Inicio » España » Andalucía » Lo mejor que ver en Sevilla en 4 días. Una visita completa a la ciudad

Lo mejor que ver en Sevilla en 4 días. Una visita completa a la ciudad

Visitar Sevilla en 4 días te hará conocer en profundidad una ciudad con tantos lugarse que conocer que incluso se te harán pocos. Pero cuatro días para ver Sevilla son perfectos. Los principales puntos de interés de la ciudad estarán a tu alcance.

Sevilla es una ciudad muy grande, con muchos lugares que visitar y además no están demasiado cerca unos de otros por lo que son necesarios varios días para conocerla. Y además no es fácil establecer una ruta tipo en Sevilla ya que depende también de tus gustos personales.

Por eso aquí te ofrecemos una visita con lo mejor que ver en Sevilla en 4 días para que te hagas una idea de los que puedes visitar.

Qué ver en Sevilla en 4 días

Primer día en Sevilla

Sevilla - CatedralComienza el primer día de los cuatro que tenemos para visitar Sevilla y lo mejor es comenzar en el monumento más famoso de la ciudad, la espectacular Giralda, símbolo de Sevilla y por supuesto, visita imprescindible.

La Giralda se visita junto a la Catedral de Sevilla, y es que esta hermosa torre es el campanario de la misma, cuya visita también es imprescindible gracias a ser la mayor catedral más grande de España y tercera del mundo. En su interior no nos debemos perder la Capilla de Alabastro ni la Tumba de Cristóbal Colón, aunque hay debate sobre si los restos son realmente del descubridor.

Tras visitar la hermosa Catedral toca subir al cielo de Sevilla, toca subir a la Giralda. La subida es bastante fácil ya que no lo harás por escaleras, como en las subidas a otras torres, ni tampoco es un lugar estrecho. Se sube a través de una ancha rampa que te llevará hasta las campanas de la torre y desde donde tendrás unas de las mejores vistas de Sevilla.

Sevilla - Archivo General de Indias - InteriorA sus pies, está el Patio de los Naranjos, último lugar a visitar de la Catedral, antes de salir y emprender camino hasta el Archivo de Indias, otro de los lugares imprescindibles que ver en Sevilla en 4 días. Allí se conservan importantes documentos relacionados con el descubrimiento de América.

El trío de visitas imprescindibles, que forman un conjunto Patrimonio de la Humanidad, lo completa los Reáles Alcázares, un refugio de naturaleza y paz que te llevará hasta otras épocas y que tampoco te debes perder. No dejes de pasear por sus estancias y sus jardines así como admirar la mezcla de estilos musulmán, mudéjar y gótico del que es el palacio real más antiguo del mundo.

Si quieres que todo lo anterior te lo presente un guía profesional no dejes de realizar la visita guiada por Sevilla y entrada sin colas a la Catedral y el Alcazar.

Tras visitar los Reales Alcázares puedes perderte por el Barrio de Santa Cruz y descubrir algunos lugares especiales como puede ser el Hospital de los Venerables o la Casa de Pilatos.

Con estas visitas habrás completado gran parte de este primer día en Sevilla que deberás completar visitando la Plaza Nueva, donde se encuentra el Ayuntamiento, así como sus calles aledañas, como la Calle Sierpes y otras calles comerciales de esta zona de Sevilla.

Qué ver en segundo día en Sevilla

Sevilla - Plaza de AmericaTras un día muy completo visitando los monumentos Patrimonio de la Humanidad que hay en Sevilla, hoy visitaremos otra zona de esta ciudad, no muy lejana y a la vez muy interesante. Y quizás sea un día más relajado. O no.

El segundo día puede comenzar en la Plaza de América, situada en el interior del Parque de María Luisa, el parque más bonito y famoso de Sevilla. En esta plaza podemos visitar los tres edificios que fueron construidos en 1929 para la Exposición Iberoamericana y que albergan varios museos. Muy cerca, aunque fuera del parque, se encuentra el Acuario de Sevilla, recomendable si eres un amante del mundo marino.

Una actividad interesante que hacer en Sevilla es esta visita guiada al Parque de María Luisa.

Sevilla - Plaza de EspañaPasear por este impresionante parque entre árboles centenarios, fuentes y naturaleza llegaremos hasta la gran joya de aquella Exposición Iberoamericana, la Plaza de España, la que es, quizás, el rincón más bonito que visitar en Sevilla en 4 días.

La Plaza de España es un homenaje a todas las provincias de España y la estructura del edificio simula un abrazo que el Río Guadalquivir da a todas ellas. Aquí siempre encontrarás gente, pero no es de extrañar, ya que su belleza no tiene límites.

