Un paseo con lo mejor que ver en Oporto en 3 días. Una visita muy completa

Visitar Oporto en 3 días es posible y es además una duración perfecta para una estancia en la bonita ciudad portuguesa.

Con una visita de 3 días podrás conocer prácticamente todos los lugares de interés que ver en Oporto y además podrás hacerlo de una manera relajada y sin agobios pudiendo detenerte, e incluso repetir, en aquello que más te guste.

Aquí tienes nuestro recorrido con lo mejor que ver en Oporto en tres días. ¿Tienes más días en Oporto? Descubre nuestro recorrido de 4 días.

Qué ver en Oporto en 3 días

Primer día en Oporto

El primero de nuestros tres días para ver Oporto lo podemos comenzar en uno de los lugares más concurridos de la ciudad, la Estación de San Bento, a donde habrás llegado si vas a Oporto en tren. Y dentro de la estación tenemos ya la primera gran visita que vamos a realizar.

Y es que el vestíbulo de la Estación de San Bento es sencillamente espectacular gracias a sus 20.000 azulejos que hay en sus paredes y que narran varios capítulos de la historia de Portugal y de la ciudad. Tampoco te pierdas la fachada de la estación.

Desde allí podemos ir caminando hasta la Catedral de Oporto, situada en la parte más alta de la ciudad y de la que debemos destacar su fachada principal presidida por un gran rosetón que se sitúa entre dos altas torres que dan un aspecto de fortaleza a la Catedral. No te pierdas tampoco su bontio claustro. Muy cerca encontramos la Iglesia de San Lorenzo dos Grilos, de gran belleza y visita imprescindible.

Desde allí podemos comenzar a caminar hacia la Rua Santa Caterina, la principal calle comercial de Oporto donde encontrarás numerosas tiendas y restaurantes. Destaca el Café Majestic, antiguo lugar de reunión de diversos personajes ilustres que aún conserva su encanto y elegancia.

En la misma calle se encuentra la Capela das Animas, con sus característicos colores azul y blanco de sus azulejos que tantas veces podemos ver en Portugal. Muy cerca, el Mercado de Bolhao y su encanto especial gracias a sus aires de decadencia que es una seña de indentidad.

Llegamos por fin a la parte más moderna del centro de Oporto, que en realidad se encuentra al lado de nuestro punto de partida. Se trata de la Avenida de los Aliados, con sus edificios neoclásicos, el Monumento a Garret y el bonito Ayuntamieto de Oporto. Detrás del mismo está la Iglesia de la Santísima Trinidad, de lo mejor que ver en Oporto en tres días.

La Iglesia de los Clérigos es el siguiente destino. Esta bonita iglesia es famosa por su gran torre, símbolo de Oporto y a la que puedes subir teniendo las mejores vistas de la ciudad. Una visita totalmente recomendada y por supuesto, imprescindible. Aquí seguro que tendrás que hacer cola porque suele haber bastante gente pero merece la pena. Son más de 200 escalones pero los pasillos son amplios y no te supondrán ningún problema.

A pocos metros se encuentra la Librería Lello e Irmao, una de las librerías más bonitas del mundo con un encanto impresionante y donde J.K.Rowling se inspiraba para escribir las novelas de Harry Potter durante el tiempo que estuvo viviendo en Oporto. Cobran una pequeña entrada por visitar la librería que ayuda a su conservación y a que no haya aglomeraciones, pero te lo descuentan si compras un libro.

Cerca está la Iglesia do Carmo, punto final de nuestro recorrido antes de que bajes hasta el Barrio de Ribeira, pasando por el Mirador da Vitoria, para disfrutar de una suculenta cena y terminar el día.

Segundo día en Oporto

Oporto - Palacio de la BolsaEl primer día lo dedicamos a concoer la parte alta de Oporto pero este segundo día lo vamos a dedicar a la parte más cercana al río y que no te dejará indiferente. Aún así, nuestro recorrido comenzará en la parte alta, la Estación de San Bento, para comenzar a descender por la Rua das Flores, calle peatonal con una gran ambiente. Puedes volver a pasar por el decadente Mirador da Vitoria para tener unas vistas geniales de Oporto.

