Elvas en un día, una bonita ciudad portuguesa a pocos metros de España

Visitar Elvas es una de las mejores excursiones que puedes hacer en Portugal si te encuentras visitando Extremadura o si vas en un viaje hacia Lisboa.

Esta bonita ciudad fronteriza con España es Patrimonio de la Humanidad desde 2012 gracias a la gran cantidad de monumentos que podemos conocer en ella y que datan de varios siglos atrás.

Sus principales puntos de interés son sus fuertes como el de Santa Lucía y Nossa Senhora da Graça, una espectacular fortificación que forma un conjunto excepcional con el Casco Histórico de Elvas, el Castillo y con el Acueducto de Amoreira, posiblemente, el monumento más conocido de Elvas, una ciudad situada a pocos kilómetros de Badajoz.

Qué ver en Elvas. Una visita con lo mejor

El Casco Antiguo de Elvas

Elvas - Iglesia Nuestra Señora AsuncionEl Centro Histórico de Elvas merece una visita y es que los siglos de historia que se esconden tras las murallas que rodean la ciudad han dejado numerosos puntos de interés que hay que conocer ya que se considera uno de los recintos fortificados más interesantes del mundo.

El centro neurálgico de la ciudad se encuentra alrededor de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, la sede del obispado por lo que tiene categoría de Catedral y que destaca por su escalinata que te lleva hacia su interior.

Desde su puerta de entrada puedes admirar la Plaza de la República, que se encuentra llena de comercios y bajo la cuál hay un parking, algo a tener en cuenta si viajas en coche.

elvas-iglesia-dominicasEl interior de la iglesia es también muy interesante pero conviene perderse por las empedradas y empinadas calles de Elvas dejándose sorprender por sus casas de color blanco, con la parte baja amarilla

Y por cualquier rincón que se presente a tus ojos como puede ser la Iglesia del Salvador, que es visita obligada, la Iglesia de la Misericordia o la Iglesia de la Consolación, también conocida como Iglesia de las Dominicas, famosa por los típicos azulejos de las iglesias portuguesas, que se encuentran incluso en la cúpula.

Al lado de esta iglesia está La Picota, que representa el poder municipal.

El Castillo de Elvas

elvas-castilloEn la parte más alta del casco histórico tenemos el Castillo de Elvas, una fortificación muy bien conservada y construida en el siglo XIII en un lugar donde ya había construcciones desde la Edad de Piedra.

Posteriormente dejó de ser una construcción defensiva para convertirse en residencia de los diferentes alcaldes de Elvas por lo que adquirió también elementos palaciegos. Su visita es gratuita y desde él se tienen unas muy buenas vistas.

Muy cerca, a unos 5 minutos andando se encuentra el Cementerio de los Ingleses, lugar donde fueron enterrados algunos oficiales ingleses que lucharon en las guerras napoleónicas junto a las tropas portuguesas.

La Iglesia de los Dominicos y el anexo Museo Militar, son los otros dos lugares que no debes perderte de la ciudad de Elvas.

El Fuerte de Santa Lucía y el de Nossa Senhora da Graça

elvas-fuerte-santa-luciaFuera del recinto intramuros de Elvas se encuentra una de las fortificaciones militares más importantes de Europa, que fue construida en el siglo XIII pero ampliado en el siglo XVII por orden Rey Juan IV.

Se trata del Fuerte de Santa Lucía, situado sobre un pequeño montículo en el que debemos destacar su fosos, sus muralla, sus siete baluartes, sus cuatro semibastiones y sus bonitas puertas fortificadas.

En su interior debemos destacar la Casa del Gobernador así como la capilla. Una visita al fuerte es imprescindible si visitas Elvas.

Más al norte de Elvas se encuentra el otro gran fuerte de la ciudad, el de Nossa Senhora da Graça , posiblemente el mejor conservado de los dos. Fue construido durante la Guerra de Restauración Portuguesa y ha tenido diferentes usos a lo largo de su historia. La disposición de sus elementos, con sus bastiones en forma pentagonal, lo convirtieron en inexpugnable y es de lo mejor que ver en Elvas.

El Acueducto de Amoreira

elvas-acueductoPosiblemente es el monumento más conocido de Elvas, y es que el Acueducto de Amoreira es extraordinario. Está formado por más de 800 arcadas que se distribuyen a lo largo de 8 kilómetros.

La construcción del acueducto, que comenzó en 1537 no estuvo exenta de polémica debido a problemas económico por lo que tuvo que ser suspendida durante más de 2 décadas hasta que finalizó en 1622.

A partir de ese momento los ciudadanos de Elvas ya pudieron disfrutar del agua que transportaba y hoy en día podemos disfrutarlo admirando su belleza y sus más de 40 metros de altura que alcanza en algunos puntos.

Estas aguas fueron recogidas en la Fuente da Misericordia, la primera que la recibió y que también es muy interesante.

Desde el Castillo de Elvas se tienen unas bonitas vistas del Acueducto de Amoreira y también puedes verlo de cerca si llegas hasta él en la parte occidental de la ciudad.

Puedes encontrar más información en la página oficial de turismo de Elvas.

También te puede interesar