Inicio » Portugal » Qué ver en Cascais y Estoril en un día. Lo mejor que hacer

Qué ver en Cascais y Estoril en un día. Lo mejor que hacer

A muy pocos kilómetros al oeste de Lisboa se encuentran dos ciudades con un encanto especial que merecen una visita que puedes realizar en un solo día. Hablamos de Cascais, una antigua ciudad de pescadores llena de mansiones, y Estoril, otra ciudad con un pasado de turismo de lujo.

Ambas localidades están separadas por tan solo 2 kilómetros que se pueden recorrer a través de un bonito paseo junto al mar.

Aquí te contamos un recorrido por Cascais y Estoril para visitar ambas ciudades en un solo día

Qué ver en Cascais y Estoril en un día

Visitar Cascais

A Cascais se puede llegar fácilmente en tren desde Lisboa aunque también se puede en tu propio coche aparcando en el mismo centro de la ciudad en algunos de sus parking. Por eso recomendamos comenzar el recorrido en la estación de tren de Cascais.

Desde allí podemos llegar en pocos minutos al centro histórico de Cascais, de pequeño tamaño pero con el típico acerado de las ciudades portuguesas y repleto de tiendas, restaurantes y alojamientos. Callejeando puedes llegar a la Praia de Rainha, una pequeña playa entre acantilados muy bonita.

Pero la principal playa de Cascais se encuentra a pocos metros. Se trata de la Praia dos Pescadores, situada en el mismo centro de Cascais en donde también se encuentra el Ayuntamiento y el famoso Palacio Seixas, en uno de sus extremos. El Palacio Seixas es el mayor exponente del pasado de turismo de lujo que rodeó a Cascais desde el siglo XVIII cuando la familia real portuguesa eligió esta ciudad para sus vacaciones veraniegas.

Desde allí podemos ir caminando hasta otro de los lugares imprescindibles que visitar en Cascais, la Boca do Inferno. Por el camino admiraremos la Ciudadela, otros bonitos palacetes o el Museo Condes de Castro Guimaraes. Simplemente hay que caminar hacia el oeste junto al mar hasta llegar.

La Boca do Inferno es un espectacular acantilado situado a dos kilómetros del centro de la ciudad con diferentes cavidades en las que entra y sale del agua provocando un atronador sonido del que toma el nombre. La Praia do Guincho, situada bastante más alejada del centro de Cascais es la playa a la que ir si buscas tranquilidad y bastante espacio.

Visitar Estoril

Tras visitar la Boca do Inferno puedes volver sobre tus pasos y dirigirte hacia la cercana Estoril. Para ello tienes varias opciones como por ejemplo el tren que te llevará en unos minutos. Si has venido en coche te recomendamos que lo cojas y te dirigas hasta esta localidad y así evitarte tener que volver hacia él.

O puedes ir caminando a lo largo del paseo marítimo habilitado entre Cascais y Estoril, que resulta realmente especial al atardecer para ver como el Sol se esconde en el horizonte bajo el Océano Atlántico.

Estoril, al igual que Casccais, está asociada al turismo de lujo de las élites desde el siglo XVIII que han dejado un legado de masiones y sitios de lujo. También fue lugar de refugio de aristócratas que huyeron de la Segunda Guerra Mundial y de reyes exiliados tras declararse la república en sus países como los de España y Portugal.

Los principales puntos de interés que visitar en Estoril en un día se encuentran junto al famoso Casino, inaugurado en 1931 e inspiración de la novela Casino Royale, primera de la saga de James Bond. Frente al Casino encontramos el bonito Jardim do Estoril, lugar de relax para los vecinos de la zona.

También encontramos en esta zona la Praia do Tamariz y el bonito Chalet Barros, quizás el edificio más famoso de Estoril, que recueda a un castillo medieval. En cualquier caso, lo mejor que hacer en Estoril es pasear por sus calles y disfrutar de sus masiones y palacetes.

Aunque no se encuentra en Cascais ni Estoril, si tienes tiempo recomendamos visitar la Praia do Carcavelos, famosa por sus olas que la convierten en uno de los templos del surf.

Puedes encontrar más información en la página oficial de turismo de Cascais.