Fin de Semana de Relax en la Finca Hotel Comendador

Hoy queremos hablaros de la Finca Hotel Comendador, el lugar donde hemos pasado el último fin de semana para celebrar nuestro aniversario (que en realidad es hoy). El Hotel, que consta de Spa, se encuentra en la provincia de Toledo pero a poco más de 30 km de Madrid, concretamente la localidad de Carranque.

Por cierto, os recomendamos que si queréis ir al spa un sábado lo hagáis a primera hora de la tarde como hicimos nosotros ya que no había nadie y parecía un spa privado. Cuando nos íbamos llegaba bastante gente.

El Hotel Comendador

Hotel Comendador - JardinesUna de las cosas buenas del hotel es que el parking es gratuito. Esto en hoteles fuera de las grandes ciudades suele ser habitual pero no siempre por lo que es algo a tener en cuenta. Dentro del hall del hotel en un sólo espacio tenemos la recepción, la cafetería y sus mesas y una zona con sillones, revistas y la televisión, una gran forma de aprovechar perfectamente el espacio.

Hotel Comendador - HabitaciónLas habitaciones tienen todas las comodidades que se espera de un hotel de 4 estrellas y en nuestro caso teníamos cama de matrimonio aunque también hay otras dobles con dos camas. Todas las habitaciones son exteriores con un pequeña terraza que pueden dar al parking exterior o a los jardines del hotel. Este último era nuestro caso. También consta de unas suites con jacuzzi con todos los lujos posibles.

Y un pequeño detalle que suele pasar desapercibido, las habitaciones tienen persiana en vez de cortina. ¿Cuántas veces os ha sido imposible cerrar la cortina de un hotel sin que entre luz?

El Spa Domus Aurea

Hotel Comendador - SpaQuizás esta sea la gran señal distintiva de este hotel y al que acude la mayoría de sus huéspedes. Por supuesto también es posible ir sólo al spa sin necesidad de hospedarse. De la multitud de tratamientos y actividades que ofrece el spa nosotros realizamos el circuito hidrotermal de 2 horas y un masaje aromático de aproximadamente 45 minutos. No tenemos ninguna queja.

Lo único que hay que llevar al spa es el traje de baño y el gorro aunque si no llevas esto último lo puedes comprar allí mismo por 3€. Las toallas las llevas de la habitación y al finalizar la sesión las cambias allí mismo por otras secas que te puedes subir, sin duda una gran ventaja no tener que llevarte tus propias toallas. Y tampoco hay que llevar chanclas ya que allí te dan unos escarpines que deberás llevar en todo momento en el interior. Si optas también por el masaje te darán un albornoz, unas zapatillas y ropa interior. Hotel Comendador - Spa 2Se puede decir que el spa es muy completo y que tienen el espacio muy bien aprovechado.

En primer lugar, y tras una ducha, accedes a una gran piscina con diferentes chorros a lo largo de la misma que van incidiendo en todas las partes de tu cuerpo. Tras finalizar el recorrido de la piscina y caminar por un camino de piedras con chorros de diferentes temperaturas dirigidos a pies y piernas llegas a la zona de las termas romanas, que al igual que en las termas que existían en la Antigua Roma, constan de 3 piscinas, una de agua fría, otra templada y otra caliente. Decir que la de agua fría es realmente para valientes.

El siguiente paso del circuito es una serie de cabinas con duchas que vas recorriendo de una en una y con diferentes tipos de chorros, temperatura y duración. Algunos chorros están realmente calientes y puede llegar a ser difícil soportarlos pero desde luego sales de allí como nuevo por lo que merecen completamente la pena. Justo al lado están los que ellos llaman Baños Árabes. Allí encontramos un jacuzzi, una sauna finlandesa, un baño turco y un iglú. Y para terminar el circuito, una sala de relax con una especie de tumbonas de piedra donde extiendes la toalla y te relajas con su música y su tenue luz.

Tras realizar el circuito, nos quitamos el bañador, los escarpines y el gorro y nos equipamos con el kit de masaje. Los masajes se dan en unas salas individuales con velas y música relajante y son muy completos. Duran unos 45 minutos y sales de allí como nuevo.

El restaurante del Hotel Comendador

Hotel Comendador - RestauranteEn un edificio anexo, cruzando los jardines, se encuentra el Restaurante Zaguán, el restaurante del hotel. Por cierto, en los salones contiguos se celebran bodas por si estáis pensando en casaros y buscáis un buen lugar para ello.

En el paquete que habíamos comprado teníamos incluida una cena en el restaurante. Y fue también magnífica. El menú constaba de 3 platos a elegir de primero y otros 3 de segundo, con postre, agua y vino. Las dos, agua y vino, no había que elegir. La comida estaba genial de calidad y cantidad y el postre no fuimos ni capaces de terminarlo, algo que nos dio bastante pena porque estaba buenísimo.

El desayuno se sirve en otro lugar, situado en el edificio principal junto a la cafetería. El buffet no es tan grande como en otros en los que hemos estado pero tiene un poco de todo. Dulces, embutidos, panes, frutas, cereales, zumos, café e infusiones. No podemos tampoco poner pega. Incluso decir que el café era muy bueno, algo no muy habitual en los buffets de desayuno.