Inicio » España » Extremadura » Qué ver y qué hacer en Pasarón de la Vera. Una joya de Extremadura

Qué ver y qué hacer en Pasarón de la Vera. Una joya de Extremadura

En una de las comarcas más bonitas del norte del Extremadura se encuentra Pasarón de la Vera, una pequeña localidad con mucho encanto y que seguro que te sorprenderá.

Se trata de uno de los lugares de España a los que estamos vinculados personal o familiarmente como también lo son: Madrid, Ciudad Rodrigo, Puebla de Sanabria o Plasencia.

No te llevará mucho tiempo conocer Pasarón de la Vera por lo que te recomendamos acercarte hasta este rincón para disfrutar de sus calles y sus casas.

La Ermita de la Blanca

Pasarón de la Vera - Ermita de la BlancaPara llegar a Pasarón de la Vera desde Plasencia hay que coger la misma carretera que el día anterior nos llevó hasta Jaraíz de la Vera para comenzar el recorrido que realizamos.

La diferencia es que tras atravesar la localidad de Tejeda del Tiétar giramos a la izquierda para llegar al pueblo, dejando a un lado la Ermita de la Blanca, del siglo XVI  y que es además la más grande de La Vera.

Un poco más adelante ya empiezas a ver la silueta del pueblo dominada por su esbelto campanario, que se encuentra separada de la iglesia

Así como muchas iglesias y catedrales italianas, y que es la construcción más antigua de Pasarón de la Vera, ya que data del siglo XIII. Que esté separado de la iglesia hace pensar que en un principio fuera una atalaya.

De la Plaza de España al Palacio

Pasarón de la Vera - Plaza MayorPara visitar Pasarón de la Vera puedes aparcar en las inmediaciones de la garganta, que no verás ya que se encuentra soterrada desde hace unos años.

Desde allí puedes caminar subiendo por una empinada calle que te lleva hasta la Plaza de España, donde se encuentra el Ayuntamiento y otros bonitos edificios así como algunos restos romanos.

Pasarón de la Vera - Palacio Manrique de LaraSaliendo de la Plaza de España podemos ir caminando hacia la otra gran plaza de Pasarón de la Vera, la Plaza del Cementerio donde se encuentra la Iglesia del Salvador. Pero no te preocupes, que aquello no es actualmente un cementerio. Lo fue en épocas pasadas pero conservó el nombre.

A mitad de camino es obligatorio girar a la derecha para llegar hasta uno de los principales edificios del pueblo, el Palacio de los Manrique de Lara. Este palacio es uno de los más bonitos de la zona y data del siglo XVI construido en estilo renacentista italiano.

De su exterior hay que destacar su balcón y sobre todo las 5 gigantescas (en relación al edificio) chimeneas que se encuentran en el tejado. De su interior, la escalera de piedra que te lleva al piso superior, sus salones y sus bonitas habitaciones.

La Iglesia del Salvador y el Museo Pecharromán

Pasarón de la Vera - Museo PecharrománProsiguiendo el camino llegamos por fin a la plaza donde se encuentra la Iglesia del Salvador.

Y junto a ella la torre del campanario de la que hemos hablado anteriormente. La iglesia es realmente bonita y fue construida en el siglo XVI.

Su exterior no es demasiado destacable y presenta una sobriedad que resalta con su espectacular interior donde podemos admirar el Retablo Mayor y otros retablos laterales así como el órgano, la sacristía y la imagen del Cristo de los Perdones.

Muy cerca de la iglesia tienes otro lugar de interés que merece la pena visitar y que no te llevará mucho tiempo.

Se trata del Museo Pecharromán, situado en una casona del siglo XVII y en el que se exponen las obras del artista Ricardo Pecharromán, así como una espectacular biblioteca con más de 150.000 volúmenes

Estos son los principales puntos de interés aunque el mero hecho de pasear por sus calles y admirar sus edificios ya es algo que te sorprenderá en Pasarón de la Vera, un pueblo que no se encuentra en la carretera principal que atraviesa La Vera pero de la que merece la pena desviarse para visitar.