Conocida como La Bella Easo o la Perla del Cantábrico, San Sebastián es para muchos la ciudad más bonita de España y un lugar impresionante para pasar unos días por su belleza, su gastronomía y sus gentes.

Aquí os vamos a contar qué es lo más importante que ver en San Sebastián y lo más interesante para que si visitas la bella localidad vasca te vayas con un gran sabor de boca, y no solo por los pintxos que estarás obligado a comer.

Recuerda leer nuestro diario de viaje a San Sebastián para tener más información.

Que ver en San SebastiánVisitas guiadas y actividades en San Sebastián

Aquí tienes un listado de las mejores actividades que hacer en San Sebastián que van desde excursiones a visitas guiadas así como descuentos en algunas de las atracciones más importantes de San Sebastián. Entra y elige la que más te guste.

Visitar la Parte Vieja de San Sebastián

Qué ver en San Sebastian - Playa de la ConchaLa Parte Vieja de San Sebastián está situada a los pies del famoso Monte Urgull entre el puerto de la ciudad y el Río Urumea.

Fue un barrio amurallado durante muchos años pero las murallas desaparecieron para dar lugar a una zona de estrechas callejuelas y un magnífico ambiente gracias a la gran cantidad de bares que se encuentran aquí donde podrás degustar sus famosos pintxos.

En la Parte Vieja encontramos además dos de las tres iglesias más importantes de San Sebastián.

Por un lado tenemos la Iglesia de San Vicente, construida en el siglo XII pero reconstruida 2 siglos después tras se destruida por un incendio. Por otro lado está la Iglesia de Santa María del Coro, del siglo XVIII, y una de las iglesias más queridas por los donostiarrras.

San Sebastián - Plaza ConstituciónOtra de las visitas obligadas que hacer en la Parte Vieja es la Plaza de la Constitución, que aunque no lo parezca fue antiguamente una plaza de toros.

En los balcones puedes encontrar diversos números que representaban los palcos de la misma.

La Plaza de la Constitución es el centro neurálgico de la ciudad y merece la pena disfrutar de un merecido descanso en alguna de sus terrazas.

Tampoco te pierdas el Museo de San Telmo, que fue un antiguo convento dominico y que merece ser visitado tanto por la arquitectura del edificio donde se encuentra como por sus exposiciones permanentes y temporales.

Del Monte Urgull al Peine del Viento. La Playa de la Concha

San Sebastián - Paseo marítimoEste paseo es sin duda lo que más te va a gustar de San Sebastián.

En uno de los extremos de la ciudad tenemos el Monte Urgull en cuya cima encontramos el Castillo de la Mota, testigo de excepción de la historia de Donostia.

La estatua del Sagrado Corazón preside el monte al que se puede subir a pie en un agradable paseo.

A sus pies tenemos el Aquarium, la atracción turística más visitada de la ciudad gracias a su gran variedad de especies animales.

Desde allí comienza el Paseo del del Muelle, que bordea el puerto de la ciudad hasta llegar a un edificio emblemático, el Ayuntamiento. El edificio del Ayuntamiento fue construido como un gran casino en 1887 y ese fue su uso hasta que se prohibió el juego en 1924. Desde 1945 es la sede del Ayuntamiento de San Sebastián.

San Sebastián - Palacio MiramarAhora toca disfrutar de una agradable paseo a lo largo de la famosa Playa de la Concha, la que muchos consideran la más bonita de España.

Y no solo por la playa en sí, sino por las vistas desde la misma con la Isla de Santa Clara mirando hacia el mar y los palacios y casas señoriales que se encuentran junto al paseo marítimo.

Uno de estos bonitos edificios que visitar en San Sebastián es el Palacio de Miramar, situado justo al final de la Playa de la Concha, desde donde se tiene una gran vista de la Bahía gracias a su situación privilegiada y por encontrarse en lo alto de un pequeño monte. Hoy en día es un parque público pero durante muchos años fue residencia de verano de la Casa Real.

San Sebastián - Peine del VientoAllí comienza otra de las plazas de la ciudad, la Playa de Ondarreta, que finaliza en otro de los lugares emblemáticos de San Sebastián

Se trata del Peine del Viento, la famosa escultura de Eduardo Chillida construida en 1976 y donde se produce un espectáculo inolvidable cuando la marea está alta.

La famosa escultura se encuentra a los pies del Monte Igueldo, el otro lugar de la ciudad desde el que se pueden tener unas vistas geniales de la Bahía.

Para subir hasta la cima del Monte Igueldo, además de en coche, se puede utilizar el funicular, uno de los más antiguos de España y que recomendamos. En la parte de arriba hay además un pequeño Parque de Atracciones.

De la Catedral del Buen Pastor al Kursaal

San Sebastián - Catedral del Buen PastorVolviendo nuevamente sobre nuestros pasos por el Paseo de la Concha llegamos hasta San Martin Kalea, una de las calles principales de San Sebastián y donde se encuentra la Catedral del Buen Pastor.

No hay que perderse un poco antes de llegar hasta ella el Palacio de Justicia, un imponente edificio que no te dejará indiferente.

La Catedral del Buen Pastor, situada en la plaza del mismo nombre, destaca por tener una única torre central de 75 metros de altura y una arquitectura que recuerda a las grandes catedrales medievales alemanas y francesas.

De estilo neogótico, su construcción finalizó en 1897 y merece la pena ser visitada tanto por su exterior como su interior donde podemos encontrar unas bonitas vidrieras, un órgano muy interesante y un retablo mayor muy sencillo pero muy bonito dedicado al Sagrado Corazón de Jesús.

Desde aquí entramos en la zona más comercial de San Sebastián repleta de tiendas y restaurantes que dan un ambiente muy especial al barrio hasta que llegamos al Boulevard, lugar de encuentro de donostiarras y turistas.

San Sebastián - KursaalAl final del Boulevard encontramos el Río Urumea. Pero antes de cruzar el Puente del Kursaal debemos admirar dos de los edificios más imponentes de San Sebastián y que más glamour dan a la ciudad.

Se trata del Teatro Victoria Eugenia, de 1912 y sede de los principales acontecimientos culturales de la ciudad.

A su lado se encuentra el Hotel María Cristina, que con un diseño que te lleva a la Belle Epoque se ha convertido en uno de los edificios más bonitos de San Sebastián.

Ahora sí, podemos cruzar el bonito Puente del Kursaal, con sus pintorescas farolas blancas y verdes, y llegar hasta el Kursaal, antiguo casino y actual palacio de congresos y exposiciones, obra de Rafael Moneo, que pensó en dos enormes cubos, no exentos de polémica en su día, y que hoy son sede del Festival de Cine de San Sebastián.

Desde allí podemos ir a la Playa de la Zurriola, la tercera en discordia de la ciudad, o volver hasta la Parte Vieja gracias al Paseo Nuevo que bordea junto al mar el Monte Urgull.

Puedes encontrar más información en la página oficial de turismo de San Sebastián.

Si te ha gustado, ¡comparte!Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone
Categorías: País Vasco