, de marcado estilo gótico y en la que podremos apreciar multitud de detalles interesantes.

Riega todo con los mejores vinos del lugar

Por último, y para terminar de empaparse de la cultura del lugar qué mejor que recorrer algunos de las tascas típicas segovianas en las que se sirven algunos vinos de gran calidad como pueden ser algún Ribera del Duero o los conocidos por muchos expertos Vinos de Rueda. Disfrutar de tapas y vino en Segovia es una experiencia única.

No obstante, y tras este duro día, al viajero no le puede caber la menor duda de que puede pernoctar en la provincia en los múltiples hostales que hay. Lugares, la gran mayoría de ellos, totalmente céntricos para que el acceso a los principales atractivos del lugar se hagan sin ningún tipo de dificultad.

También te puede interesar

Etiquetas: