Qué hacer y qué ver en Benidorm. Mucho más que playa

Hoy queremos acabar con el mito de que la turística ciudad de Benidorm es un lugar aburrido a donde sólo van de viaje las personas de la tercera edad gracias al Imserso.

La gran cantidad de hoteles a bajo precio que hay en Benidorm favorece que así sea pero también es un gran centro de ocio para las personas jóvenes y de cualquier edad.

Y también hay que destacar que en Benidorm podemos encontrar muchos más planes que ir a la playa y salir de fiesta. Te recomendamos también esta visita guiada a Benidorm.

Qué ver en Benidorm

 

Las Playas de Benidorm

Benidorm - Playa de LevanteAunque en Benidorm existe también la posibilidad de hacer turismo cultural, su gran atractivo son las playas, aunque hay que decir que la ocupación hotelera es bastante alta en todas las épocas del año.

En la ciudad de Benidorm podemos encontrar 3 playas, Levante, Poniente y Malpas.

La Playa de Levante es la situada en la parte este de la ciudad y su paseo marítimo se puede considerar el centro neurálgico de Benidorm.

A lo largo del mismo se suceden tiendas y pubs que se alternan con hoteles y bloques de apartamentos.

La playa, que suele estar abarrotada en verano, es una de las mejores de la costa valenciana, con una arena muy fina donde se pueden realizar todo tipo de actividades.

La Playa de Poniente, la del oeste, está menos masificada que la de Levante y es bastante similar a ella en cuanto a la arena, la profundidad del agua y los servicios, si bien no hay tantas cafeterías, restaurantes ni pubs a lo largo del paseo marítimo, lo que hace que las noches sean también más aburridas.

Ambas playas se encuentran separadas por la parte vieja de Benidorm y por su castillo, situado en lo alto de un acantilado.

A sus pies se encuentra la tercera playa, muy pequeña pero con gran encanto. Se trata de la Playa de Malpas, mucho menos concurrida. En ella hay que prestar mucha atención a las corrientes que podrían llevarte hasta las rocas.

Lugares de interés de Benidorm

Benidorm - MiradorEl lugar más concurrido, sobre todo por las noches, es el Mirador de la Punta del Calfali, el lugar donde estaba el antiguo Castillo del que hoy quedan unos pocos restos.

Aún así, la gente se refiere a ese lugar como “El Castillo” y en las noches de verano es un lugar muy concurrido con artistas, mercadillos y mucho ambiente.

Al lado  se encuentra la Iglesia de San Jaime y Santa Ana, construida en el siglo XVIII y que, aunque tiene un exterior muy sencillo, merece la pena visitar. Alrededor  es posible encontrar numerosos restaurantes, discotecas y pubs que animan la ciudad.

También tienes las calles más comerciales de Benidorm, sobre todo el Passeig de la Carretera y la Plaza Triangular.

Y si hay algún lugar típico de Benidorm que no puede faltar en todas las postales, esa es la Isla de Benidorm, también llamada Isla de los Periodistas, y que es el gran símbolo de la ciudad. Todos los días se organizan visitas en barco a la isla y en ella se encuentra un restaurante. La Isla de Benidorm tiene además un gran valor ecológico y medioambiental.

Otro de los puntos turísticos y de ocio importante es el parque temático Terra Mítica.

Los Rascacielos de Benidorm

Rascacielos de BenidormY si algo no podía falta en Benidorm, son sus rascacielos.

Actualmente dispone de 27 edificios de más de 100 metros de altura siendo el más alto de todos el Residencial In Tempo, de 200 metros de altura aunque todavía no está terminado estando prevista su finalización a lo largo de 2013.

Después se sitúa el Gran Hotel Bali, de 186 metros de altura.

El Skyline de Benidorm es uno de sus reclamos turísticos y sorprende a cualquiera que visita la ciudad por primera vez y lo ve desde lo lejos según se aproxima por la autopista.

Historia del Turismo en Benidorm

Que ver en BenidormAunque hoy en Benidorm se levantan grandes rascacielos, en este lugar se han encontrado restos íberos y romanos, épocas de la que datan los primeros pobladores.

Sus comienzos como ciudad turística fueron durante el siglo XIX cuando se inauguró el Balneario de la Virgen del Sufragio al que acudieron los primeros turistas de Benidorm.

Pero el gran crecimiento se produjo a mediados del siglo XX, cuando se decidió transformar la ciudad creándose grandes avenidas, mejorando las playas y construyéndose los primeros grandes edificios.

A este boom turístico contribuyó la construcción del Aeropuerto de Alicante, al que llegaban turistas extranjeros en busca del sol, la playa y la gastronomía española.

Actualmente es la ciudad con más rascacielos por habitante del mundo, superando incluso a Nueva York. Y también Benidorm es una de las ciudades con más hoteles de España.

Puedes encontrar más información en la página oficial de turismo de Benidorm.

También te puede interesar