Si visitas Sevilla en verano, el Parque de María Luisa será un lugar donde huir del gran calor que hace en esta ciudad. Y muy cerca tenemos también otros lugares espectaculares que debes visitar.

Uno de ellos es la Fábrica de Tabacos, gran símbolo de la revolución industrial que alberga la sede de la Universidad Hispalense en la actualidad. Una visita muy interesante. Y muy cerca está el Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía de la que debemos destacar sobre todo su puerta principal de estilo barroco.

En esta zona se encuentra también la Torre del Oro, otro de los símbolos de la ciudad, junto al Río Guadalquivir y cuya visita también es imprescindible. En su interior podemos disfrutar de un bonito Museo Naval. Posiblemente ya la encuentres cerrada, por lo que si quieres visitar su interior, hazlo al día siguiente. Este día disfruta viéndola iluminada.

El día puede finalizar en los alrededores de la Catedral de Sevilla disfrutando de la gastronomía de la ciudad y del gran ambiente que siempre hay en esta zona. O de algún espectáculo de flamenco en el Barrio de Santa Cruz.

Tercer día en Sevilla

Sevilla - Barrio de TrianaEl tercero de nuestros días en Sevilla debe comenzar en la Torre del Oro, si es que no pudiste visitar su interior el día anterior. Te recordamos que en ella se encuentra el Museo Naval, con maquetas, cartas de navegación y otros detalles que te llevan por la historia de la navegación de Sevilla.

Tras su visita, lo mejor es comenzar a caminar por las orillas del Río Guadalquivir dejando a un lado la Plaza de Toros de la Maestranza hasta llegar al Puente de Triana, que cruza el río y que nos lleva hasta uno de los barrios más genuinos de la capital hispalense.

Estamos por fin en Triana, el que para muchos es el barrio más auténtico de Sevilla y en el que nos debemos perder para disfrutar de su esencia, comenzando en la Plaza del Altozano y recorriendo la Calle Betis y la Calle Pureza admirando a tu paso la Capilla de los Marineros o la espectacular Iglesia de Santa Ana.

Sevilla - Museo de Bellas ArtesTambién podemos disfrutar de las vistas del centro de Sevilla que tenemos desde este lado del Río Guadalquivir, antes de cruzar nuevamente alguno de sus puentes y volver a esta zona.

El Museo de Bellas Artes, al que podemos llegar dando un pequeño paseo es nuestro siguiente destino. También podemos ir en calesa, una de las experiencias que podemos vivir en Sevilla.

Las últimas visitas que hemos reservado para este día son el Palacio de las Dueñas, no demasiado lejos del museo, y sobretodo, el Metropol Parasol, también llamado las Setas de la Encarnación, un curioso y moderno edificio desde cuya cubierta se tienen también unas bonitas vistas de la ciudad.

Termina así nuestro tercer día en Sevilla. Todavía queda mucho por visitar y puedes terminar cenando disfrutando de las famosas tapas de Sevilla.

Qué hacer el cuarto día en Sevilla

Sevilla - Puente del AlamilloLlegamos a nuestro último día y todavía nos queda mucho por visitar en Sevilla. Si vas con niños, una buena idea es disfrutar de Isla Mágica, donde puedes pasar prácticamente todo el día y completarlo con una visita al Parque del Alamillo.

Si quieres prescindir de este parque temático, puedes acercarte a la Basílica de la Macarena y visitar una de las basílicas más célebres de Sevilla dedicada a una de las vírgenes que más devoción suscita entre los sevillanos. También es buena idea dar un paseo por el Barrio de la Macarena. Se encuentra muy cerca del Parque del Alamillo, que también recomendamos visitar aunque no vayas a Isla Mágica.

En la zona donde se celebró la inolvidable Exposición Universal de 1992 también tienes algunas opciones para pasar este cuarto día como el Pabellón de la Navegación, el Caixa Forum o el Monasterio de Santa María de las Cuevas, donde podemos visitar el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Al otro lado del río puedes disfrutar del Parque de los Descubrimientos.

De esta manera habrás disfrutado ya de lo mejor que ver en Sevilla en 4 días. No te habrás dejado casi nada de los principales lugares que visitar en Sevilla y si te sobra tiempo puedes volver a descubrir aquel rincón de la ciudad que tanto te gustó en los días anteriores o simplemente puedes dedicarte a pasear y dejarte llevar por el encanto de esta ciudad con sabor especial.

Puedes encontrar más información en la página oficial de Turismo de Sevilla.