Un paseo por lo mejor que ver en Bermeo en un día

Bermeo es una de las villas más importantes de la costa vasca, una ciudad fundada en 1236 y muy importante en la historia vasca al convertirse en la principal ciudad del Señorío de Vizcaya y ser su capital hasta 1602. Es además una de las villas marineras más importantes de España.

La villa de Bermeo tiene infinidad de atractivos turísticos, tanto entre sus calles como en los alrededores, donde se encuentran unas maravillas naturales excepcionales y una de las joyas del País Vasco de la que os hablaremos más adelante.

Aquí tienes un paseo con lo mejor que ver en Bermeo en un día si decides visitar esta preciosa localidad de la costa vizcaína que asoma al Mar Cantábrico.

Qué ver en Bermeo en un día

San Juan de Gaztelugatxe

Nuestra visita de un día a Bermeo empieza a 12 kilómetros del casco urbano. Y es que es sin duda el principal punto de interés de Bermeo y uno de los lugares más visitados del País Vasco, sobre todo desde que se convirtió en una de las localizaciones del rodaje de Juego de Tronos.

Se trata de una ermita situada en lo alto de un peñón al que se accede cruzando un puente y subiendo nada menos que 241 escalones para, que una vez consigues llegar hasta ella, disfrutar de su entorno natural gracias a las playas de sus alrededores y a inmensos acantilados.

Para visitar esta impresionante ermita hay que hacer una reserva previa gratuita ya que, desde que se hizo famosa por Juego de Tronos, recibe multitud de visitantes. Nosotros la conocemos desde antes y fuimos unos de los privilegiados que hemos estado allí en soledad.

El Puerto Viejo de Bermeo

Tras disfrutar de la maravillosa visita anterior viajamos por fin hasta el casco urbano de Bermeo para comenzar a visitar la bonita villa. El Puerto Viejo es un lugar estupendo para comenzar a realizar esta visita.

En una villa marinera no puede faltar un paseo por su puerto, caminando hasta el antiguo espigón y disfrutando de los colores de las fachadas de sus casas, tan características de este tipo de lugares. Sin duda, de lo mejor que ver en Bermeo en un día.

En el Puerto de Bermeo debemos admirar la Fuente de Tres Cantos, la más antigua de Bermeo, así como diferentes esculturas como El Regreso, que representa un marinero con su hijo de la mano y un remo al hombro, o la escultura que representa un náufrago ante un joven y su perro.

La Torre Ercilla y el Museo del Pescador

Tras el agradable paseo por el Puerto de Bermeo lo mejor es dirigirse hasta el Casco Viejo y disfrutar de sus callejuelas y sus casas. Para ello subiremos unas empinadas escaleras y llegaremos a otro de los principales puntos de interés que ver en Bermeo en un día la Torre Ercilla.

En este torre del siglo XV se encuentra el Museo del Pescador, donde podrás conocer la tradición pesquera de la villa y su relación con el mar, además de la historia de la propia torre, una de las 30 del mismo tipo que llegó a haber en Bermeo.

Junto a la Torre Ercilla se encuentra un mirador muy interesante, el Mirador de Baztarre, desde donde se tienen las mejores vistas del Puerto de Bermeo y del mar. No te pierdas tampoco el Monumento a los Pescadores, otra de las esculturas que te vas encontrando por tu recorrido por Bermeo.

La Plaza de Sabino Arana y la Iglesia de Santa María

Si seguimos callejeando por Bermeo llegaremos a otro de sus principales puntos de interés, la Plaza de Sabino Arana, el centro neurálgico de la villa en la que siempre encontrarás un gran ambiente y mucha vida.

En la Plaza de Sabino Arana destaca el kiosko de música de su parte central, muy típico de este tipo de plazas, demás del Ayuntamiento y su reloj. Pero lo más destacable de la Plaza de Sabino Arana es la Iglesia de Santa María de la Asunción, de estilo neoclásico y el principal templo religioso de la villa.

No te pierdas su portada, que te recordará a un templo griego, y sus dos torres, sobre todo la de la derecha con su bonito campanario.

Otros lugares que visitar en Bermeo

La histórica localidad de Bermeo también tiene otros muchos puntos de interés que deberías visitar. Uno de ellos es el Parque Lamera, el pulmón verde donde pasear y descansar después del fantástico paseo que llevas por la villa.

En uno de los extremos del Parque Lamera se encuentra uno de los edificios más bonitos que visitar en Bermeo, el Casino, del año 1894 aunque se derrumbó en 1983 debido a unas inundaciones por lo que tuvo que ser reconstruido. En él encontramos una sala de exposiciones y un restaurante.

Al otro extremo del parque podemos encontrar la Iglesia de Santa Eufemia, la más antigua de la villa, del siglo XIII y estilo gótico.

A pocos metros de allí se encuentra el Convento de San Francisco y su iglesia, del siglo XIV y uno de los más antiguos del País Vasco. Lo mejor del convento, e imprescindible visita, es el claustro gótico, uno de los más bonitos del País Vasco.

Puedes encontrar más información en la página oficial de turismo de Bermeo.