Qué ver en Milán. Qué visitar en la capital de la moda

¿Vas de visita a esta bonita ciudad y quieres saber lo más imprescindible que ver en Milán? Pues aquí tenemos nuestro listado.

Pero Milán también tiene muchos lugares que visitar que gracias a que se encuentran todos muy cerca unos de otros pueden recorrerse andando.

Nuestro recorrido por esta ciudad puede comenzar en la Plaza del Duomo visitando los principales puntos de interés de Milán.

Los lugares imprescindibles que ver en Milán

1. Piazza Duomo

La Piazza del Duomo es la imagen más famosa de la ciudad y es que se encuentran algunos de los edifcios más importantes que ver en Milán.

Es el lugar donde debe comenzar toda visita a Milán parándose a disfrutar de cada rincón, de sus palomas, de sus edificios y de su ambiente, algo que en pocos otros lugares de Milán podrás encontrar.

Lo más famoso es la Catedral de Milán y la Galleria Vittorio Emanuele II pero en ella también encontramos el Palacio Real.

2. Catedral de Milán

que ver en Milán - DuomoEl Duomo, que es como se conoce a la Catedral de Milán, es el principal monumento que visitar en Roma. La Catedral de Milán tiene 157 metros de largo y que puede albergar en su interior hasta 40.000 personas.

Su exterior destaca por su gran fachada de ladrillo revestido de mármol que se encuentra coronada por numerosos pináculos y torres coronadas por la Madoninna, una bonita estatua de bronce.

Su interior es también espectacular y posee numerosas obras de arte, que se suceden con las espectaculares columnas. Entre sus obras más interesantes está la Estatua de San Bartolomé y uno de los Clavos de la Cruz de Cristo.

3. Galleria Vittorio Emanuele II

que visitar en Milán - Galleria Vittorio Emanuele IIIEn la misma Plaza del Duomo se encuentra otro de los puntos más importantes de Milán, la Galleria Vittorio Emanuele II.

También es conocida como el Salón de Milán y se trata de una galería comercial del siglo XIX donde puedes encontrar numerosas tiendas y restaurantes. Tiene forma de cruz y dentro hay tiendas exclusivas, terrazas, cafeterías y espectaculars y hasta un McDonald’s elegante.

Su fachada principal y su interior es espectacular. Recuerda buscar sus mosaicos que hay en el suelo ente los que destaca el Toro de Torino y la Loba de Roma. Si pones el pie dentro del agujero que encuentras en el toro y das 3 giros, tendrás buena suerte. Curioso, ¿verdad?.

4. Teatro alla Scala

Cruzando la Galería y saliendo por la parte posterior llegamos a la Piazza della Scala, donde se encuentra otro de los principales edificios que ver en Milán, el Teatro alla Scala.

Se trata de una de las óperas más famosas del mundo. Su exterior no resulta demasiado fascinante pero su interior te dejará sin palabras teniendo la posibilidad de visitar los palcos para tener una imagen única del escenario y de su espectacular lámpara. En la misma plaza encontramos un Monumento a Leonardo da Vinci y el edificio del Ayuntamiento de Milán.

Puedes hacer esta visita guiada por el Teatro alla Scala en la que conocerás todos sus secretos y rincones.

5. Piazza del Mercanti

¿Qué podemos decir de la Piazza del Mercanti que no sepas ya? Es una plaza muy pintoresca que se encuentra junto a la Piazza del Duomo que no te debes perder.

Esta plaza que tenía una gran actividad durante la Edad Media al ser el principal lugar comercial de la ciudad conserva hoy en día varios de los palacios más bonitos de Milán, como el Palazzo della Ragione o la Scuole Palatine.

Es una zona con elegantes edificios que se consideran de lo mejor que ver en Milán.

6. Santa María delle Grazie

Por fin hablamos de otros de los lugares imprescindibles que visitar en Milán. Es un bonito templo construído en el siglo XIV por orden del Duque Francesco Sforza y su exterior tiene una belleza envidiable.

Pero lo mejor que ver en Santa María delle Grazie está en su interior. Se trata de una de las obras maestra de Leonardo da Vinci, el cuadro de la Última Cena, que lo pintó a finales del siglo XV y que hoy en día es una de las mayores atracciones de Milán.

Puedes comprar aquí la entrada para visitar la Última Cena y no tener que esperar meses para comprarla en la página oficial.

7. Parque Sempione

De todos los parques y jardines que hay en Milán debemos destacar uno por encima de los demás, el Parque Sempione, el mejor parque que visitar en Milán.

Allí además de relajarte y descansar puedes disfrutar del Castillo Sforzesco, una fortaleza del siglo XIV y que posee numerosos museos además de un patio central espectacular.

El Parque Sempione es el área verde más grande de Milán, datan del siglo XIX y es un lugar especial para relajarse y descansar.

8. Castelo Sforzesco

Milán - Castello SforzescoEn mitad del Parque Sempione encontramos el Castelo Sforzesco, una espectacular fortaleza de 1368 y que constituye otro de los principales lugares que ver en Milán. Este castillo fue destruído por Napoleón pero fue reconstruido a principios del siglo XX tras años de discusiones sobre cómo hacerlo.

Nuevamente fue dañado en la II Guerra Mundial pero fue otra vez reconstruído y hoy en día podemos disfrutar de varios museos como el Museo de Arte Antiguo, el Museo de Artes Decorativas, el Museo de Prehistoria el Museo del Mueble, el Museo Egipcio o la Pinacoteca.

9. Barrio de Navigli

Aunque menos famosos que en otros lugares, en Milán también podemos disfrutar de varios canales. Son dos y se encuentran en el Barrio de Navigli. Estos canales se construyeron para poder llegar a Milán desde el mar siendo más tarde mejorados por Leonado da Vinci.

En la actualidad ya no se usan para lo que se concibieron pero podemos disfrutar de ellos gracias a sus barcos-restaurante, sus terrazas y su gran ambiente.

No te puedes perder en este barrio la Iglesia de San Cristóforo o el Callejón de las Lavanderas así como pasear por sus 2 canales y admirar esta zona de Milán.

10. Basílica de San Ambrosio

En Milán hay infinidad de iglesias y templos religiosos que podemos visitar. Una de ellas es la Basílica de San Ambrosio, del año 387 y con una cripta sobrecogedora. Se trata de la iglesia más antigua de la ciudad aunque fue reconstruida en estilo románico lombardo en el siglo XI.

Su exterior destaca por sus dos torres de ladrillo de diferentes alturas mientras que en su interior debemos destacar el Sarcófago de Stilicho, o como hemos dicho antes, su cripta, donde se encuentran los esqueletos de San Ambrosio, San Protasio y San Gervasio.

11. Pinacoteca di Brera

También hay muchos museos que ver en Milán, una ciudad repleta de arte y en la que podrías estar días y días visitando todos ellos.

Pero si tenemos que destacar uno, nos decantamos por la Pinacoteca di Brera, donde no solo podemos disfrutar del arte de su interior sino del palacio que lo alberga, un monasterio jesuita. Podemos admirar obras de Tintoretto, Rafael y otros grandes artistas. Se trata de uno de los principales museos del mundo y si estás en Milán no te lo debes perder.

Puedes encontrar más información en la página oficial de turismo de Milán.