A pesar de ser una localidad muy pequeña, existen muchos puntos de interés que ver en Sigüenza de tal manera que creerás retroceder varios siglos en la historia hasta volver a la Edad Media.

El casco antiguo de Sigüenza se encuentra muy bien conservado y sus monumentos son de lo mejor que se puede visitar en la provincia de Guadalajara convirtiendo este enclave en un destino perfecto para hacer una excursión o incluso como base para visitar las maravillas cercanas.

Aquí te contamos lo mejor que visitar en Sigüenza para sacar el máximo provecho a una visita.

Qué ver en Sigüenza en 1 día

El Castillo de los Obispos, el mejor monumento que ver en Sigüenza

Es lo primero que llega a tus ojos según te acercas a Sigüenza y es el lugar perfecto para comenzar la visita a la localidad.

Allí puedes dejar aparcado tu coche antes de comenzar tu visita y empezar a disfrutar de la ciudad.

El Castillo de los Obispos se encuentra en la parte más alta de Sigüenza y se trata de una espectacular fortaleza construida durante el siglo XII en el mismo lugar donde había otra musulmana.

Su nombre se debe a que fue residencia de los obispos seguntinos hasta el siglo XIX sufriendo graves daños durante la Guerra de la Independencia y sobre todo durante la Guerra Civil cuando fue destruido casi por completo.

Tras la Guerra Civil fue reconstruido, siguiendo los planos antiguos que se conservan, y se convirtió en Parador de Turismo pudiéndose visitar sus murallas, admirar sus torres y disfrutar de su Patio de Armas, posiblemente el lugar más bonito del Castillo.

De paseo por el casco histórico de Sigüenza

Una vez visitado su Castillo podemos comenzar a caminar por sus empinadas y empedradas calles con destino el centro de la localidad.

La principal calle es la Calle Mayor, aunque el resto de calles de Las Travesañas, como se conoce el caso urbano, bien merecen una visita.

Del casco histórico hay que destacar diferentes puntos de interés, como la Casa del Doncel, de estilo gótico, y que ha servido de residencia para importantes familias ilustres a lo largo de la historia.

Actualmente es una casa-museo, propiedad de la Universidad de Alcalá de Henares donde se realizan cursos de verano.

Muy cerca se encuentra la Plazuela de la Cárcel, que era la antigua Plaza Mayor medieval, la Iglesia de Santiago, de estilo románico, o la Puerta del Sol, una de las antiguas entradas de la muralla, que junto al Arco del Portal Mayor representa el principal punto de interés de la antigua muralla.

La Plaza Mayor de Sigüenza

Sigüenza - Plaza MayorDespués de disfrutar de las pintorescas callejuelas de Sigüenza llegamos al centro neurálgico de la localidad.

Allí podemos disfrutar de la Plaza Mayor, de estilo renacentista y donde manda el Palacio Municipal, del mismo estilo.

Destacan sus casas de piedra con bonitos balcones bajo las cuales hay unos soportales donde hay varios restaurantes.

A uno de los lados de la Plaza Mayor se encuentra el lateral de la Catedral de Santa María, concretamente la Fachada del Mercado donde destaca una alta torre y una de las entradas al interior de la Catedral.

La Catedral de Santa María

Sigüenza - Catedral

Caminando unos metros llegamos a la fachada principal, donde se puede apreciar la majuestuosidad de este templo románico.

Destacan sus dos torres que la dan aspecto de fortaleza y sus puertas a través de las cuales podemos acceder también a su interior.

Del interior de la Catedral de Sigüenza hay que destacar el Coro, el retablo plateresco de Santa Librada, el Altar Mayor y sobre todo el Trascoro, realmente espectacular.

No hay que irse de la Catedral sin visitar también la Capilla del Doncel donde se encuentra el Sepulcro del Doncel, la gran obra maestra de la Catedral. El Claustro, la Capilla de la Concepción y el Museo Catedralicio son también de visita obligada.

Otros lugares de interés que ver en Sigüenza

Todavía queda mucho que visitar en Sigüenza.

Por ejemplo, el Palacio Episcopal, al que se llega recorriendo la comercial calle que parte de la Catedral, situado enfrente del Colegio Episcopal Sagrada Familia, otro edificio que no hay que perderse.

Muy cerca se encuentra el Parque de la Alameda, un lugar perfecto para relajarse tras una visita a la ciudad y junto al cuál está el Monasterio de las Ursulinas, de estilo barroco, o la Iglesia de Santa María de los Huertos, de estilo gótico, y uno de los más importantes monumentos que visitar en Sigüenza.

De esta manera, hemos visitado los principales puntos de interés de Sigüenza y podemos volver hacia el casco antiguo para perdernos en él y disfrutar de una arquitectura envidiable que solo podemos encontrar en muy pocos lugares.