Un paseo por Grafton Street, la calle más popular de Dublín

Además de visitar alguno de sus museos y monumentos, pasear por las calles de Dublín es una experiencia que no debes olvidar. Y aquí os vamos a hablar de Grafton Street, unas de las principales calles de la ciudad, que junto a O’Connell Street constituye la mejor zona comercial de Dublín.

Grafton Street parte de los alrededores del Trinity College y termina junto a St Stephen´s Green, uno de los parques más famosos de Dublín.

Pasear por Grafton Street te sumergirá en el ambiente irlandés de música callejera y tiendas.

La tiendas de Grafton Street

Dublin - Grafton StreetEn esta bulliciosa calle de Dublín, que además es peatonal por lo que la podrás recorrer sin problemas de tráfico y ruido de coches, podrás encontrar las más importantes tiendas de lujo de la ciudad, pero también otras más asequibles para todos los públicos.

A lo largo de la calle, entre artistas callejeros y muchos dublineses y turistas de compras, te irás encontrando numerosas tiendas.

Las más exclusivas se encuentran en el Brown Thomas Dublin, una galería comercial donde comprar todo tipo de productos de lujo y donde también hay algunos restaurantes.

Al final de la calle se encuentra otro centro comercial, este para todos los bolsillos, donde también hay diversos restaurantes. Se trata de Stephen’s Green Shopping Centre, cuyo exterior resulta muy llamativo gracias a sus láminas de color blanco que la decoran.

En las calles aledañas hay numerosos pubs y restaurantes, que ayudan a aumentar el intenso ambiente de la zona.

No hay que perderse tampoco Bewleys’s Oriental Café, situado en la misma Calle Grafton y que desde 1927 atrae a numerosos visitantes que se acercan a una de las cafeterías más bonitas de Dublín.

Qué ver en Grafton Street. Molly Malone

dublin-estatua-molly-maloneCerca del comienzo de la calle en la parte norte se encuentra la famosa Estatua de Molly Malone, todo un símbolo de Dublín.

Es la protagonista de una de las canciones populares más famosas de Irlanda. Esta canción cuenta la historia de Molly Malone, una pescadera que recorría la ciudad vendiendo berberechos y mejillones pero que por la noche trabajaba de prostituta.

Esta estatua se encuentra en Suffok Street, a unos 100 metros de Grafton Street, que era el lugar en el que se encontraba anteriormente pero fue trasladada por las obras de construcción del tranvía.

Dice la leyenda, que tras morir de fiebre en plena calle actualmente su fantasma se pasea por Dublín. Lo cierto, es que ni siquiera se sabe si existió de verdad.

Foto Molly Malone: Wikipedia

También te puede interesar