El Palacio de la Bolsa es nuestro siguiente destino. A su lado se encuentra el Mercado Ferreira Borges y unos jardines muy interesantes. El Palacio de la Bolsa es uno de los lugares imprescindibles que visitar en Oporto en 3 días, no solo por su bonita fachada neoclásica sino por sus espectaculares patios y estancias, como la Sala Árabe, su gran joya. La primera persona que reserva para una determinada hora elige el idioma de la visita guiada.

Oporto - Plaza RibeiraAnexa al palacio está la Iglesia de San Francisco, cuyo interior te sorprenderá de una manera que no te puedes imaginar. Las paredes y el techo se encuentran completamente recubiertos de oro. Es tal su ostentosidad que durante un tiempo estuvo cerrada al público para no ofender.

Por fin llegamos nuevamente al Barrio de Ribeira, con sus calles estrechas que son un símbolo de este antiguo barrio de pescadores. El barrio esté repleto de restaurantes donde degustar la famosa gastronomía portuguesa. En este barrio está también la Casa do Infante, donde nació el Infante Enrique, uno de los Reyes de Portugal más famosos.

La Plaza de Ribeira es el centro neurálgico del barrio y desde esta zona parte el Crucero de los Seis Puentes, que te lleva a conocer los puentes de Oporto. Tras realizar este crucero puedes pasear por las orillas del Río admirando el Puente Don Luis I, uno de los símbolos de la ciudad.

Finaliza así nuestro segundo día en Oporto.

Qué ver en Oporto el tercer día

Este tercer día, y último, en Oporto lo podemos comenzar junto al Puente Don Luis I, en el Barrio de Ribeira, para cruzarlo por su parte inferior y llegar hasta Vilanova de Gaia, la población que se situa en la otra orilla del Río Duero y que es famosa por ser donde se encuentran las bodegas donde se elabora el famoso vino de Oporto.

Y visitar una de estas bodegas es nuestro objetivo. Escoge la que tú quieras, pues son bastante parecidas. En ellas te contarán la historia de este vino, su proceso de elaboración y tendrás una degustación. Una visita muy sorprendente.

Tras visitar la bodega puedes coger el Teleférico que te lleva hasta la parte superior del Puente Don Luis I. Este trayecto en el Teleférico es una experiencia única ya que con ella tendrás la oportunidad de ver el Barrio de Ribeira de una forma especial y que no olvidarás. Cada minuto del viaje será inolvidable.

Tras llegar a la parte superior puedes visitar el Jardín do Morro y el Mosteiro da Serra do Pilar, un enorme complejo cuya mejor vista se tiene desde la otra orilla, a la que nos dirigiremos cruzando el Puente Don Luis I por su parte superior, volviendo a admirar los edificios del Barrio de Ribeira.

Oporto - Torre Clerigos - VistasAhora toca ir hasta Foz do Douro. Para ello, puedes caminar hasta el Palacio de la Bolsa, de donde parte el tranvía que te lleva hasta este barrio de Oporto. El recorrido que hace el tranvía junto al río es muy bonito y es en sí una experiencia.

En Foz do Douro se encuentran las playas de la ciudad y su paseo marítimo. Es además el barrio más exclusivo y donde viven los principales personajes famosos de Oporto. Es también conocido por su ambiente nocturno, por lo que si todavía tienes fuerzas puedes acabar aquí el día y disfrutar de la noche portuense.

Otra opción es volver al centro de Oporto y visitar los Jardines del Mirador de Cristal, que además del encanto que tienen los propios jardines también hay un mirador desde el que puedes tener una de las mejores vistas de Oporto.

Con este recorrido conocerás lo más importante que ver en Oporto en tres días. Si todavía tienes más días puedes hacer alguna excursión a alguna de las bonitas ciudades que hay muy cerca. O puedes profundizar en esta ciudad que nunca para de sorprender.

Puedes encontrar más información en la página oficial de turismo de Oporto.