Visitar la Pedrera de Barcelona. Lo mejor del modernismo de Gaudí

La Casa Milá, también conocida como La Pedrera, es uno de los mejores monumentos que ver en Barcelona.

Es una de las obras de arte del legado que dejó Gaudí en la ciudad.

La Pedrera fue construida entre 1906 y 1912 en la mejor época artística del arquitecto y hoy en día es uno de los monumentos de Barcelona que más visitantes recibe.

Qué ver en La Pedrera – Casa Milá

1. La fachada de la Pedrera

Casa Mila - La PedreraUna de las características de La Pedrera es que al estar en una esquina tiene 3 fachadas.

Pero gracias a las formas redondeadas que Gaudí le otorgó produce una sensación de continuidad como si de una sola fachada se tratara.

En la fachada podemos encontrar 33 balcones de hierro forjado con unas formas que parecen representar algas marinas. No te pierdas las formas abstractas de las barandillas.

Tiene una altura de 30 metros y la peculiaridad de que las ventanas de los pisos inferiores son más grandes que las de los pisos superiores debido a que necesitan menos cantidad de luz.

2. El interior de La Pedrera

Barcelona - Casa Mila - InteriorUna vez accedemos al interior de la Casa Milá entramos en un mundo de formas abstractas y ricas decoraciones propias de Gaudí que hacen muy especial este lugar.

Al entrar destacan los vestíbulos que se comunican con el garaje, con el patio posterior y con las plantas superiores, pero sobre todo destacan sus pinturas murales.

En los espacios destinados a viviendas se observa que no hay muros de carga con espacios intercambiables, una idea de Gaudí para que sus inquilinos pudieran distribuir su espacio al gusto.

La estancia más rica en decoración y más lujosa es la dedicada a la vivienda del propietario del inmueble. En tu visita a La Pedrera podrás ver la recreación de cómo vivía una familia burguesa de principios del siglo XX.

3. La Azotea. La joya de La Pedrera

Azotea de la Casa Mila - La PedreraSin duda, el lugar más espectacular de la Casa Milá es la azotea, una auténtica joya arquitectónica que se repite en diferentes edificios construidos por Gaudí.

En esta azotea, situada sobre el desván, destacan las formas de las chimeneas y torres de ventilación que producen una sensación de estar en un museo de esculturas.

Además, la azotea tiene diferentes niveles unidos por escaleras debidos a los arcos del desván que hay que salvar.

La forma de las 30 chimeneas existentes son de tal belleza que su fama ha llegado a todo el mundo e incluso ha inspirado los cascos de los soldados imperiales de La Guerra de las Galaxias.

Además, desde esta terraza se tienen unas vistas fenomenales de Barcelona por lo que la visita es obligada. Creerás estar en un lugar de cuento, al igual que el Parque Güell, otro de los lugares de ensueño diseñados por Gaudí.

Información práctica para visitar la Casa Milá

  • Cómo llegar
    • Metro, estación Diagonal.
    • Autobuses: 7, 16, 17, 22, 24 y 28.
    • FGC, estación Diagonal.
    • Cercanías Renfe, estación Passeig de Gràcia.
  • Horarios
    • Noviembre a febrero, 9h-20:30h.
    • Marzo a octubre, 9h-18:30h.
  • Tarifas
    • Normal: 20,50€.
    • Estudiantes y discapacitados: 16,50€.
    • Menores 12 años: 10,25€.
    • Menores de 6 años: gratis.
  • Puedes encontrar más información en la página oficial de La Casa Milá.